/ miércoles 4 de noviembre de 2020

Bicicletas se apoderan de la capital peruana

La venta de los vehículos de dos ruedas aumentó 300 por ciento y las importaciones más de 600 por ciento en Lima, según Ciclotraxión

LIMA. La capital peruana vive una revolución. Ante la cruel dictadura del automóvil, que hace de la capital peruana una de las ciudades del mundo con el tráfico más hostil, violento y contaminante, las humildes bicicletas han tomado al asalto las calles en un cambio inesperado que no parece que vaya a tener “marcha atrás”.

Acuciados por la pandemia de coronavirus, que convirtió en trampas mortales las hacinadas y lentas “combis” y los taxis “colectivos”, el ilegal pero ubicuo modo de traslado de los limeños a corta distancia, miles de ciudadanos han encontrado en los pedales una salvación.

Las cifras hablan solas: tras el fin del confinamiento y la apertura de tiendas y negocios, la venta de bicicletas se ha multiplicado más de 300 por ciento y sus importaciones llegaron a superar en agosto 685 por ciento respecto al año pasado.

SALTO DE DIEZ AÑOS

“En Lima no había infraestructura, pero la bicicleta crecía ya antes del covid por el pésimo tráfico. A pesar de no sentirse segura, la gente veía beneficios en tiempo y dinero. Ahora con la pandemia se añade que los riesgos a la salud son mucho menores. Y así es que en cuestión de meses se avanzó lo que no se hizo en 10 años”, resumió Mauricio Zegarra, portavoz de la organización civil Cicloaxión.

Con una década a sus espaldas, clamando por la expansión del ciclismo como un modo de transporte sostenible, eficaz y saludable, no sólo para los individuos, sino también para la ciudad en su conjunto, Zegarra considera positivo lo que sucede, además de irreversible.

“Ahora hay voluntad de impulsar la bicicleta. Se sabía que era beneficioso, pero por cuestiones políticas no se hacía. Pero pocos se oponen a los cambios y ahora encima hay demanda ciudadana. El rol de la bicicleta se va a mantener y será difícil volver a lo de antes: una vez que se permite la autonomía, el control del tiempo de transporte, la libertad... si quitas eso, será un sacrificio político, no lo veo viable”, indicó el activista.

En Lima, los ciclistas aprovechan pocas ciclovías sin tránsito de autos / Foto: EFE

UNA PRIORIDAD

La bicicleta, como ejemplo de movilidad sostenible, es una “prioridad” para la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) de Lima y El Callao, el organismo regulador de la movilidad en la región más poblada del país sudamericano.

Así de categórica se expresó Claudia Ato, la subdirectora de Asuntos Ambientales y Sociales de ATU, quien apuntó que el objetivo del organismo es la creación de hasta 473 kilómetros de vías “seguras” para el tránsito de las bicicletas.

“No es nuestra competencia la construcción, depende de las autoridades locales, pero trabajamos en la promoción de este sistema de transporte, que reduce aglomeraciones y nos permite dar alternativas seguras a las personas”, indicó la funcionaria.

Para Ato, en este momento está claro que Lima “no tiene la infraestructura” para toda la demanda que hay para el uso de bicicletas, y existen problemas con algunos carriles que se han habilitado y que no cumplen criterios técnicos, desafíos clave para que este transporte siga creciendo y se consolide en la ciudad.

Ato se refirió así a la notable modificación del paisaje urbano limeño, donde han aparecido carriles exclusivos para bicicletas que por primera vez restan espacio al auto y ofrecen recorridos cada vez más integrados, pero falta conectividad y “seguridad vial” en los recorridos.

MUJERES, PROTAGONISTAS

Este abordaje popular de la bicicleta como medio de transporte se ha visto sostenido por un protagonista que ha encontrado en las dos ruedas una solución a muchos de sus problemas vinculados al transporte público: las mujeres.

Pese a que tienden a usar menos la bicicleta como transporte urbano en todo el mundo, y dependen más de buenas infraestructuras y señalizaciones para salir a pedalear, la incidencia de nuevas ciclistas en Lima es superior a las expectativas.

“Las mujeres son termómetros de la seguridad vial. Cuando ves que los ciclistas se dividen al 50 por ciento según sexo, significa que el espacio es seguro. En Lima 35 por ciento de mujeres, muy alto pese a que no existe esa seguridad.

“No tenemos un estudio, pero parece ser que a las mujeres les parece atractiva la bicicleta por culpa del factor del acoso sexual en el transporte público”, apuntó Mauricio Zegarra.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

LIMA. La capital peruana vive una revolución. Ante la cruel dictadura del automóvil, que hace de la capital peruana una de las ciudades del mundo con el tráfico más hostil, violento y contaminante, las humildes bicicletas han tomado al asalto las calles en un cambio inesperado que no parece que vaya a tener “marcha atrás”.

Acuciados por la pandemia de coronavirus, que convirtió en trampas mortales las hacinadas y lentas “combis” y los taxis “colectivos”, el ilegal pero ubicuo modo de traslado de los limeños a corta distancia, miles de ciudadanos han encontrado en los pedales una salvación.

Las cifras hablan solas: tras el fin del confinamiento y la apertura de tiendas y negocios, la venta de bicicletas se ha multiplicado más de 300 por ciento y sus importaciones llegaron a superar en agosto 685 por ciento respecto al año pasado.

