/ sábado 1 de junio de 2019

Musical reflexiona sobre el bullying

A los 13 refleja el mundo adolescente en el que los abusos pueden llegar a cambiar una vida

Evan es un adolescente como cualquier otro, tiene un hogar, a sus padres y amigos, pero todo lo anterior desaparece cuando el divorcio destruye todo lo que él conoce, así que hace sus maletas y se ve forzado a dejar su mundo para empezar una nueva historia en un pequeño pueblo donde todo será completamente diferente.

A los 13 es una obra musical con 14 jóvenes en escena, quien conforman este mundo adolescente donde la amistad, la diversión pero también el bullying forman parte de las vivencias diarias de quienes atraviesan por ésta edad y deben de superar los obstáculos para sobrevivir.

Basado en el libro 13 de Dan Elish y Robert Horn, lleva al espectador a conocer la historia de Evan Goldman, un preadolescente que debido al divorcio de sus padres tiene que mudarse de la gran metrópoli a un sitio de provincia, donde sus sueños de tener amigos y una gran fiesta de cumpleaños ya no existen, sólo quiere sobrevivir el año escolar.

Con varios números musicales en escena y el debut actoral de Jesusa Ochoa (Kendra), hija del productor, así como de Matías Gruener (Cover Brad), primogénito de Susana Zavaleta, esta historia muestra en algunas partes, la crudeza de la violencia de género, pero también de los abusos a los que son sometidos los jóvenes cuando se convierten en blanco de un grupo de estudiantes que los destruyen por dentro y por fuera y cómo algunos logran sobrevivir para contarlo, mientras que otros caen presa de la depresión y el suicidio.

Basado en una historia inglesa, esta puesta en escena llega a México a través de Teatro Fantástico, Jesús Ochoa, Eugenia Leñero, Fernando Martínez y Yosi Bernstein, quienes deciden unirse en un proyecto original, que además de entretener, busca cultivar en el público juvenil que en un futuro no muy lejano será la generación que consuma teatro, la necesidad de mantener vigente estos espacios.

De acuerdo a Jesús Ochoa, entrevistado en la alfombra roja, A los 13 es un foco rojo, una alerta para los padres que trabajan más de diez horas al día y desconocen cómo es el desarrollo de sus hijos y por quienes está rodeado, “veamos la realidad, los golpeadores, los abusadores está conformado por jóvenes que carecen de poder y atención en su casa, quieren ser vistos, pero también practican la violencia como válvula de escape del enojo de no tener una familia como los demás, envidian a sus víctimas y por ello siempre abusan de ellos, por otra parte, muchos chicos que son abusados no salen de esto fácilmente y la tasa de mortandad va en aumento por los suicidios, nosotros hacemos esto pero en casa hay que hacer el triple de trabajo”, señaló Ochoa.

Por su parte, Susana Zavaleta mostró su orgullo de que su hijo Matías por fín empiece a levantar vuelo como actor, “estuvimos juntos en Los Locos Adams, mi hijo interpretó a Pericles y ahí conoció a Chucho, quien le dio la oportunidad de audicionar y se quedó en esta obra que es perfecta para que los jóvenes aprendan a respetar, algo que nuestros padres nos enseñaron con cinturón en mano, aunque ahora ya no se permite, pero debo decir que la lección quedó muy bien entendida”, expresó la cantante.

A los 13 se presenta todos los domingos en el teatro Libanés con funciones a las 10:00 y 12:30 del día.

Evan es un adolescente como cualquier otro, tiene un hogar, a sus padres y amigos, pero todo lo anterior desaparece cuando el divorcio destruye todo lo que él conoce, así que hace sus maletas y se ve forzado a dejar su mundo para empezar una nueva historia en un pequeño pueblo donde todo será completamente diferente.

A los 13 es una obra musical con 14 jóvenes en escena, quien conforman este mundo adolescente donde la amistad, la diversión pero también el bullying forman parte de las vivencias diarias de quienes atraviesan por ésta edad y deben de superar los obstáculos para sobrevivir.

Basado en el libro 13 de Dan Elish y Robert Horn, lleva al espectador a conocer la historia de Evan Goldman, un preadolescente que debido al divorcio de sus padres tiene que mudarse de la gran metrópoli a un sitio de provincia, donde sus sueños de tener amigos y una gran fiesta de cumpleaños ya no existen, sólo quiere sobrevivir el año escolar.

Con varios números musicales en escena y el debut actoral de Jesusa Ochoa (Kendra), hija del productor, así como de Matías Gruener (Cover Brad), primogénito de Susana Zavaleta, esta historia muestra en algunas partes, la crudeza de la violencia de género, pero también de los abusos a los que son sometidos los jóvenes cuando se convierten en blanco de un grupo de estudiantes que los destruyen por dentro y por fuera y cómo algunos logran sobrevivir para contarlo, mientras que otros caen presa de la depresión y el suicidio.

Basado en una historia inglesa, esta puesta en escena llega a México a través de Teatro Fantástico, Jesús Ochoa, Eugenia Leñero, Fernando Martínez y Yosi Bernstein, quienes deciden unirse en un proyecto original, que además de entretener, busca cultivar en el público juvenil que en un futuro no muy lejano será la generación que consuma teatro, la necesidad de mantener vigente estos espacios.

De acuerdo a Jesús Ochoa, entrevistado en la alfombra roja, A los 13 es un foco rojo, una alerta para los padres que trabajan más de diez horas al día y desconocen cómo es el desarrollo de sus hijos y por quienes está rodeado, “veamos la realidad, los golpeadores, los abusadores está conformado por jóvenes que carecen de poder y atención en su casa, quieren ser vistos, pero también practican la violencia como válvula de escape del enojo de no tener una familia como los demás, envidian a sus víctimas y por ello siempre abusan de ellos, por otra parte, muchos chicos que son abusados no salen de esto fácilmente y la tasa de mortandad va en aumento por los suicidios, nosotros hacemos esto pero en casa hay que hacer el triple de trabajo”, señaló Ochoa.

Por su parte, Susana Zavaleta mostró su orgullo de que su hijo Matías por fín empiece a levantar vuelo como actor, “estuvimos juntos en Los Locos Adams, mi hijo interpretó a Pericles y ahí conoció a Chucho, quien le dio la oportunidad de audicionar y se quedó en esta obra que es perfecta para que los jóvenes aprendan a respetar, algo que nuestros padres nos enseñaron con cinturón en mano, aunque ahora ya no se permite, pero debo decir que la lección quedó muy bien entendida”, expresó la cantante.

A los 13 se presenta todos los domingos en el teatro Libanés con funciones a las 10:00 y 12:30 del día.

Policiaca

Cae de un carro en movimiento frente a Altaria

La afectada fue trasladada por uno de sus hijos a recibir atención médica especializada

Local

Anuncian más apoyos para microempresarios

El gobernador Martín Orozco Sandoval anuncia que se otorgarán financiamientos de hasta 11 mil 250 pesos para respaldar a emprendedores ya pequeños negocios en crisis

Local

Cuidado con las ofertas laborales en el exterior

La Oficina de Atención al Migrante exhorta a la población a no ser víctima de engaños disfrazados de promociones para trabajar en el extranjero

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores