/ martes 26 de mayo de 2020

Hallan vestigios de un naufragio del siglo XVIII

Arqueólogos subacuáticos del INAH creen que los tripulantes de aquella embarcación hicieron un último esfuerzo para evitar la catástrofe que se suscitó en costas de Quintana Roo

Mediante el hallazgo de un ancla 'activada', es decir, que fue lanzada al mar con la intención de sujetarse a la barrera arrecifal del mar de Quintana Roo, comienza una revelación de la historia del velero, cuyo conocimiento actual, posiblemente, un finales del siglo XVIII o inicios del XIX.

Los arqueólogos subacuáticos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que dan cuenta de este descubrimiento, tienen la idea de que los tripulantes de aquella embarcación hicieron un último esfuerzo para evitar la catástrofe y el combustible, que hoy hoy continúan siendo completamente completos al sistema coralino.

Los vestigios del velero representan el pecio (pedazo o resto de una nave que tiene un naufragado o porción de lo que ella contiene), número 70 registrado por la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esta reserva natural quintanarroense.

En la información del Instituto se estipula que aquel naufragio recién comienza literalmente a 'salir a flote' y es Laura Carrillo Márquez, investigadora de la SAS y responsable del Proyecto Banco Chinchorro, quien dice que se llevó a cabo una primera jornada de inspección a fin de registro tal descubrimiento, por medio de dos sesiones de buceo, la localización en GPS del derrelicto y una inspección general del mismo.

Una vez que pase la contingencia sanitaria por el Covid-19, se informó, se llevará a cabo la segunda fase de trabajo, cuando los especialistas vuelven al campo para levantar planos, ahondar en las características del contexto y tomar algunas muestras para indagar en su temporalidad

La arqueóloga subacuática, señala que es difícil hablar de las dimensiones del velero, de su cargamento u otros detalles, pues la zona en la que se ubica, al sureste del Banco Chinchorro, es compleja. "Yace directamente en la barrera arrecifal donde la corriente marina es fuerte".

Lo anterior, sumado a que el pecio está a dos o tres metros de la superficie, hace que prácticamente no quede nada del casco de madera, pues el material orgánico de esa estructura se ha desintegrado con el paso de los siglos.

"Sólo permanecen los elementos sólidos, muy concretos al arrecife", describan Carrillo al enumerar algunos de los objetos registrados en el reconocimiento inicial: lingotes de hierro que se usaban como lastre, algunos tubos, un cañón de aproximadamente 2.5 metros de largo y un ancla 'almirantazgo', término que designa a las guías que emiten el reino inglés para los fabricantes de estas herramientas.

Sin embargo, algunos de los vestigios parecerían indicar una filiación británica, la investigadora del INAH aclara que esta hipótesis debe ser corroborada o descartada mediante el análisis que se hará meticulosamente, cuidando el equilibrio ambiental del sitio.

Del mismo modo, se destacó que los pescadores son quienes mejor conocen a Chinchorro dado que lo navegan en un diario para el día, buceando las aguas caribeñas para encontrar los peces, langostas o caracoles que venden en Mahahual o en Xcalak, ya veces que se encontramos contextos arqueológicos sumergidos.

Te recomendamos ⬇️

Mediante el hallazgo de un ancla 'activada', es decir, que fue lanzada al mar con la intención de sujetarse a la barrera arrecifal del mar de Quintana Roo, comienza una revelación de la historia del velero, cuyo conocimiento actual, posiblemente, un finales del siglo XVIII o inicios del XIX.

Los arqueólogos subacuáticos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que dan cuenta de este descubrimiento, tienen la idea de que los tripulantes de aquella embarcación hicieron un último esfuerzo para evitar la catástrofe y el combustible, que hoy hoy continúan siendo completamente completos al sistema coralino.

Los vestigios del velero representan el pecio (pedazo o resto de una nave que tiene un naufragado o porción de lo que ella contiene), número 70 registrado por la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esta reserva natural quintanarroense.

