/ lunes 23 de julio de 2018

El escándalo pega a esposa de Macron: quieren que testifique

Inculpan a Benalla, a su colaborador y a tres funcionarios policiales por agresión a manifestantes

PARÍS, Francia. Brigitte Macron, la esposa del presidente francés, podría ser convocada como testigo para declarar en el escándalo del responsable de seguridad del Palacio del Elíseo, Alexandre Benalla, acusado de agredir a dos manifestantes y usurpar credenciales policiales.

"Si Emmanuel Macron rehúsa dar explicaciones sobre ese escándalo, pediremos interrogar a su esposa", anunció ayer Ugo Bernalicis, diputado del movimiento de ultra izquierda France Insumisa.

El parlamentario argumenta que una de las misiones de Benalla era la seguridad de la pareja. Numerosas fotos y videos confirman que, entre otras funciones, ese funcionario de 26 años también se encargaba de la protección del matrimonio en los periodos de descanso y en actividades de carácter privado.

La justicia, mientras tanto, decidió anoche inculpar a Benalla, a su colaborador Vincent Crase y a tres funcionarios policiales de alto rango implicados en el caso.

El responsable de seguridad del Elíseo y su colaborador Vincent Crase fueron oficialmente acusados de “violencias en reunión”, “uso de insignias reglamentadas en lugares públicos y en forma indebida”, “malversación de imágenes de videos de seguridad” y “violación de secreto profesional”.

Esos cargos aluden a las agresiones cometidas contra dos personas en la manifestación del 1 de mayo, en las cuales actuaron usando un casco de protección y un brazalete que los identificaba como policías. Benalla también se hizo entregar las grabaciones de ese incidente.

Los tres policías inculpados fueron responsabilizados, por su parte, por haberle facilitado una copia de esos videos.

Como consecuencia de ese episodio, que se transformó en un escándalo político de grandes proporciones, la Asamblea Nacional se vio obligado ayer a retirar el proyecto de revisión de la Constitución, pues los partidos de la oposición de negaban a continuar tratando el tema hasta que el gobierno no terminara de aclarar su responsabilidad en el caso Benalla.

El proceso de explicación comenzará hoy con el testimonio público y bajo juramento del ministro de Interior, Gérard Collomb, que será transmitido por radio y televisión.

Esas declaraciones permitirán tener una primera idea de la verdadera dimensión política que puede tener ese escándalo.

En una reunión que tuvo lugar ayer con un círculo muy reducido de colaboradores, Macron reconoció que se han producido "disfunciones" en el "caso Benalla", cuyas actuaciones consideró "inaceptables" y se comprometió a tratar con firmeza, publicó la web del diario "Le Figaro".

Según la emisora "France Info", Macron aseguró que hablará en público del caso "cuando lo considere útil" y, por el momento, aguarda a las conclusiones de las diferentes investigaciones abiertas

Esta foto tomada el 1 de mayo de 2018 muestra al jefe de seguridad del Elysee, Alexandre Benalla (C) con una visera de la policía, al lado de Vincent Crase (C, izquierda), un asistente de seguridad para la fiesta Republic on the Move de Macron, mientras arrastran a un manifestante durante el 1 de mayo protestas en París.


PARÍS, Francia. Brigitte Macron, la esposa del presidente francés, podría ser convocada como testigo para declarar en el escándalo del responsable de seguridad del Palacio del Elíseo, Alexandre Benalla, acusado de agredir a dos manifestantes y usurpar credenciales policiales.

"Si Emmanuel Macron rehúsa dar explicaciones sobre ese escándalo, pediremos interrogar a su esposa", anunció ayer Ugo Bernalicis, diputado del movimiento de ultra izquierda France Insumisa.

El parlamentario argumenta que una de las misiones de Benalla era la seguridad de la pareja. Numerosas fotos y videos confirman que, entre otras funciones, ese funcionario de 26 años también se encargaba de la protección del matrimonio en los periodos de descanso y en actividades de carácter privado.

La justicia, mientras tanto, decidió anoche inculpar a Benalla, a su colaborador Vincent Crase y a tres funcionarios policiales de alto rango implicados en el caso.

El responsable de seguridad del Elíseo y su colaborador Vincent Crase fueron oficialmente acusados de “violencias en reunión”, “uso de insignias reglamentadas en lugares públicos y en forma indebida”, “malversación de imágenes de videos de seguridad” y “violación de secreto profesional”.

Esos cargos aluden a las agresiones cometidas contra dos personas en la manifestación del 1 de mayo, en las cuales actuaron usando un casco de protección y un brazalete que los identificaba como policías. Benalla también se hizo entregar las grabaciones de ese incidente.

Los tres policías inculpados fueron responsabilizados, por su parte, por haberle facilitado una copia de esos videos.

Como consecuencia de ese episodio, que se transformó en un escándalo político de grandes proporciones, la Asamblea Nacional se vio obligado ayer a retirar el proyecto de revisión de la Constitución, pues los partidos de la oposición de negaban a continuar tratando el tema hasta que el gobierno no terminara de aclarar su responsabilidad en el caso Benalla.

El proceso de explicación comenzará hoy con el testimonio público y bajo juramento del ministro de Interior, Gérard Collomb, que será transmitido por radio y televisión.

Esas declaraciones permitirán tener una primera idea de la verdadera dimensión política que puede tener ese escándalo.

En una reunión que tuvo lugar ayer con un círculo muy reducido de colaboradores, Macron reconoció que se han producido "disfunciones" en el "caso Benalla", cuyas actuaciones consideró "inaceptables" y se comprometió a tratar con firmeza, publicó la web del diario "Le Figaro".

Según la emisora "France Info", Macron aseguró que hablará en público del caso "cuando lo considere útil" y, por el momento, aguarda a las conclusiones de las diferentes investigaciones abiertas

Esta foto tomada el 1 de mayo de 2018 muestra al jefe de seguridad del Elysee, Alexandre Benalla (C) con una visera de la policía, al lado de Vincent Crase (C, izquierda), un asistente de seguridad para la fiesta Republic on the Move de Macron, mientras arrastran a un manifestante durante el 1 de mayo protestas en París.


Policiaca

Cae de un carro en movimiento frente a Altaria

La afectada fue trasladada por uno de sus hijos a recibir atención médica especializada

Local

Anuncian más apoyos para microempresarios

El gobernador Martín Orozco Sandoval anuncia que se otorgarán financiamientos de hasta 11 mil 250 pesos para respaldar a emprendedores ya pequeños negocios en crisis

Local

Cuidado con las ofertas laborales en el exterior

La Oficina de Atención al Migrante exhorta a la población a no ser víctima de engaños disfrazados de promociones para trabajar en el extranjero

Mundo

Partidos opositores boicotearán comicios en Venezuela

Grupo de los 27 partidos más importantes en el Parlamento acuerdan no participar en las legislativas por considerarlas “un fraude”

Mundo

América Latina duplica muertes por Covid-19 en un mes

Toque de queda en ciudad de Australia ante rebrote; en el mundo, 18 millones de contagios

Sociedad

Buscan que termoeléctrica de Tuxpan amplié la generación de energía

Rocío Nahle anunció inversiones del sector para la entidad en el 2021

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

México

A un año de la masacre en El Paso, flujo de armas sigue sin freno

Defensores de las víctimas expresaron su frustración porque autoridades prometieron leyes de control de armas para reducir la probabilidad de que más tiroteos masivos se presenten

Finanzas

Pierde la CNBV al 19% de su personal

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores perdió en menos de un año a 327 colaboradores