/ martes 30 de noviembre de 2021

La literatura se escribe sin arrepentimiento ni censura dice Sergio Ramírez

Ramírez reconoció el apoyo indirecto del gobierno de México

A pesar de que le mereció el exilio, Sergio Ramírez no se arrepiente del tono en que escribió su reciente novela “Tongolele no sabe bailar”. En ella sintetiza los totalitarismos del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y sin mencionarlo explícitamente, refiere a un gobierno “unipersonal”.

“Una novela no se puede escribir con arrepentimiento porque en tal caso te autocensuras, y a mí no es la primera vez que me sucede”, refirió Ramírez, ganador del Premio Cervantes 2017, primer latinoamericano en recibir este reconocimiento. El autor ofreció una charla sobre la novela en la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, acompañado por el periodista Sergio Sarmiento.

➡ Siglo XXI busca recuperar su catálogo

La novela sigue los pasos del detective Dolores Morales quien debe enfrentarse, bajo el apodo Tongolele, al responsable de su exilio en Honduras. La hazaña toma como escenario la política actual de Nicaragua y sin nombrar de manera directa el autor hace una crítica al gobierno totalitarista de Ortega, alejado de la revolución de hace más de tres décadas.

En la charla, el también autor de Margarita señaló que el gobierno actual está basado en el esoterismo, y lejos está del movimiento sadinista. “Daniel Ortega comienza a convertirse en caudillo cuando perdemos las elecciones de 1990 y las gana Violeta Chamorro, se queda solo y la revolución, la revolución ha muerto, olvidémoslo”, señaló quien vive en Costa Rica.

La política de Ortega de conservarse en el poder presidencial ha convertido a 150 civiles en presos políticos, entre ellos los diferentes candidatos que al declararse en la contienda presidencial fueron encarcelados, una práctica que se ha hecho más común en los últimos años.

En la novela, el también autor de “Ya nadie llora por mí” juega con la ilusión del tiempo para cronicar varios de los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua contra quienes se oponen al gobierno en turno, desde el incendio de una fábrica de colchones hasta la detención de varias personas de manera ilegal.

“Lo que diferencia la novela a un libro testimonial o de relatos periodísticos, es que la novela no tiene que respetar las cronologías exactas. Habla de los hechos tal como ocurrieron, pero puede trastocarlos en el tiempo, de manera que la síntesis narrativa sirva para que el relato sea verdaderamente eficaz”, argumentó de la novela que también da cuenta de la represión del gobierno contra la población.

A pesar de que añora su biblioteca personal que, contó, está en las tinieblas en su casa de Nicaragua, Ramírez no se arrepiente de la narrativa de esta novela, pero dejó en claro que la literatura no hace denuncias políticas, sino recrea contextos y momentos para provocar una reflexión en cada lector. Él no denuncia al gobierno de Daniel Ortega, sólo lo muestra tal cual es, dijo.

➡ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ramírez reconoció el apoyo indirecto del gobierno de México, pues si bien Andrés Manuel López Obrador se negó hacer un posicionamiento sobre el exilio del escritor, es cierto que retiró al embajador de México en Nicaragua. Sólo México y Argentina tomaron esta medida para desconocer el gobierno de Ortega, apuntó.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

A pesar de que le mereció el exilio, Sergio Ramírez no se arrepiente del tono en que escribió su reciente novela “Tongolele no sabe bailar”. En ella sintetiza los totalitarismos del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y sin mencionarlo explícitamente, refiere a un gobierno “unipersonal”.

“Una novela no se puede escribir con arrepentimiento porque en tal caso te autocensuras, y a mí no es la primera vez que me sucede”, refirió Ramírez, ganador del Premio Cervantes 2017, primer latinoamericano en recibir este reconocimiento. El autor ofreció una charla sobre la novela en la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, acompañado por el periodista Sergio Sarmiento.

