/ domingo 14 de abril de 2019

Destaca el estado en anomalías genéticas

Aguascalientes ocupa el primer lugar nacional en cuanto a niños que nacen con estrabismo o alguna otra malformación genética, situación que se presenta con mayor incidencia en los municipios de El Llano, Asientos y Tepezalá

Aguascalientes ocupa el primer lugar nacional en cuanto a niños que nacen con estrabismo o alguna otra malformación genética, situación que se presenta con mayor incidencia en los municipios de El Llano, Asientos y Tepezalá.

Así lo informó en entrevista Claudia Lomelí Gutiérrez, presidente de la Fundación Cambiando una Vida, quien añadió que si bien es alto el número de niños atendidos por estrabismo, son también muy frecuentes los casos de labio y paladar hendido.

En los municipios mencionados añadió, es frecuente encontrar casos de polidactilia, sindactilia,

en Asientos localizamos una familia en la que 30 miembros de ésta, padecen uno de esos dos problemas cuyo tratamiento es muy caro, porque las malformaciones congénitas requieren de varias cirugías para que la persona pueda integrarse con mayor seguridad a los círculos familiares y sociales

Por esta razón,

la Fundación ha firmado diferentes convenios con instituciones de salud privadas así como con cirujanos plásticos, traumatólogos, otorrinolaringólogos y otros especialistas que se han sumado al esfuerzo de atender a niños de familias de escasos recursos económicos, lo que nos ha permitido que con una mínima inversión hemos logrado operar a un gran número de niños, 80 hasta el momento

Las malformaciones, comentó, se producen durante el embarazo, y puede ser por falta de ácido fólico o exposición a algún producto químico,

pero no hay una estadística, sí puede ser por mala alimentación de la madre durante el periodo de gestación, un problema hereditario e incluso causado por el consumo de estupefacientes.Claudia Lomelí Gutiérrez

Aguascalientes ocupa el primer lugar nacional en cuanto a niños que nacen con estrabismo o alguna otra malformación genética, situación que se presenta con mayor incidencia en los municipios de El Llano, Asientos y Tepezalá.

Así lo informó en entrevista Claudia Lomelí Gutiérrez, presidente de la Fundación Cambiando una Vida, quien añadió que si bien es alto el número de niños atendidos por estrabismo, son también muy frecuentes los casos de labio y paladar hendido.

En los municipios mencionados añadió, es frecuente encontrar casos de polidactilia, sindactilia,

en Asientos localizamos una familia en la que 30 miembros de ésta, padecen uno de esos dos problemas cuyo tratamiento es muy caro, porque las malformaciones congénitas requieren de varias cirugías para que la persona pueda integrarse con mayor seguridad a los círculos familiares y sociales

Por esta razón,

la Fundación ha firmado diferentes convenios con instituciones de salud privadas así como con cirujanos plásticos, traumatólogos, otorrinolaringólogos y otros especialistas que se han sumado al esfuerzo de atender a niños de familias de escasos recursos económicos, lo que nos ha permitido que con una mínima inversión hemos logrado operar a un gran número de niños, 80 hasta el momento

Las malformaciones, comentó, se producen durante el embarazo, y puede ser por falta de ácido fólico o exposición a algún producto químico,

pero no hay una estadística, sí puede ser por mala alimentación de la madre durante el periodo de gestación, un problema hereditario e incluso causado por el consumo de estupefacientes.Claudia Lomelí Gutiérrez

Policiaca

No paga caro hotel

Se hospedó en una habitación de cuatro mil 500 pesos, sin tener dinero

Policiaca

Estalla tanque de gas

La conflagración fue rápidamente controlada. No se reportan heridos

Policiaca

Fuerte encontronazo

Choque entre dos autos en la 70 oriente deja dos lesionados

Policiaca

Salvan a presuicida

Había consumido alcohol y medicamento controlado

Local

Quiere IEE autonomía

No existe libertad plena en el aspecto presupuestal

Local

Crece número de madres solteras

La problemática se relaciona también con los niveles de escolaridad y la incorporación temprana al mercado de trabajo