/ viernes 10 de julio de 2020

La maldición de Glee ataca de nuevo

Sonados han sido los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de los protagonistas de la exitosa serie

MADRID. Sonados han sido los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de los protagonistas de la exitosa serie Glee, que a pesar de ya no estar al aire, sigue vigente por una especie de maldición que pesa sobre ella. El último de los sucesos fue la desaparición de la actriz Naya Rivera este miércoles.

La intérprete estadounidense de origen puertorriqueño que daba vida a Santana López en la serie, fue reportada como desaparecida desde la tarde del miércoles, tras caer al agua en un lago cercano a Los Ángeles, según anunciaron las autoridades estadounidenses.

La policía de Ventura, un condado al norte de California, buscaba a la actriz luego de recibir una llamada de emergencia horas después de que alquilara una embarcación de recreo junto a su hijo en el Lago Piru. Su desaparición es sólo la última de la concatenación de desdichas de Glee.

Para saber por qué esta ficción, que Ryan Murphy creó con el objetivo de mandar mensajes positivos sobre apoyarse y crear comunidad ante cualquier adversidad, ha condenado a muchos de sus actores hay que remontarse a su inicio.

Glee nació en 2009 y lo que, en principio, parecía ser una serie normal sobre preocupaciones de los jóvenes en el instituto, pronto se convertiría en un fenómeno mundial. Los jóvenes actores, desconocidos inicialmente, tuvieron que acostumbrarse rápido a la fama, a ser una cara visible, a que les pararan por la calle, a diferentes giras y conciertos, en muy poco tiempo.

Estas premisas, mezcladas con algunos problemas personales, hicieron que algunos de sus protagonistas no soportaran el éxito y terminaran sus vidas con un final trágico.

El primero de ellos fue el protagonista de la serie, Cory Monteith, cuyo cuerpo se encontró en 2013 en un hotel de Vancouver. El fallecimiento del actor, de tan solo 31 años, se debió al abuso de sustancias, como alcohol y heroína.

Poco tiempo antes de su muerte, Monteith había estado internado en un centro de rehabilitación para recuperarse de una adicción que arrastraba desde los 19 años.

Cinco años después llegaría otra tragedia. Mark Salling, quien daba vida al personaje de Noah “Puck”, más conocido por Puckerman, se quitó la vida tras ser el centro de un escabroso asunto en el que le declaraban culpable de pornografía infantil y de violación a su expareja.

El reparto se ha visto involucrado en varios problemas. / Foto: Cortesía

El actor fue detenido en diciembre de 2015 cuando los investigadores encontraron en su domicilio más de 50 mil imágenes pornográficas y eróticas de niños y 600 videos con la misma temática, delito por el que se enfrentaba a una pena de cárcel de entre cuatro y siete años, además de tener que pagar a sus víctimas y ser incluido en el registro de acosadores sexuales.

El año pasado se destapó el caso de maltrato de pareja por parte de Blake Jenner (Ryder Lynn en Glee) a su ex pareja, también del reparto de la serie, Melissa Benoist, quien interpretaba a Marley Rose.

“Aprendí lo que se siente al ser inmovilizada y abofeteada repetidamente, golpeada con tanta fuerza que sentí que me quedaba sin aire, arrastrada por el pelo por el suelo, golpeada en la cabeza, pellizcada hasta que se me rompía la piel, estrellada contra la pared, ahogada”, explicaba la actriz en un duro video subido a su cuenta de Instagram.

La intérprete nunca ha dado el nombre de Jenner, pero sí los datos suficientes como para identificar al actor, que fue su marido entre 2015 y 2017, como quien que la maltrataba y abusaba de ella.

Tras el asesinato de George Floyd, llegó la penúltima de las maldiciones al reparto de Glee. La actriz Lea Michele (Rachel Berry) fue acusada de racismo y microagresiones durante el rodaje por su compañera de reparto Samantha Ware (Jane Hayward).

Quejas a las que se unieron otras actrices provocando que Michele tuviera que pedir disculpas públicamente por su comportamiento en el pasado. Además, la actriz también fue acusada años atrás de acoso al no querer compartir el protagonismo. “Era un infierno trabajar con ella”, citaba en sus memorias la actriz Naya Rivera.

Casos trágicos que van sucediendo a los actores de la exitosa serie musical. Las maldiciones surgen y atacan de nuevo. “¿quién será el siguiente?”.

En tanto, las labores de búsqueda de la actriz Naya River, pasaron a ser de recuperación del cuerpo en lugar de rescate, indicaron las autoridades este jueves en una rueda de prensa.

"Trabajamos con la hipótesis de que cayó al agua y no hemos podido localizarla. Puede ser un caso de ahogamiento", indicó el capitán de la oficina del sheriff del Condado de Ventura, Eric Buschow, a los medios de comunicación.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

MADRID. Sonados han sido los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de los protagonistas de la exitosa serie Glee, que a pesar de ya no estar al aire, sigue vigente por una especie de maldición que pesa sobre ella. El último de los sucesos fue la desaparición de la actriz Naya Rivera este miércoles.

La intérprete estadounidense de origen puertorriqueño que daba vida a Santana López en la serie, fue reportada como desaparecida desde la tarde del miércoles, tras caer al agua en un lago cercano a Los Ángeles, según anunciaron las autoridades estadounidenses.

La policía de Ventura, un condado al norte de California, buscaba a la actriz luego de recibir una llamada de emergencia horas después de que alquilara una embarcación de recreo junto a su hijo en el Lago Piru. Su desaparición es sólo la última de la concatenación de desdichas de Glee.

