/ domingo 16 de junio de 2024

¡No es moda! Es un arte hacer Drag

En esta manifestación de arte y expresión ni siquiera importa la orientación sexual, se trata de crear, actuar a través de un personaje y sus elementos de jugar con una fantasía transformista

Pero… ¿cómo empezó todo? A comienzos del siglo XX, las estrellas del cine mudo empezaron a mostrar el drag en las películas. En aquellas primeras representaciones, el transformismo era usado como elemento humorístico donde los personajes utilizaban un vestuario burdo y actuaban de manera masculina con el afán de hacer reír al público.

Existe la creencia de que esta especie de tendencia con impacto de hombres vestidos como mujeres se originó en el teatro isabelino en Inglaterra, en el que las mujeres no tenían permitido actuar. Antes de que las drag queens fueran artistas de gran renombre que realizan espectáculos y compiten en diferentes programas, existía una realidad totalmente diferente que tiene todo que ver con el machismo y la nulidad de la mujer, que al parecer fue usado como una expresión propia de los hombres, que no gustaban, precisamente, de las féminas, por lo que fue una forma permisiva de expresión en un entorno reprimente para muchos.

La palabra DRAG sí proviene del inglés, y se traduce literalmente como “arrastrar”. Su uso actual proviene del siglo XIX donde se utilizaba para referirse a faldas o vestidos largos que los artistas masculinos usaban en espectáculos de burlesque.

Los bailes de drags empezaron a florecer y cobrar alto impacto, claro, en Nueva York en pleno Renacimiento de Harlem, a principios del siglo XX, en la autobiografía de Langston Hughes de 1940 se acota este dato. Esto evolucionó hasta convertirse en la comunidad de bailes de salón de Harlem, que se retrató en el documental de 1990 Paris is Burning.

Para México en la historia, el arte drag surgió a partir del travestismo enfocado en la imitación, que era más bien llamado transformismo, una actividad interpretativa que se realiza en entornos de gran sociabilización LGBTIQ+, los cuales eran centros de entretenimiento nocturno, también fiestas privadas o eventos artístico-culturales entre otros muchos más.

¿Por qué el Drag es arte?

Al hacer DRAG, se genera una expresión a través del vestuario, el maquillaje, las pelucas y el performance para crear y actuar a través de un personaje de sexo exclusivamente femenino. Es un arte tan flexible y dinámico que cualquiera puede hacer su propia fantasía transformista y para este caso, en esta práctica no importa en realidad el género u orientación sexual.

___________________________________

Escucha el Podcast ⬇️

Pero… ¿cómo empezó todo? A comienzos del siglo XX, las estrellas del cine mudo empezaron a mostrar el drag en las películas. En aquellas primeras representaciones, el transformismo era usado como elemento humorístico donde los personajes utilizaban un vestuario burdo y actuaban de manera masculina con el afán de hacer reír al público.

Existe la creencia de que esta especie de tendencia con impacto de hombres vestidos como mujeres se originó en el teatro isabelino en Inglaterra, en el que las mujeres no tenían permitido actuar. Antes de que las drag queens fueran artistas de gran renombre que realizan espectáculos y compiten en diferentes programas, existía una realidad totalmente diferente que tiene todo que ver con el machismo y la nulidad de la mujer, que al parecer fue usado como una expresión propia de los hombres, que no gustaban, precisamente, de las féminas, por lo que fue una forma permisiva de expresión en un entorno reprimente para muchos.

La palabra DRAG sí proviene del inglés, y se traduce literalmente como “arrastrar”. Su uso actual proviene del siglo XIX donde se utilizaba para referirse a faldas o vestidos largos que los artistas masculinos usaban en espectáculos de burlesque.

Los bailes de drags empezaron a florecer y cobrar alto impacto, claro, en Nueva York en pleno Renacimiento de Harlem, a principios del siglo XX, en la autobiografía de Langston Hughes de 1940 se acota este dato. Esto evolucionó hasta convertirse en la comunidad de bailes de salón de Harlem, que se retrató en el documental de 1990 Paris is Burning.

Para México en la historia, el arte drag surgió a partir del travestismo enfocado en la imitación, que era más bien llamado transformismo, una actividad interpretativa que se realiza en entornos de gran sociabilización LGBTIQ+, los cuales eran centros de entretenimiento nocturno, también fiestas privadas o eventos artístico-culturales entre otros muchos más.

¿Por qué el Drag es arte?

Al hacer DRAG, se genera una expresión a través del vestuario, el maquillaje, las pelucas y el performance para crear y actuar a través de un personaje de sexo exclusivamente femenino. Es un arte tan flexible y dinámico que cualquiera puede hacer su propia fantasía transformista y para este caso, en esta práctica no importa en realidad el género u orientación sexual.

___________________________________

Escucha el Podcast ⬇️

República

Amigo de Milton Figueroa: "Perder un hijo no tiene nombre"

La muerte de un hijo es lo peor que le puede pasar a un padre, explica don Rogelio Jiménez

República

Dan último adiós a Milton Morales Figueroa en Aguascalientes

El domingo 21 de julio fue asesinado en el estado de México y su cuerpo fue trasladado a Aguascalientes, su tierra natal

Finanzas

Inversión extranjera en Aguascalientes desciende un 150 por ciento: ¿Qué pasó?

Un factor que se considera es la incertidumbre generada por el proceso electoral recurrente

Sociedad

Mujeres en crimen organizado no buscan liderazgo, sino subsistir: Angélica Contreras

Buscan alternativas para aumentar sus ingresos, ya que en ocasiones son violentadas en este eje

Finanzas

Economía de Aguascalientes en riesgo: urge diversificar

En Aguascalientes se garantiza mano de obra capacitada para las tecnologías gracias a la oferta educativa en la entidad

Local

¿Podría haber desabasto de refrescos en las tienditas de Aguascalientes?

Hasta el momento no se tiene problemas, pero no se descarta que se acabe el producto que se tiene en bodegas