/ domingo 17 de septiembre de 2023

Huelga automotriz en EU, en fase crítica

1Hasta el momento, 12 mil 700 de los 150 mil trabajadores sindicalizados del sector automotriz en EU están en huelga

WASHINGTON. El diálogo entre los trabajadores en huelga del sector automotriz de Estados Unidos y los gigantes de la industria está en una “fase crítica”, estimó Stellantis, matriz de Chrysler, mientras la presión política aumenta ante un conflicto que podría tener impacto en la economía estadounidense y la mexicana.

Stellantis, General Motors y Ford, los “tres grandes” de Detroit, se ven golpeados desde el primer minuto del viernes por una huelga de alcance limitado por demandas salariales pero que, según el poderoso sindicato United Auto Workers (UAW), podría extenderse.

Mientras que los ejecutivos de Stellantis aseguraron que una propuesta para reanudar la jornada laboral en una fábrica inactiva de Illinois fracasó, los negociadores de United Auto Workers y Ford Motor tuvieron “discusiones razonablemente productivas” hacia un nuevo contrato, dijo el sindicato automotríz.

Aunque las negociaciones se realizan con una elevada dosis de secretismo, General Motors y Ford han declarado públicamente que han ofrecido aumentos salariales del 20 por ciento distribuidos durante el cuatrienio.

De momento, solo una décima parte de los trabajadores de las tres empresas están en huelga, unas 13 mil 500 personas.

Siguiendo las instrucciones de UAW, los empleados de las tres plantas de montaje se declararon en huelga desde el viernes: Wentzville, en Misuri, de GM; Toledo, en Ohio, de Stellantis; y Míchigan, en Míchigan, de Ford.

Pero el parón de la producción en estas tres plantas afecta a otras instalaciones que fabrican componentes, por lo que el efecto va más allá de esas tres localidades.

Un informe dado a conocer a mediados de agosto estimó que una huelga de 10 días en GM, Ford y Stellantis tendría un costo de cinco mil millones de dólares.

Este año, las negociaciones se iniciaron en julio pero el sindicato y los fabricantes no han llegado a un acuerdo. El anterior convenio colectivo expiró a las 23:59 del jueves, por lo que UAW decidió convocar huelgas y presionar a las empresas para forzar un pacto.

UAW pidió alzas salariales de 46 por ciento en un lapso de cuatro años, así como la instauración de nuevas pensiones, la reducción de la jornada laboral a 32 horas y la sindicalización de los trabajadores de las fábricas de producción de baterías.

“Por primera vez en la historia, declararemos huelgas al mismo tiempo en las tres (compañías). Estamos usando una nueva estrategia, la huelga selectiva”, dijo el presidente de UAW, Shawn Fein.

GOLPE A MÉXICO

La huelga del sindicato automotriz podría generar impactos para el sector mexicano por un valor de 76 millones de dólares en la próxima semana, estimó la Industria Nacional de Autopartes (INA).

“Si bien es difícil determinar el efecto preciso en la industria de autopartes en México debido a que éste dependerá de varios factores, la INA estima que, durante los próximos siete días, de mantenerse el escenario actual, el nivel de producción de autopartes a nivel nacional podría presentar una disminución de aproximadamente 76 millones de dólares”, dijo el organismo en un comunicado.

Explicó que dicha disminución representaría 0.1 por ciento de las exportaciones mexicanas de autopartes realizadas a Estados Unidos durante el año pasado.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en México existen 37 plantas automotrices, de las cuales 20 producen automóviles, 10 fabrican motores y las siete restantes se dedican a las transmisiones.

Distribuidas en 12 entidades del país, el sector da empleo a más de 100 mil mexicanos. La mayoría de las piezas para la fabricación de los automotores son procedentes de Estados Unidos, por lo que el parón en el país del norte provocaría la falta de refacciones en México, lo que conllevaría a que se detengan o se retrase la producción nacional y afectaría a los miles de trabajadores.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sonora, Chihuahua, Guanajuato y Estado de México cuentan con plantas de Ford; Stellantis también tiene dos plantas en nuestro país, una Coahulia y otra en Estado de México y General Motors tiene cuatro plantas, en San Luis Potosí y repiten en Coahuila, Guanajuato y Estado de México, por lo que serían los estados mexicanos que resentirían la huelga en Estados Unidos.

México se encuentra entre los 10 principales productores de autos a nivel internacional.

UAW está preparada para prolongar los paros a largo plazo hasta que se atiendan sus reivindicaciones. Para ello cuenta con un fondo de 825 millones de dólares que permitirá pagar 500 dólares a la semana a los trabajadores en huelga para que tengan ingresos durante la protesta.

WASHINGTON. El diálogo entre los trabajadores en huelga del sector automotriz de Estados Unidos y los gigantes de la industria está en una “fase crítica”, estimó Stellantis, matriz de Chrysler, mientras la presión política aumenta ante un conflicto que podría tener impacto en la economía estadounidense y la mexicana.

Stellantis, General Motors y Ford, los “tres grandes” de Detroit, se ven golpeados desde el primer minuto del viernes por una huelga de alcance limitado por demandas salariales pero que, según el poderoso sindicato United Auto Workers (UAW), podría extenderse.

