imagotipo

Arden tráiler y un Volkswagen

  • El Sol del Centro
  • en Policía

Fuertes movilizaciones de bomberos municipales y elementos preventivos provocaron, la tarde de ayer, el incendio de un tráiler y un Volkswagen Sedán cuyas fallas en sus respectivos sistemas eléctricos derivaron en sendos incendios que afortunadamente no arrojan personas heridas o pérdidas humanas.

El primero de los casos ocurrió en un predio que se ubica sobre el boulevard Juan Pablo II y que forma parte del restaurante denominado “Asadero Griego”, donde sus propietarios Irma y José Luis, de 63 y 48 años respectivamente, tenían estacionada la unidad de transporte pesado y la cual se encontraba cargada con varias toneladas de ropa que fue presa fácil de las llamas.

Al lugar llegaron prestos los bomberos municipales a bordo de las motobombas UE06, UE27, UE28 y UE33 para relevar a elementos del Grupo Dragones de la Policía Estatal, quienes fueron los primeros en acudir y debieron utilizar el agua de un tinaco debido a que entre las prendas de vestir que se consumían se encontraba un tanque de gas.

A pesar de lo intenso de la combustión, en pocos minutos ésta pudo ser sofocada sin problema.

 

Vocho se incendia en la vía pública

Más tarde y también en la avenida Juan Pablo II pero en su cruce con Adolfo Ruiz Cortines, la señora Petra, de 47 años de edad circulaba de manera normal y apacible a bordo de su Volkswagen Sedán con placas de circulación 246-SHU del Distrito Federal cuando una falla en el sistema eléctrico provocó que la unidad comenzara a arder de manera casi instantánea en el área del motor.

Como pudo y presa de un tremendo susto, la conductora bajó del vehículo y comenzó a pedir ayuda al resto de los conductores así como a los transeúntes que circulaban por la zona.

Afortunadamente para ella, elementos preventivos se percataron del hecho y, apoyados por comerciantes de la zona que proporcionaron extinguidores de su propiedad iniciaron las labores de combate al ígneo elemento.

A los pocos minutos arribaron bomberos municipales a bordo de la unidad UE-33, quienes concluyeron el trabajo.

Cabe señalar que se prestó el apoyo a la señora Petra para llevar los restos de su automotor hasta su domicilio particular pues ella dijo no contar con efectivo para el pago de una grúa.