/ jueves 26 de abril de 2018

Surcoreanos, entre la esperanza e indiferencia por histórica cumbre Intercoreana

El pulso de la ciudadanía de cara a la cumbre también diverge entre diferentes generaciones, pero principalmente la de los jóvenes

SEÚL, Corea del Sur. Los surcoreanos aguardan la celebración de la cumbre de mañana entre Seúl y Pyongyang con opiniones que oscilan entre la esperanza y el recelo, mientras que los más jóvenes muestran una marcada indiferencia ante este evento histórico.

Estas son las opiniones predominantes en las calles de una capital surcoreana en la que la vida discurría hoy con total normalidad a sólo unos 45 kilómetros de la frontera con el Norte, donde se ultiman los preparativos para la primera reunión en once años entre mandatarios de estos países separados por la guerra.

“Creo que esto puede servir al menos para que Corea del Norte abandone la actitud tan agresiva que ha mostrado en los últimos años”, dice a Efe Choi A-reum, una oficinista de 27 años, sobre la cumbre que celebrarán el dictador norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in. Nam Ok-mi, una ama de casa de 57 años, confía en que la reunión sirva para alcanzar una “paz duradera” en la península, mientras que Lim Myeong-soon, de 80 años y también ama de casa, se muestra “muy esperanzada” ante el actual clima de distensión, aunque no cree que “se vayan a conseguir demasiadas cosas” en el encuentro del viernes.

Muchos surcoreanos se muestran escépticos sobre las posibilidad de que la cumbre depare compromisos o acciones concretas hacia la desnuclearización del Norte, como Park Ji-yong, un desempleado que afirma que Pyongyang ha accedido a dialogar “sólo porque está sometida a demasiada presión” de la comunidad internacional.

“Corea del Norte tiene dos caras, por un lado dice lo que otros países quieren oír y por otro hace lo que más le interesa”, apunta Park, quien también afirma que “la historia se repite”, en alusión a las dos anteriores cumbres intercoreanas que se saldaron con acuerdos incumplidos para el diálogo y la desnuclearización.

“Es una cumbre peligrosa”, considera en el mismo sentido Kim Ho-jin, trabajador de una agencia gubernamental, quien señala no obstante que la reunión supone “el primer paso entre los muchos” que serán necesarios para poner fin a la tensión y a la división entre ambos países.

SEÚL, Corea del Sur. Los surcoreanos aguardan la celebración de la cumbre de mañana entre Seúl y Pyongyang con opiniones que oscilan entre la esperanza y el recelo, mientras que los más jóvenes muestran una marcada indiferencia ante este evento histórico.

Estas son las opiniones predominantes en las calles de una capital surcoreana en la que la vida discurría hoy con total normalidad a sólo unos 45 kilómetros de la frontera con el Norte, donde se ultiman los preparativos para la primera reunión en once años entre mandatarios de estos países separados por la guerra.

“Creo que esto puede servir al menos para que Corea del Norte abandone la actitud tan agresiva que ha mostrado en los últimos años”, dice a Efe Choi A-reum, una oficinista de 27 años, sobre la cumbre que celebrarán el dictador norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in. Nam Ok-mi, una ama de casa de 57 años, confía en que la reunión sirva para alcanzar una “paz duradera” en la península, mientras que Lim Myeong-soon, de 80 años y también ama de casa, se muestra “muy esperanzada” ante el actual clima de distensión, aunque no cree que “se vayan a conseguir demasiadas cosas” en el encuentro del viernes.

Muchos surcoreanos se muestran escépticos sobre las posibilidad de que la cumbre depare compromisos o acciones concretas hacia la desnuclearización del Norte, como Park Ji-yong, un desempleado que afirma que Pyongyang ha accedido a dialogar “sólo porque está sometida a demasiada presión” de la comunidad internacional.

“Corea del Norte tiene dos caras, por un lado dice lo que otros países quieren oír y por otro hace lo que más le interesa”, apunta Park, quien también afirma que “la historia se repite”, en alusión a las dos anteriores cumbres intercoreanas que se saldaron con acuerdos incumplidos para el diálogo y la desnuclearización.

“Es una cumbre peligrosa”, considera en el mismo sentido Kim Ho-jin, trabajador de una agencia gubernamental, quien señala no obstante que la reunión supone “el primer paso entre los muchos” que serán necesarios para poner fin a la tensión y a la división entre ambos países.

Local

Aborto, sinónimo de violencia: Diócesis

El vocero de la Iglesia local aseveró que se debe buscar defender el derecho a la vida

Policiaca

Otro hombre se quita la vida en Aguascalientes

Su vecina se llevó una tremenda sorpresa al encontrar al ahora occiso suspendido de una estructura fija en el área del patio

Finanzas

Reportan merma en la cosecha vitícola en Aguascalientes

Decreció hasta 30% producción de uva de vino en el estado, las lluvias fueron un factor sostienen en el Consejo Estatal Agropecuario

Finanzas

Recorta Hacienda 30% apoyo a Pymes

El gasto para respaldar a micronegocios, a través de la Secretaría de Economía, caerá 126 mdp en 2022

Sociedad

Haitianos piden asilo: “Moriremos como hombres, no como basura”

Los migrantes llegan a gastar hasta mil 600 dólares en su viaje de la ciudad de Tapachula, Chiapas, a Acuña, en el estado de Coahuila

Sociedad

Atentado en Salamanca: Le mandan bomba el día de su cumpleaños

Aunque aún no se conoce la causa, el gobernador de Guanajuato calificó el ataque como “un acto terrorista”

Cultura

Mario Vargas Llosa narra su historia en la serie Una vida en palabras

El escritor narra a su hijo primogénito Álvaro los momentos alegres, difíciles y hostiles que ha pasado en su vida

Cine

FIC de Morelia pedirá comprobante de vacunación o prueba negativa de Covid-19

Por segundo año realizará una edición híbrida con 100 trabajos mexicanos

Gossip

La película Goy, actualmente en filmación, busca abrir un debate sobre la figura paterna

El actor Enrique Singer considera que es benéfico para la sociedad traer a la mesa el tema de la figura paterna en la vida de una persona