imagotipo

Imparable la venta de ropa usada “en pacas”

  • El Sol del Centro
  • en Local

Laura Elena Rivera Manzanares

AGUASCALIENTES, Ags., (OEM-Informex).- Un fenómeno que no ha sido posible erradicar, no sólo en Aguascalientes, sino en todo el país, es la venta de prendas de vestir usadas provenientes“de pacas” y ropa china de baja calidad, que en muchos casos la gente prefiere sobre las prendas mexicanas, con el pretexto de que son más baratas, pero sin tomar en cuenta la calidad.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE), Mariano Rojas de Loera, subrayó que en el mercado hay prendas baratas y al ver la etiqueta se conoce su origen, pero al usarlas se da cuenta de su mala calidad tanto en la confección con en el tipo de tela e hilos.

Empero es un aspecto que poco consideran los compradores y siguen adquiriendo ese tipo de prendas que al lavarla se encoje, se deslava o se rasga, entonces prácticamente son desechables y es cuando se dice que “lo barato sale caro”.

El problema con esto es que esa preferencia de muchas personas, pretextando que prefieren comprar ropa barata, llega a afectar al gremio de los confeccionistas que se han esforzado por presentar prendas modernas, telas de calidad y la fabricación también óptima, con el afán de presentar ropa no durable, sino que además esté presentable siempre.

Es entendible que la gente busque ropa barata para proteger su economía, pero también es menester dejar en claro que los industriales locales no pueden absorber la diferencia de precios, pues las prendas chinas llegan a tener un precio hasta de la mitad en comparación con las marcas propias.

Aunado a esta situación, los industriales del vestido se han tenido que enfrentar por años con la “piratería” de modelos y marcas, ya que en locales comerciales y tianguis se observan pantalones, camisas, vestidos y demás prendas de marcas conocidas pero que no son originales, lo cual se detecta de inmediato también por el precio, situación que se ha vuelto imparable a pesar de los operativos que realizan autoridades fiscales.

Rojas de Loera aseveró que se trata de un lastre constante para el sector pero que a pesar de los embates que genera, no ha logrado detener el ánimo de los confeccionistas que no se cansarán en su preparación para lograr la consolidación una vez que se ha reactivado esta actividad, “llegaremos a tener el auge de hace años, cuando Aguascalientes se distinguía por tener esta industria, llegamos a ser el número uno en el país y lo volveremos a ser”.