imagotipo

Misa concelebrada por el jueves de Corpus Christi

  • El Sol del Centro
  • en Local

Laura Elena Rivera Manzanares

AGUASCALIENTES, Ags., (OEM-Informex).- La ceremonia de Corpus Christi permitió que el Obispo de la Diócesis de Aguascalientes diera a conocer a la feligresía católica los nuevos nombramientos hechos hacia Javier Cruz Muñoz, como vicario general y Daniel Escobedo, como secretario canciller, ambos de inmediato hicieron su profesión de fe.

Asimismo dio a conocer que el padre Raúl Sosa Palos, quien en los últimos años fungió como vicario, en adelante será el custodio de la Catedral, en sustitución de Jesús Estrada Avelar, en tanto que quien fuera el secretario canciller asumirá la rectoría del Seminario Diocesano.

Previo a hacer oficiales estos cambios y antes de oficiar la misa especial, en la que estuvo acompañado por el arzobispo emérito de Yucatán, Emilio Berlié Belauzarán, hizo un llamado a orar por los enfermos y por aquellas familias que han quedado destrozadas y desconcertadas a causa del suicidio de algún familiar, “son 65 y han dejado un gran dolor en sus hogares”.

Aprovechó para pedir a los asistentes a esta celebración oficiada en la explanada de la Plaza de la Patria, una oración para que la hermana del arzobispo Berlié Belauzarán –Mimí-, recupere su salud, “también tengo un hermano hospitalizado desde hace un mes, pidamos por él”.

Durante la misa a la que fueron convocados centenares de fieles, De la Torre Martín expresó que a través de la Eucaristía “Cristo quiso quedarse con nosotros como compañero de viaje en nuestro caminar hacia la casa”; explicó que la fiesta del Corpus Christi es inseparable a la del Jueves Santo.

Hizo referencia que en el jueves de la Semana Santa se revive el misterio de Cristo que se entrega a sus fieles en el pan partido y en el vino que da vida, ahora, con la celebración del Corpus Christi se presenta para la adoración y la meditación del pueblo de Dios.

Cabe mencionar que esta celebración católica es una de las más importantes de esta Iglesia al recordar a Jesús a través de la hostia, de la procesión y el reconocimiento festivo de su presencia entre los creyentes.

Así pues, este jueves de Corpus se tiene la celebración de la misa ordinaria y después hay una procesión con el Santísimo, con lo que se recuerda que más allá de los santos a conmemorar, se cuenta con el Santísimo Sacramento, “que es ni más ni menos que nuestro señor Jesucristo, no es una reliquia cualquiera, es la presencia real de Cristo”.

De esta manera, una vez que se llevó a cabo la celebración de la misa, el Santísimo Sacramento fue llevado en procesión por varias calles del primer cuadro de la ciudad para mostrar a Cristo resucitado y que los fieles se den cuenta que “Él está entre nosotros y nos guía hacia el reino de los cielos”.