SALTO DE DIEZ AÑOS

“En Lima no había infraestructura, pero la bicicleta crecía ya antes del covid por el pésimo tráfico. A pesar de no sentirse segura, la gente veía beneficios en tiempo y dinero. Ahora con la pandemia se añade que los riesgos a la salud son mucho menores. Y así es que en cuestión de meses se avanzó lo que no se hizo en 10 años”, resumió Mauricio Zegarra, portavoz de la organización civil Cicloaxión.

Con una década a sus espaldas, clamando por la expansión del ciclismo como un modo de transporte sostenible, eficaz y saludable, no sólo para los individuos, sino también para la ciudad en su conjunto, Zegarra considera positivo lo que sucede, además de irreversible.

“Ahora hay voluntad de impulsar la bicicleta. Se sabía que era beneficioso, pero por cuestiones políticas no se hacía. Pero pocos se oponen a los cambios y ahora encima hay demanda ciudadana. El rol de la bicicleta se va a mantener y será difícil volver a lo de antes: una vez que se permite la autonomía, el control del tiempo de transporte, la libertad... si quitas eso, será un sacrificio político, no lo veo viable”, indicó el activista.

En Lima, los ciclistas aprovechan pocas ciclovías sin tránsito de autos / Foto: EFE

UNA PRIORIDAD

La bicicleta, como ejemplo de movilidad sostenible, es una “prioridad” para la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) de Lima y El Callao, el organismo regulador de la movilidad en la región más poblada del país sudamericano.

Así de categórica se expresó Claudia Ato, la subdirectora de Asuntos Ambientales y Sociales de ATU, quien apuntó que el objetivo del organismo es la creación de hasta 473 kilómetros de vías “seguras” para el tránsito de las bicicletas.

“No es nuestra competencia la construcción, depende de las autoridades locales, pero trabajamos en la promoción de este sistema de transporte, que reduce aglomeraciones y nos permite dar alternativas seguras a las personas”, indicó la funcionaria.

Para Ato, en este momento está claro que Lima “no tiene la infraestructura” para toda la demanda que hay para el uso de bicicletas, y existen problemas con algunos carriles que se han habilitado y que no cumplen criterios técnicos, desafíos clave para que este transporte siga creciendo y se consolide en la ciudad.

Ato se refirió así a la notable modificación del paisaje urbano limeño, donde han aparecido carriles exclusivos para bicicletas que por primera vez restan espacio al auto y ofrecen recorridos cada vez más integrados, pero falta conectividad y “seguridad vial” en los recorridos.

MUJERES, PROTAGONISTAS

Este abordaje popular de la bicicleta como medio de transporte se ha visto sostenido por un protagonista que ha encontrado en las dos ruedas una solución a muchos de sus problemas vinculados al transporte público: las mujeres.

Pese a que tienden a usar menos la bicicleta como transporte urbano en todo el mundo, y dependen más de buenas infraestructuras y señalizaciones para salir a pedalear, la incidencia de nuevas ciclistas en Lima es superior a las expectativas.

“Las mujeres son termómetros de la seguridad vial. Cuando ves que los ciclistas se dividen al 50 por ciento según sexo, significa que el espacio es seguro. En Lima 35 por ciento de mujeres, muy alto pese a que no existe esa seguridad.

“No tenemos un estudio, pero parece ser que a las mujeres les parece atractiva la bicicleta por culpa del factor del acoso sexual en el transporte público”, apuntó Mauricio Zegarra.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

CEDH investiga 21 casos de tortura en Aguascalientes

La titular de la comisión señaló que es un tema recurrente recibir este tipo de denuncias, sin embargo, no han sido comprobadas como tal

Local

Lluvias en Aguascalientes podrían generar agrietamientos: Ingenieros

Aunque por sus condiciones el estado no es propicio para socavones, los especialistas señalan que sí podrían aparecer fracturas en el asfalto

Policiaca

Se registra el suicidio número 80 del año en Aguascalientes

Un hombre de 33 años agredió física y verbalmente a su esposa y luego se ahorcó en una vivienda del fraccionamiento Villa Montaña

Cultura

ICA invita al Taller Kung Fu Lenguaje Escénico

Será impartido por la creadora escénica Yaride Rizk, del 14 al 16 de julio del presente año

Virales

¿Te imaginas una versión japonesa de ‘La Chona’? Banda lo hace posible

La Chona es una pieza clásica de las fiestas en México, y así es como suena en otro idioma

Local

Dejan a 20 mil derechohabientes sin medicinas

Fallos en las políticas de salud provocan que no se surtan fármacos en el IMSS

Sociedad

Escasez de agua: Sequía no distingue clases sociales en Nuevo León

La escasez de agua en Nuevo León afecta a colonias populares y a fraccionamientos exclusivos, no distingue de clases sociales

Política

Renueva México TLC con Corea del Sur

Ambos países acordaron realizar una cooperación triangular para financiar el progreso en Centroamérica

Deportes

Llegan rarámuris Talina y Toño Ramírez a República Checa para el Ultramaratón

Los hermanos Ramírez son originarios de la comunidad de Guachochi, Chihuahua, y ya tienen experiencia compitiendo en este tipo de extenuantes pruebas