/ martes 18 de mayo de 2021

Senadores faltistas cobran sin trabajar

Sólo los morenistas Ricardo Monreal y Martí Batres acudieron a las 184 sesiones del Pleno

Entre el 4 de septiembre de 2018 y el jueves 29 de abril de 2021, sólo dos de los 128 senadores de la República asistieron a todas las sesiones ordinarias que convocó la LXIV Legislatura: los morenistas Ricardo Monreal y Martí Batres. En el otro extremo, el legislador priista Carlos Aceves del Olmo acudió apenas a 58 por ciento de las 184 sesiones celebradas en el Pleno en casi tres años de trabajo.

El también líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la mayor central obrera que afilia a cuatro millones y medio de trabajadores en el país, acumuló 78 ausencias en el primer trienio de sesiones, aunque sólo una de sus faltas hizo merma en su salario porque en el resto se le justificó la inasistencia.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La norma constitucional, en su artículo 64, establece que “los diputados y senadores que no concurran a una sesión, sin causa justificada o sin permiso de la Cámara respectiva, no tendrán derecho a la dieta correspondiente al día en que falten”. La regla, sin embargo, rara vez afecta el ingreso de los legisladores –de 105 mil 600 pesos mensuales más otros apoyos–, que se las ingenian para justificar todas sus ausencias.

De acuerdo con las listas de asistencia de la Cámara alta, disponibles en su portal de internet, de mil 475 faltas que acumulan los actuales senadores, 263 corresponden a comisiones oficiales (viajes de trabajo) en tanto que apenas 39 fueron ausencias injustificadas.

El artículo 146 del Reglamento del Senado considera inasistencia a una sesión cuando el legislador no registra su asistencia o cuando no está en las votaciones de proyectos de dictamen. La falta se puede justificar por escrito ante el presidente de la Mesa Directiva en forma previa o dentro de los cinco días hábiles posteriores a la reunión convocada.

En ningún caso, el presidente de la Mesa Directiva puede justificar más de seis inasistencias en un periodo ordinario de sesiones, salvo por enfermedad o cumplimiento de encomiendas oficiales. Y las faltas por enfermedad o durante los períodos pre y post parto, en el caso de las senadoras, se justifican hasta por un máximo de diez sesiones consecutivas.

En lo que va de la LXIV Legislatura el Senado ha tenido a tres presidentes en la Mesa Directiva, encargados de conceder los permisos a los legisladores faltistas. El primero fue Martí Batres Guadarrama, le siguió Mónica Fernández Balboa y actualmente está Eduardo Ramírez Aguilar.

El constitucionalista y catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Jaime Cárdenas Gracia, calificó como una “argucia” de los senadores que justifiquen las faltas, lo que demuestra el desinterés por la tarea legislativa.

“Unos cuantos son los que trabajan, no son más de 25 senadores; aunque justifiquen las ausencias, lo cierto es que son faltas. Hay legisladores que trabajan mucho y otros que no trabajan nada”, consideró.

De acuerdo con el portal del Senado, junto con Aceves del Olmo los senadores con más récord de faltas fueron Gerardo Novelo Osuna, Lucía Trasviña Waldenrath y María Antonia Cárdenas Mariscal, de Morena; Martha Cecilia Márquez, Roberto Moya Clemente, Raúl Paz Alonzo e Ismael García Cabeza de Vaca, del PAN; Alejandra Lagunes Soto, del PVEM, y Cora Cecilia Pinedo Alonso, del PT.

En todos los casos, los legisladores tuvieron el permiso de la Mesa Directiva para ausentarse la mayoría de las veces.

A diferencia de los faltistas, los que asistieron a todas las 184 sesiones fueron el líder de los senadores morenistas, Ricardo Monreal Ávila, y Martí Batres Guadarrama.