En la información del Instituto se estipula que aquel naufragio recién comienza literalmente a 'salir a flote' y es Laura Carrillo Márquez, investigadora de la SAS y responsable del Proyecto Banco Chinchorro, quien dice que se llevó a cabo una primera jornada de inspección a fin de registro tal descubrimiento, por medio de dos sesiones de buceo, la localización en GPS del derrelicto y una inspección general del mismo.

Una vez que pase la contingencia sanitaria por el Covid-19, se informó, se llevará a cabo la segunda fase de trabajo, cuando los especialistas vuelven al campo para levantar planos, ahondar en las características del contexto y tomar algunas muestras para indagar en su temporalidad

La arqueóloga subacuática, señala que es difícil hablar de las dimensiones del velero, de su cargamento u otros detalles, pues la zona en la que se ubica, al sureste del Banco Chinchorro, es compleja. "Yace directamente en la barrera arrecifal donde la corriente marina es fuerte".

Lo anterior, sumado a que el pecio está a dos o tres metros de la superficie, hace que prácticamente no quede nada del casco de madera, pues el material orgánico de esa estructura se ha desintegrado con el paso de los siglos.

"Sólo permanecen los elementos sólidos, muy concretos al arrecife", describan Carrillo al enumerar algunos de los objetos registrados en el reconocimiento inicial: lingotes de hierro que se usaban como lastre, algunos tubos, un cañón de aproximadamente 2.5 metros de largo y un ancla 'almirantazgo', término que designa a las guías que emiten el reino inglés para los fabricantes de estas herramientas.

Sin embargo, algunos de los vestigios parecerían indicar una filiación británica, la investigadora del INAH aclara que esta hipótesis debe ser corroborada o descartada mediante el análisis que se hará meticulosamente, cuidando el equilibrio ambiental del sitio.

Del mismo modo, se destacó que los pescadores son quienes mejor conocen a Chinchorro dado que lo navegan en un diario para el día, buceando las aguas caribeñas para encontrar los peces, langostas o caracoles que venden en Mahahual o en Xcalak, ya veces que se encontramos contextos arqueológicos sumergidos.

Te recomendamos ⬇️

Policiaca

Aparecen dos embolsados

Son dos hombres, amarrados de pies y manos, aparentemente presentan el tiro de gracia. Los cuerpos fueron arrojados a un terreno baldío de VNSA

Cultura

En su página oficial, el IMAC transmitirá los conciertos de fin de semana

A pesar del confinamiento que aún se mantiene en varios hogares del país, particularmente en Aguascalientes, el público sigue contando con excelentes opciones para pasar el fin de semana

Local

En el Museo del Juguete Antiguo México existe un espacio a la lucha libre

Como buenos mexicanos, todo aquello que se crea fuera de nuestras fronteras, pero que nos gusta y apasiona, lo adoptamos, dándole tintes de la propia cultura y la identidad que distingue a este pueblo

Sociedad

Conalep contará con tres nuevas carreras técnicas

El titular de la SEP, Esteban Moctezuma, aseguró que el crecimiento en la oferta educativa del Conalep responde a las necesidades del mercado laboral

Local

Otra semana con semáforo naranja

Recomienda la autoridad federal que actividades se mantengan restringidas. Covid-19 duraría tres años

Local

Tres decesos más a causa de Covid-19

En total, son ya 163 las personas fallecidas y tres mil 281 los pacientes infectados

Sociedad

Mueren siete personas por consumir alcohol adulterado en Veracruz

Hace un mes este mismo caso se presentó en las comunidades de Rafael Delgado y Tlilapan por ello la alcaldesa pidió a la población no consumir alcohol de dudosa procedencia.

Local

En el Museo del Juguete Antiguo México existe un espacio a la lucha libre

Como buenos mexicanos, todo aquello que se crea fuera de nuestras fronteras, pero que nos gusta y apasiona, lo adoptamos, dándole tintes de la propia cultura y la identidad que distingue a este pueblo

Política

Designan a Óscar Alberto Aparicio como titular del CNAC

El ahora titular del CNAC renunció a su cargo como titular de la Comisión Estatal de Seguridad en Chihuahua en mayo