/ jueves 21 de septiembre de 2023

Impuesto al ahorro: ¿es malo para mis finanzas?

Si una persona invierte en Cetes o algún otro instrumento de deuda, el SAT será el encargado de cobrar un porcentaje por las ganancias obtenidas en esta vía

Para 2024, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propone una actualización de 0.15 a 1.48 por ciento a la retención de los rendimientos generados por el ahorro que realizan los usuarios en instituciones financieras como bancos o Afores.

Esta retención se actualiza cada año con base en el nivel de inflación que se estime para el siguiente año y la tasa de referencia que establece el Banco de México.

Lee también: OCDE eleva expectativas de crecimiento para México

La actualización para 2024 forma parte de la propuesta de la Iniciativa de Ley de Ingresos que se presentó como parte del Paquete Económico del siguiente año.

Para finales de 2023 se espera que la inflación sea de 4.5 por ciento, con una tasa de interés de 11.3 por ciento, mientras que para el cierre del próximo año la inflación bajará a 3.8 por ciento con una tasa referencial de 9.5 por ciento, de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2024, presentados por la Secretaría a inicios de septiembre.

¿Esto es bueno o malo?

Si una persona invierte en Cetes o algún otro instrumento de deuda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) será el encargado de cobrar un porcentaje por las ganancias obtenidas en esta vía.

En caso de aprobarse, la medida propuesta por Hacienda será válida durante todo el 2024.

Este gravamen, al igual que otros como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), es actualizado anualmente con base en la inflación u otras variables macroeconómicas.

Así, la determinación de aumentar la tasa de retención a ahorros se obtiene mediante una metodología establecida por la Ley de Ingresos de la Federación, la cual considera la evolución de las tasas de interés del Banco de México (Banxico) y la inflación.

Es decir, la tasa de retención para ahorradores puede aumentar o disminuir como ocurrió de 2017 a 2018, cuando pasó de 0.58 a 0.46 por ciento.

Según la propia dependencia, se trata de un cálculo transparente y objetivo. Al día de hoy, la tasa de interés está en 11.25 por ciento, mientras que la inflación al cierre de agosto fue de 4.64 por ciento.

Todos los ahorradores pueden acreditar en su declaración anual las retenciones efectuadas por las instituciones financieras, de acuerdo con el ejercicio fiscal que corresponda..

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para enterarte de las noticias más importantes

Si las retenciones son mayores al ISR que corresponde al contribuyente se generará un saldo a favor que deberá ser cubierto por el SAT.

Para 2024, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propone una actualización de 0.15 a 1.48 por ciento a la retención de los rendimientos generados por el ahorro que realizan los usuarios en instituciones financieras como bancos o Afores.

Esta retención se actualiza cada año con base en el nivel de inflación que se estime para el siguiente año y la tasa de referencia que establece el Banco de México.

Lee también: OCDE eleva expectativas de crecimiento para México

La actualización para 2024 forma parte de la propuesta de la Iniciativa de Ley de Ingresos que se presentó como parte del Paquete Económico del siguiente año.

Para finales de 2023 se espera que la inflación sea de 4.5 por ciento, con una tasa de interés de 11.3 por ciento, mientras que para el cierre del próximo año la inflación bajará a 3.8 por ciento con una tasa referencial de 9.5 por ciento, de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2024, presentados por la Secretaría a inicios de septiembre.

¿Esto es bueno o malo?

Si una persona invierte en Cetes o algún otro instrumento de deuda, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) será el encargado de cobrar un porcentaje por las ganancias obtenidas en esta vía.

En caso de aprobarse, la medida propuesta por Hacienda será válida durante todo el 2024.

Este gravamen, al igual que otros como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), es actualizado anualmente con base en la inflación u otras variables macroeconómicas.

Así, la determinación de aumentar la tasa de retención a ahorros se obtiene mediante una metodología establecida por la Ley de Ingresos de la Federación, la cual considera la evolución de las tasas de interés del Banco de México (Banxico) y la inflación.

Es decir, la tasa de retención para ahorradores puede aumentar o disminuir como ocurrió de 2017 a 2018, cuando pasó de 0.58 a 0.46 por ciento.

Según la propia dependencia, se trata de un cálculo transparente y objetivo. Al día de hoy, la tasa de interés está en 11.25 por ciento, mientras que la inflación al cierre de agosto fue de 4.64 por ciento.

Todos los ahorradores pueden acreditar en su declaración anual las retenciones efectuadas por las instituciones financieras, de acuerdo con el ejercicio fiscal que corresponda..

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para enterarte de las noticias más importantes

Si las retenciones son mayores al ISR que corresponde al contribuyente se generará un saldo a favor que deberá ser cubierto por el SAT.

Local

Belanova cantó al unísono de tres generaciones en Aguascalientes

Denisse Guerrero, la intérprete principal, agradeció a sus fans de Aguascalientes

Local

Nieves El Popo: 79 años de frescura y sabor

Martín Ramírez García fue quien inició con esta tradición, que se convirtió en el deleite de chicos y grandes

New Articles

Cabalgata de la FNSM reunió a más de 2 mil  

Gran fiesta se vivió durante todo el recorrido que se realizó en punto de las 12:00 horas del sábado

Local

Inician operaciones de pozo en la Herrada

En próximas horas podrían presentarse fugas derivado del aumento de presión en las tuberías, por lo que se agradece reportar cualquier situación al número 449 469 99 43 o al 073.

New Articles

Talento mexicano en los Foros de la FNSM

SonOro, Kalavera Orquesta y Miramundos hicieron cantar al público en Aguascalientes