Gloria Sánchez Hernández, también de Morena, que entró en sustitución de Rocío Nahle García cuando ésta fue llamada por el presidente López Obrador para ocupar la cartera de Energía, también ha asistido al cien por ciento de las 159 sesiones realizadas desde que ocupó la curul.

NI HOME OFFICE

Las ausencias se repitieron a lo largo de 2020 y lo que va de este año, pese a que los senadores pudieron sesionar a distancia debido a la pandemia de Covid-19, lo que significa que ni siquiera se conectaron para hacer home office. Sólo por poner un ejemplo, Carlos Aceves del Olmo faltó 22 veces desde el 30 de marzo del año pasado, fecha en que se decretó la emergencia sanitaria en México.

Para el director de la Clínica de Interés Público del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Javier Cruz Angulo, con las ausencias de los senadores se afecta el trabajo legislativo al no existir representación de la población que los eligió, y disminuye el debate legislativo en la creación de leyes.

Cruz Angulo y Cárdenas Gracia coinciden en que se debe reformar el artículo 64 de la Constitución para restringir las ausencias de los senadores en el Pleno y en las comisiones.

A diferencia de los senadores, que se pueden dar el lujo de ausentarse de sus labores legislativas sin castigo, un patrón puede despedir a un trabajador de manera inmediata con tres faltas consecutivas, según el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo.

Entre el 4 de septiembre de 2018 y el jueves 29 de abril de 2021, sólo dos de los 128 senadores de la República asistieron a todas las sesiones ordinarias que convocó la LXIV Legislatura: los morenistas Ricardo Monreal y Martí Batres. En el otro extremo, el legislador priista Carlos Aceves del Olmo acudió apenas a 58 por ciento de las 184 sesiones celebradas en el Pleno en casi tres años de trabajo.

El también líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la mayor central obrera que afilia a cuatro millones y medio de trabajadores en el país, acumuló 78 ausencias en el primer trienio de sesiones, aunque sólo una de sus faltas hizo merma en su salario porque en el resto se le justificó la inasistencia.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La norma constitucional, en su artículo 64, establece que “los diputados y senadores que no concurran a una sesión, sin causa justificada o sin permiso de la Cámara respectiva, no tendrán derecho a la dieta correspondiente al día en que falten”. La regla, sin embargo, rara vez afecta el ingreso de los legisladores –de 105 mil 600 pesos mensuales más otros apoyos–, que se las ingenian para justificar todas sus ausencias.

De acuerdo con las listas de asistencia de la Cámara alta, disponibles en su portal de internet, de mil 475 faltas que acumulan los actuales senadores, 263 corresponden a comisiones oficiales (viajes de trabajo) en tanto que apenas 39 fueron ausencias injustificadas.

El artículo 146 del Reglamento del Senado considera inasistencia a una sesión cuando el legislador no registra su asistencia o cuando no está en las votaciones de proyectos de dictamen. La falta se puede justificar por escrito ante el presidente de la Mesa Directiva en forma previa o dentro de los cinco días hábiles posteriores a la reunión convocada.

En ningún caso, el presidente de la Mesa Directiva puede justificar más de seis inasistencias en un periodo ordinario de sesiones, salvo por enfermedad o cumplimiento de encomiendas oficiales. Y las faltas por enfermedad o durante los períodos pre y post parto, en el caso de las senadoras, se justifican hasta por un máximo de diez sesiones consecutivas.

En lo que va de la LXIV Legislatura el Senado ha tenido a tres presidentes en la Mesa Directiva, encargados de conceder los permisos a los legisladores faltistas. El primero fue Martí Batres Guadarrama, le siguió Mónica Fernández Balboa y actualmente está Eduardo Ramírez Aguilar.

El constitucionalista y catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Jaime Cárdenas Gracia, calificó como una “argucia” de los senadores que justifiquen las faltas, lo que demuestra el desinterés por la tarea legislativa.

“Unos cuantos son los que trabajan, no son más de 25 senadores; aunque justifiquen las ausencias, lo cierto es que son faltas. Hay legisladores que trabajan mucho y otros que no trabajan nada”, consideró.

