/ domingo 15 de julio de 2018

Chihuahua uno de los estados más hospitalarios de México para Haitianos

Los migrantes caribeños buscan asentarse en nuestro país, en vez de intentar pasar a Estados Unidos

CD. JUÁREZ, Chih.- Chihuahua se ha convertido en uno de los estados más hospitalarios de México, ya que es uno de los principales paraderos de migrantes, como los que provienen de Haití, que al no poder cruzar al país vecino del norte, han decidido quedarse en busca de una fuente de empleo para poder sostener a sus familias.

Los migrantes sudamericanos y caribeños que entran a Chihuahua se han vuelto una minoría reconocible por las calles de ciudades como Chihuahua o Juárez por las condiciones en las que viven muchos de ellos, pues una considerable porción ha optado por vivir en situación de calle, aunque otros se han podido establecer con un empleo formal en nuestro país gracias a empresas que les abren las puertas.

Tal es el caso de la empresa Superior Bright Technologies, la cual ha brindado empleo a una gran cantidad de haitianos, quienes buscan superarse y conseguir una mejor oportunidad de vida de la que tenían en su país, también hay quienes vienen de otros países como Brasil, donde la situación económica se ha visto mermada los últimos años.

BUSCAN ESTUDIAR PARA SUPERARSE

“Estamos buscando una vida mejor, nuestro país está en crisis y necesitábamos salir para buscar una vida mejor”, expresó Stebenson Richemond, quien es un inmigrante haitiano que a sus 27 años se ha convertido en un ejemplo de vida, pues cuenta con un gran deseo de superarse y actualmente trabaja en Superior Bright Technologies, pero ambiciona un futuro mejor.

“El mes pasado yo realicé un examen para ingresar a la UABC (Universidad Autónoma de Baja California), lamentablemente no me quedé, pues me faltó aplicar un examen, son tres exámenes, uno era sicométrico, el segundo de conocimiento y el tercero, que fue el que me faltó, fue el de idiomas; yo no vine solamente por oportunidad económica solamente, también vine para superarme en la escuela”, explicó Stebenson.

A pesar de su corto tiempo en el estado, pues apenas cuenta con unos días de haber llegado de la Ciudad de México, el chico comenta que las personas en la capital son muy abiertas, pues ha tenido la facilidad para conversar con una gran cantidad de gente, a pesar de que en ocasiones es muy tímido para empezar él la conversación.

“No tengo un buen estudio de las personas de aquí, pues no tengo mucho tiempo; cuando nos ven las personas hay muchos de ellos que se quedan asustados, como caminamos o paseamos siempre en grupo, se quedan asustados; como mis amigos y yo no conocemos bien la sociedad, nunca caminamos solos, y la gente se queda asustada”.

No obstante, comenta que el comportamiento de las personas hacia ellos es algo natural y entendible, pues como cualquier grupo de extranjeros que llegan a un país es común que las personas se sorprendan de verlos por las calles.

El joven haitiano comenta que antes había llegado un grupo mayor de personas con ellos, sin embargo, por diversas cuestiones tuvieron o escogieron volver, algunos por problemas con sus documentos que ya se habían vencido, otros porque sencillamente no les gustó su trabajo.

“La verdad es que yo estar en un trabajo ‘porque me gusta’ no es prioridad, el trabajo que hago yo es por necesidad, porque busco superarme, un buen trabajo es donde no me roban, donde pagan bien, eso es un buen lugar para trabajar; antes yo trabajaba con mi papá en Haití, pero no era como un trabajo, era trabajo en familia nada más”.

De igual manera, comenta que en la casa en que vive hay más personas provenientes de Haití, sin embargo, todos cuentan con documentación que los acredite para estar sin problemas trabajando en México.

SE SIENTE MEJOR EN MÉXICO

“Yo aún cuento con visa humanitaria, aún me falta la CURP, pero tengo servicio médico, tengo derecho a todo; aquí las cosas son mejores, aquí tienes seguro médico, al momento de trabajar te dan un seguro y eso ayuda para la salud”.

Stebenson Richemond comenta que hay muchos de sus compañeros actualmente llegando a Chihuahua, quienes vienen de Tijuana, en busca de empleos para mejorar su calidad de vida, pues hay una gran cantidad de oportunidades.

“En el poco tiempo que llevo conociendo te puedo decir que Chihuahua es una ciudad muy bonita para mí, aún no conozco mucho a las personas, así que no te puedo decir nada definitivo, pero hasta ahora me gusta mucho”

CD. JUÁREZ, Chih.- Chihuahua se ha convertido en uno de los estados más hospitalarios de México, ya que es uno de los principales paraderos de migrantes, como los que provienen de Haití, que al no poder cruzar al país vecino del norte, han decidido quedarse en busca de una fuente de empleo para poder sostener a sus familias.

Los migrantes sudamericanos y caribeños que entran a Chihuahua se han vuelto una minoría reconocible por las calles de ciudades como Chihuahua o Juárez por las condiciones en las que viven muchos de ellos, pues una considerable porción ha optado por vivir en situación de calle, aunque otros se han podido establecer con un empleo formal en nuestro país gracias a empresas que les abren las puertas.