➡ Siglo XXI busca recuperar su catálogo

La novela sigue los pasos del detective Dolores Morales quien debe enfrentarse, bajo el apodo Tongolele, al responsable de su exilio en Honduras. La hazaña toma como escenario la política actual de Nicaragua y sin nombrar de manera directa el autor hace una crítica al gobierno totalitarista de Ortega, alejado de la revolución de hace más de tres décadas.

En la charla, el también autor de Margarita señaló que el gobierno actual está basado en el esoterismo, y lejos está del movimiento sadinista. “Daniel Ortega comienza a convertirse en caudillo cuando perdemos las elecciones de 1990 y las gana Violeta Chamorro, se queda solo y la revolución, la revolución ha muerto, olvidémoslo”, señaló quien vive en Costa Rica.

La política de Ortega de conservarse en el poder presidencial ha convertido a 150 civiles en presos políticos, entre ellos los diferentes candidatos que al declararse en la contienda presidencial fueron encarcelados, una práctica que se ha hecho más común en los últimos años.

En la novela, el también autor de “Ya nadie llora por mí” juega con la ilusión del tiempo para cronicar varios de los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua contra quienes se oponen al gobierno en turno, desde el incendio de una fábrica de colchones hasta la detención de varias personas de manera ilegal.

“Lo que diferencia la novela a un libro testimonial o de relatos periodísticos, es que la novela no tiene que respetar las cronologías exactas. Habla de los hechos tal como ocurrieron, pero puede trastocarlos en el tiempo, de manera que la síntesis narrativa sirva para que el relato sea verdaderamente eficaz”, argumentó de la novela que también da cuenta de la represión del gobierno contra la población.

A pesar de que añora su biblioteca personal que, contó, está en las tinieblas en su casa de Nicaragua, Ramírez no se arrepiente de la narrativa de esta novela, pero dejó en claro que la literatura no hace denuncias políticas, sino recrea contextos y momentos para provocar una reflexión en cada lector. Él no denuncia al gobierno de Daniel Ortega, sólo lo muestra tal cual es, dijo.

➡ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Ramírez reconoció el apoyo indirecto del gobierno de México, pues si bien Andrés Manuel López Obrador se negó hacer un posicionamiento sobre el exilio del escritor, es cierto que retiró al embajador de México en Nicaragua. Sólo México y Argentina tomaron esta medida para desconocer el gobierno de Ortega, apuntó.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Anayeli Muñoz va por la gubernatura de Aguascalientes

Ganó la encuesta interna de Movimiento Ciudadano y se registrará ante la Comisión Nacional de Procesos Internos 

Cultura

Museo Espacio celebra su sexto Aniversario 

Lo hará con un recorrido nocturno por la actual exposición del artista Ismael Rodríguez, “La Imagen Puede Contener”

Policiaca

Hombre de 33 años se suicida en Aguascalientes

Fue al interior de la Granja Paraíso, en San Francisco de los Romo, donde localizaron al occiso

Finanzas

Los ricos dan reversa a la compra de vehículos de lujo

La comercialización en este rubro se desplomó el año pasado a su nivel más bajo en una década

Finanzas

Alzas en la carne agravan la cuesta de enero

Los precios de la proteína animal aumentaron a doble dígito durante la primera mitad de enero

Finanzas

PiSA deja atrás veto y pacta más de mil contratos con la 4T

La farmacéutica vendió el año pasado al Sector Salud bienes y servicios por al menos mil 500 millones

Gossip

Irrumpe el poder femenino en la producción audiovisual

Amazonas Eléctricas es el primer equipo integrado sólo por mujeres que trabajan en iluminación y tramoya de producciones de cine y tv

Gossip

Liva logra hacer empatía con público mexicano

Leiva se presentará en mayo en el Teatro Metropólitan, lo que considera uno de sus grandes logros

Gossip

Gabriel Soto hace melodrama que reflexionan sobre la migración

El actor participa en la telenovela Amor dividido, en la que interpreta a un mexicano que vuelve a su tierra después de muchos años en Estados Unidos