De acuerdo con el portal del Senado, junto con Aceves del Olmo los senadores con más récord de faltas fueron Gerardo Novelo Osuna, Lucía Trasviña Waldenrath y María Antonia Cárdenas Mariscal, de Morena; Martha Cecilia Márquez, Roberto Moya Clemente, Raúl Paz Alonzo e Ismael García Cabeza de Vaca, del PAN; Alejandra Lagunes Soto, del PVEM, y Cora Cecilia Pinedo Alonso, del PT.

En todos los casos, los legisladores tuvieron el permiso de la Mesa Directiva para ausentarse la mayoría de las veces.

A diferencia de los faltistas, los que asistieron a todas las 184 sesiones fueron el líder de los senadores morenistas, Ricardo Monreal Ávila, y Martí Batres Guadarrama.

Gloria Sánchez Hernández, también de Morena, que entró en sustitución de Rocío Nahle García cuando ésta fue llamada por el presidente López Obrador para ocupar la cartera de Energía, también ha asistido al cien por ciento de las 159 sesiones realizadas desde que ocupó la curul.

NI HOME OFFICE

Las ausencias se repitieron a lo largo de 2020 y lo que va de este año, pese a que los senadores pudieron sesionar a distancia debido a la pandemia de Covid-19, lo que significa que ni siquiera se conectaron para hacer home office. Sólo por poner un ejemplo, Carlos Aceves del Olmo faltó 22 veces desde el 30 de marzo del año pasado, fecha en que se decretó la emergencia sanitaria en México.

Para el director de la Clínica de Interés Público del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Javier Cruz Angulo, con las ausencias de los senadores se afecta el trabajo legislativo al no existir representación de la población que los eligió, y disminuye el debate legislativo en la creación de leyes.

Cruz Angulo y Cárdenas Gracia coinciden en que se debe reformar el artículo 64 de la Constitución para restringir las ausencias de los senadores en el Pleno y en las comisiones.

A diferencia de los senadores, que se pueden dar el lujo de ausentarse de sus labores legislativas sin castigo, un patrón puede despedir a un trabajador de manera inmediata con tres faltas consecutivas, según el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo.

Local

Continúa el mejoramiento de los planteles escolares

Los costos de reparación se obtendrán del fondo del Instituto de Educación de Aguascalientes

Policiaca

Mujer encuentra a su esposo suspendido

Dio aviso a las autoridades cuando se dio cuenta que no respondía a ningún estímulo

Salud

Aplicarán segundas dosis anti-covid en el municipio capital

Adultos mayores de 50 años, embarazadas y rezagados podrán completar su esquema de vacunación

Gossip

Hay Festival busca abrir la conversación en actividades presenciales

El evento reafirma su compromiso con la difusión de la cultura y la literatura, a través de una edición híbrida, y preparan libro de memorias

Gossip

Redefinen rol de las mujeres skates en serie Betty

El colectivo femenil Skate Kitchen continúa su lucha contra los estereotipos y presentan la segunda temporada de su serie Betty 

Sociedad

Con amenazas, cártel recluta a pobladores de Buenavista, Michoacán

Cárteles Unidos busca detener la movilización de una célula de Jalisco Nueva Generación que presuntamente ingresó el miércoles a la zona; en cada puesto de control, visibles 40 hombres armados

Gossip

Dos cosas ocurrieron en Allende: Los asesinatos y el silencio: James Schamus

El productor James Schamus platica con El Sol de México sus razones para realizar la serie de Somos. sobre la masacre de Allende, Coahuila 

Cine

Premian al “escritor que hace cine”

Gonzalo Suárez recibe el Premio Luis Buñuel de la 49ª edición de Festival de Huesca

Policiaca

Mujer encuentra a su esposo suspendido

Dio aviso a las autoridades cuando se dio cuenta que no respondía a ningún estímulo