Tal es el caso de la empresa Superior Bright Technologies, la cual ha brindado empleo a una gran cantidad de haitianos, quienes buscan superarse y conseguir una mejor oportunidad de vida de la que tenían en su país, también hay quienes vienen de otros países como Brasil, donde la situación económica se ha visto mermada los últimos años.

BUSCAN ESTUDIAR PARA SUPERARSE

“Estamos buscando una vida mejor, nuestro país está en crisis y necesitábamos salir para buscar una vida mejor”, expresó Stebenson Richemond, quien es un inmigrante haitiano que a sus 27 años se ha convertido en un ejemplo de vida, pues cuenta con un gran deseo de superarse y actualmente trabaja en Superior Bright Technologies, pero ambiciona un futuro mejor.

“El mes pasado yo realicé un examen para ingresar a la UABC (Universidad Autónoma de Baja California), lamentablemente no me quedé, pues me faltó aplicar un examen, son tres exámenes, uno era sicométrico, el segundo de conocimiento y el tercero, que fue el que me faltó, fue el de idiomas; yo no vine solamente por oportunidad económica solamente, también vine para superarme en la escuela”, explicó Stebenson.

A pesar de su corto tiempo en el estado, pues apenas cuenta con unos días de haber llegado de la Ciudad de México, el chico comenta que las personas en la capital son muy abiertas, pues ha tenido la facilidad para conversar con una gran cantidad de gente, a pesar de que en ocasiones es muy tímido para empezar él la conversación.

“No tengo un buen estudio de las personas de aquí, pues no tengo mucho tiempo; cuando nos ven las personas hay muchos de ellos que se quedan asustados, como caminamos o paseamos siempre en grupo, se quedan asustados; como mis amigos y yo no conocemos bien la sociedad, nunca caminamos solos, y la gente se queda asustada”.

No obstante, comenta que el comportamiento de las personas hacia ellos es algo natural y entendible, pues como cualquier grupo de extranjeros que llegan a un país es común que las personas se sorprendan de verlos por las calles.

El joven haitiano comenta que antes había llegado un grupo mayor de personas con ellos, sin embargo, por diversas cuestiones tuvieron o escogieron volver, algunos por problemas con sus documentos que ya se habían vencido, otros porque sencillamente no les gustó su trabajo.

“La verdad es que yo estar en un trabajo ‘porque me gusta’ no es prioridad, el trabajo que hago yo es por necesidad, porque busco superarme, un buen trabajo es donde no me roban, donde pagan bien, eso es un buen lugar para trabajar; antes yo trabajaba con mi papá en Haití, pero no era como un trabajo, era trabajo en familia nada más”.

De igual manera, comenta que en la casa en que vive hay más personas provenientes de Haití, sin embargo, todos cuentan con documentación que los acredite para estar sin problemas trabajando en México.

SE SIENTE MEJOR EN MÉXICO

“Yo aún cuento con visa humanitaria, aún me falta la CURP, pero tengo servicio médico, tengo derecho a todo; aquí las cosas son mejores, aquí tienes seguro médico, al momento de trabajar te dan un seguro y eso ayuda para la salud”.

Stebenson Richemond comenta que hay muchos de sus compañeros actualmente llegando a Chihuahua, quienes vienen de Tijuana, en busca de empleos para mejorar su calidad de vida, pues hay una gran cantidad de oportunidades.

“En el poco tiempo que llevo conociendo te puedo decir que Chihuahua es una ciudad muy bonita para mí, aún no conozco mucho a las personas, así que no te puedo decir nada definitivo, pero hasta ahora me gusta mucho”

Policiaca

Lo detienen por agredir a su mamá

El implicado también arremetió contra las personas que pretendían ayudar a la afectada

Cultura

ICA inicia reapertura de espacios públicos

De forma gradual, recintos museísticos retoman sus actividades, para recibir al público

Virales

[Video] Ancianita rockea al ritmo de AC/DC

En el video, que rápidamente se volvió viral, se aprecia a la mujer que no puede evitar bailar mientras escucha “Highway To Hell”

Celebridades

[Video] “Tengo un tumor cerebral”, revela Ana María Alvarado

La periodista de espectáculos desmintió los rumores sobre su salida de Sale el Sol y afirmó que sigue en el programa

Toros

Antonio Romero se anima y va para adelante a pesar de la complicada pandemia

A pesar de no tener tentaderos, parece que en septiembre próximo podría tentar hasta cuatro toros a puerta cerrada, solo falta que se formalice

Toros

Hace 491 años Cortés mandó correr toros para festejar la conquista

El festejo, en honor a San Hipólito, fue en la llamada plaza del Volador, donde ahora se encuentra la Suprema Corte de Justicia en la Ciudad de México

Doble Vía

Curiosidades de zurdos en un mundo de hecho para diestros

Te contamos sobre el debate de si son o no pensadores creativos, entre otras cosas

Policiaca

Lo detienen por agredir a su mamá

El implicado también arremetió contra las personas que pretendían ayudar a la afectada

Mundo

Tras infección en el rostro, Benedicto XVI se recupera favorablemente

El papa sufrió un herpes en la cara que fue "doloroso, pero no grave", según el Vaticano