Para saber por qué esta ficción, que Ryan Murphy creó con el objetivo de mandar mensajes positivos sobre apoyarse y crear comunidad ante cualquier adversidad, ha condenado a muchos de sus actores hay que remontarse a su inicio.

Glee nació en 2009 y lo que, en principio, parecía ser una serie normal sobre preocupaciones de los jóvenes en el instituto, pronto se convertiría en un fenómeno mundial. Los jóvenes actores, desconocidos inicialmente, tuvieron que acostumbrarse rápido a la fama, a ser una cara visible, a que les pararan por la calle, a diferentes giras y conciertos, en muy poco tiempo.

Estas premisas, mezcladas con algunos problemas personales, hicieron que algunos de sus protagonistas no soportaran el éxito y terminaran sus vidas con un final trágico.

El primero de ellos fue el protagonista de la serie, Cory Monteith, cuyo cuerpo se encontró en 2013 en un hotel de Vancouver. El fallecimiento del actor, de tan solo 31 años, se debió al abuso de sustancias, como alcohol y heroína.

Poco tiempo antes de su muerte, Monteith había estado internado en un centro de rehabilitación para recuperarse de una adicción que arrastraba desde los 19 años.

Cinco años después llegaría otra tragedia. Mark Salling, quien daba vida al personaje de Noah “Puck”, más conocido por Puckerman, se quitó la vida tras ser el centro de un escabroso asunto en el que le declaraban culpable de pornografía infantil y de violación a su expareja.

El reparto se ha visto involucrado en varios problemas. / Foto: Cortesía

El actor fue detenido en diciembre de 2015 cuando los investigadores encontraron en su domicilio más de 50 mil imágenes pornográficas y eróticas de niños y 600 videos con la misma temática, delito por el que se enfrentaba a una pena de cárcel de entre cuatro y siete años, además de tener que pagar a sus víctimas y ser incluido en el registro de acosadores sexuales.

El año pasado se destapó el caso de maltrato de pareja por parte de Blake Jenner (Ryder Lynn en Glee) a su ex pareja, también del reparto de la serie, Melissa Benoist, quien interpretaba a Marley Rose.

“Aprendí lo que se siente al ser inmovilizada y abofeteada repetidamente, golpeada con tanta fuerza que sentí que me quedaba sin aire, arrastrada por el pelo por el suelo, golpeada en la cabeza, pellizcada hasta que se me rompía la piel, estrellada contra la pared, ahogada”, explicaba la actriz en un duro video subido a su cuenta de Instagram.

La intérprete nunca ha dado el nombre de Jenner, pero sí los datos suficientes como para identificar al actor, que fue su marido entre 2015 y 2017, como quien que la maltrataba y abusaba de ella.

Tras el asesinato de George Floyd, llegó la penúltima de las maldiciones al reparto de Glee. La actriz Lea Michele (Rachel Berry) fue acusada de racismo y microagresiones durante el rodaje por su compañera de reparto Samantha Ware (Jane Hayward).

Quejas a las que se unieron otras actrices provocando que Michele tuviera que pedir disculpas públicamente por su comportamiento en el pasado. Además, la actriz también fue acusada años atrás de acoso al no querer compartir el protagonismo. “Era un infierno trabajar con ella”, citaba en sus memorias la actriz Naya Rivera.

Casos trágicos que van sucediendo a los actores de la exitosa serie musical. Las maldiciones surgen y atacan de nuevo. “¿quién será el siguiente?”.

En tanto, las labores de búsqueda de la actriz Naya River, pasaron a ser de recuperación del cuerpo en lugar de rescate, indicaron las autoridades este jueves en una rueda de prensa.

"Trabajamos con la hipótesis de que cayó al agua y no hemos podido localizarla. Puede ser un caso de ahogamiento", indicó el capitán de la oficina del sheriff del Condado de Ventura, Eric Buschow, a los medios de comunicación.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Policiaca

Fallece sexagenario tras ser atropellado por un trailer

La víctima se trasladaba en una silla de ruedas, que era empujada por su esposa, que resultó ilesa

Local

Veolia da facilidades para pagos atrasados

Esquema a plazos diferidos permitirá ponerse al corriente a usuarios con tres meses de atraso

Local

Habrá nueva normalidad educativa en los planteles

El regreso presencial en nivel básico será una vez que el semáforo esté en verde, reitera el director general del IEA, Raúl Silva Perezchica

Política

Morena insiste en desaparecer 44 fideicomisos

Mario Delgado recordó que ya se hizo un parlamento abierto para revisar los que pueden desaparecer

Ecología

Industria del fast fashion, moda basura que contamina el planeta

La industria del fast fashion es la segunda más contaminante del mundo, responsable del 20 por ciento de las aguas residuales del planeta

Mundo

Grecia apuesta por el turismo a pequeña escala

La vida local griega podría ser la solución a la crisis turística, menos atraer masas y más protección del medio ambiente

Finanzas

Arrecia pelea por presidencia del BID

El candidato de EU acusó de subversivos a los países, incluido México, que piden posponer la elección

Finanzas

CCE busca apoyo de gobernadores para plan de infraestructura

La cúpula empresarial pone sobre la mesa de la Conago una cartera de 242 proyectos de obra para el país

Justicia

Investigan a policías de Guerrero por renta de armas

Autoridades hacen pruebas balísticas a los arsenales municipales para descartar su uso en actos ilícitos