imagotipo

Al estar toreando en Calkiní, Campeche

  • El Sol del Centro
  • en Local

 

Por ADIEL ARMANDO BOLIO

El matador de toros coahuilense Luis Manuel Pérez “El Canelo” regresó de torear en el coso campechano de Calkiní, donde sufrió la fisura de tres costillas y no una cornada en el tórax como se había mal informado.
Como se sabe, “El Canelo” toreó en la feria de dicha localidad y un ejemplar de Cervantes le provocó un volteretón al realizar la suerte de matar y caer delante de la cara del astado.
El resultado de todo ello fue de tres costillas fisuradas y diversos golpes: “Dentro de lo malo, solo recibí varios golpes y estoy usando una faja ortopédica para sujetar las costillas del lado izquierdo durante 15 días, pero estoy bien, con mucho animó”, dijo el torero.
“El Canelo” agregó que los toros de Cervantes pedían “carnet” y no podía haber errores pero el piso estaba en malas condiciones a consecuencia de una fuerte tormenta que había caído en la zona. Aun así sus alternantes y él aceptaron torear en un acto tal vez de inconciencia.
Ya en la ciudad de Querétaro, Luis Manuel continuará con su recuperación para posteriormente viajar a finales de este mes a Perú, donde tiene contratadas cuatro fechas. Todo esto como preparación para su actuación en el coso “La Florecita” en el sábado 9 de septiembre próximo en la I Feria Toro 2017, donde sostendrá un mano a mano con Ernesto Javier “Calita” lidiando toros de la dehesa de San Marcos