imagotipo

Aplicarán sanciones de hasta 30 años a ladrones de combustible

  • El Sol del Centro
  • en Local

Por Mario Luis Ramos Rocha

Aguascalientes, Ags. (OEM-Informex).- El Senado de la República analiza aplicar sanciones de hasta 30 años de cárcel a las personas que extraigan, transporten o comercialicen hidrocarburos de manera ilegal, anunció el senador por Aguascalientes, Miguel Romo Medina.
Reconoció que el robo de combustibles alcanza ya proporciones graves, pues en los últimos años se ha registrado un incremento importante en la cantidad de gasolinas robadas a través de perforaciones clandestinas en los ductos propiedad de Petróleos Mexicanos.
En entrevista el representante por la entidad, manifestó que este problema no es casual, pues es una ramificación más de las actividades de la delincuencia organizada, que trabaja de manera paralela con el narcotráfico, el secuestro, robo de autos y ahora robo de hidrocarburos.
Romo Medina puntualizó que la reforma que se analiza ya en el seno de la Cámara alta del Congreso de la Unión tiene que ver con modificaciones del tipo penal que permitan identificar, tipificar y sancionar de manera adecuada a los responsables del robo de combustible, pero especialmente aumentar significativamente las penas.
“De manera paralela estamos trabajando sobre una ley específica que abarca una amplia serie de conductas, no solamente en el sentido de la extracción y robo de hidrocarburos, sino también sanciona los atentados contra las instalaciones, contra vehículos, el transporte y operaciones en general que se encuentran asociadas al tema energético”, acotó.
Para el senador Miguel Romo Medina, hasta el momento no existe registro de que en Aguascalientes se cometa este delito, si bien todos los estados por donde pasa un oleoducto o gasoducto son víctimas potenciales.
A la fecha, abundó, la mayor incidencia del mismo se registra en Puebla y Guanajuato, así como la zona del sureste del país, donde el delito ha alcanzado graves proporciones. “Esto está dañando la ecología, hay incendios, hay derrames, pero sobre todo hay riesgos para las familias. Es un delito de alto impacto y tan grave como el narcotráfico”, dijo finalmente.