Mientras que los ejecutivos de Stellantis aseguraron que una propuesta para reanudar la jornada laboral en una fábrica inactiva de Illinois fracasó, los negociadores de United Auto Workers y Ford Motor tuvieron “discusiones razonablemente productivas” hacia un nuevo contrato, dijo el sindicato automotríz.

Aunque las negociaciones se realizan con una elevada dosis de secretismo, General Motors y Ford han declarado públicamente que han ofrecido aumentos salariales del 20 por ciento distribuidos durante el cuatrienio.

De momento, solo una décima parte de los trabajadores de las tres empresas están en huelga, unas 13 mil 500 personas.

Siguiendo las instrucciones de UAW, los empleados de las tres plantas de montaje se declararon en huelga desde el viernes: Wentzville, en Misuri, de GM; Toledo, en Ohio, de Stellantis; y Míchigan, en Míchigan, de Ford.

Pero el parón de la producción en estas tres plantas afecta a otras instalaciones que fabrican componentes, por lo que el efecto va más allá de esas tres localidades.

Un informe dado a conocer a mediados de agosto estimó que una huelga de 10 días en GM, Ford y Stellantis tendría un costo de cinco mil millones de dólares.

Este año, las negociaciones se iniciaron en julio pero el sindicato y los fabricantes no han llegado a un acuerdo. El anterior convenio colectivo expiró a las 23:59 del jueves, por lo que UAW decidió convocar huelgas y presionar a las empresas para forzar un pacto.

UAW pidió alzas salariales de 46 por ciento en un lapso de cuatro años, así como la instauración de nuevas pensiones, la reducción de la jornada laboral a 32 horas y la sindicalización de los trabajadores de las fábricas de producción de baterías.

“Por primera vez en la historia, declararemos huelgas al mismo tiempo en las tres (compañías). Estamos usando una nueva estrategia, la huelga selectiva”, dijo el presidente de UAW, Shawn Fein.

GOLPE A MÉXICO

La huelga del sindicato automotriz podría generar impactos para el sector mexicano por un valor de 76 millones de dólares en la próxima semana, estimó la Industria Nacional de Autopartes (INA).

“Si bien es difícil determinar el efecto preciso en la industria de autopartes en México debido a que éste dependerá de varios factores, la INA estima que, durante los próximos siete días, de mantenerse el escenario actual, el nivel de producción de autopartes a nivel nacional podría presentar una disminución de aproximadamente 76 millones de dólares”, dijo el organismo en un comunicado.

Explicó que dicha disminución representaría 0.1 por ciento de las exportaciones mexicanas de autopartes realizadas a Estados Unidos durante el año pasado.

Según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, en México existen 37 plantas automotrices, de las cuales 20 producen automóviles, 10 fabrican motores y las siete restantes se dedican a las transmisiones.

Distribuidas en 12 entidades del país, el sector da empleo a más de 100 mil mexicanos. La mayoría de las piezas para la fabricación de los automotores son procedentes de Estados Unidos, por lo que el parón en el país del norte provocaría la falta de refacciones en México, lo que conllevaría a que se detengan o se retrase la producción nacional y afectaría a los miles de trabajadores.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sonora, Chihuahua, Guanajuato y Estado de México cuentan con plantas de Ford; Stellantis también tiene dos plantas en nuestro país, una Coahulia y otra en Estado de México y General Motors tiene cuatro plantas, en San Luis Potosí y repiten en Coahuila, Guanajuato y Estado de México, por lo que serían los estados mexicanos que resentirían la huelga en Estados Unidos.

México se encuentra entre los 10 principales productores de autos a nivel internacional.

UAW está preparada para prolongar los paros a largo plazo hasta que se atiendan sus reivindicaciones. Para ello cuenta con un fondo de 825 millones de dólares que permitirá pagar 500 dólares a la semana a los trabajadores en huelga para que tengan ingresos durante la protesta.

Local

Estos son los hechos por los que podrían arrestarte hasta 36 horas

Con multas de más de dos mil pesos por faltas administrativas

Exposiciones

“Exponer es exponerse”: Alfonso López Monreal

En la memoria de este pintor zacatecano, vibra el legado de López Velarde, Saturnino Herrán y Víctor Sandoval

Local

Alertan por usurpación en programa Reencontrando Corazones

Se hacen llamar Club de Migrantes Juntos por Aguascalientes y cobran hasta 11 mil 700 pesos por trámite

Local

Podría haber seguro especial para taxistas y plataformas

Se busca que tengan mejores condiciones de trabajo para que brinden un buen servicio a los usuarios

Local

El 80% de empresas que se incuban en la UAA son exitosas

A través del proyecto de incubación se busca asesorar a emprendedores para la creación de nuevas empresas que impulsen el desarrollo económico de Aguascalientes

Deportes

Habrá actividades deportivas en Aguascalientes

A lo largo del año, el estado será sede de un número importante de competencias consolidando a la entidad como un referente en la materia, te presentamos la agenda para este 2024