/ viernes 4 de septiembre de 2020

Tácticas de Silverio para enfrentar la censura, la crisis y el aburrimiento

Para el irreverente intérprete, el perreo vino a sustituir al rock en cuanto a las reacciones de rebeldía que causa entre los jóvenes del mundo

Puedes amarlo u odiarlo, pero lo más probable es que no permanezcas indiferente después de ver una de sus presentaciones, en las que abundan el sudor, los escupitajos y las palabrotas, mientras que el protagonista se va despojando de su brillante atuendo y deja ver su anatomía, que no resulta precisamente un modelo a seguir.

Se hace llamar Silverio, a secas. Nadie sabe su apellido, ni conoce el lugar de donde proviene; apenas se sabe que se llama Chimpancingo y que se localiza en el estado de Guerrero.

Él mismo no ofrece muchos detalles al respecto y sólo dice que en ese lugar, al que le llama “la sierra sin encanto”, creció hasta que echó a perder su adolescencia y tuvo que emigrar a la gran ciudad.

“Como tampoco he vuelto, mi relación con ese lugar es bastante turbulenta… Ya no he regresado, porque hubo pelea familiar, y ya no pueden verme ni en pintura”, asegura.

Pero lo más importante sobre Silverio es su propuesta escénica, que rompe por completo con la idea tradicional del concierto de rock o de la música electrónica -los dos géneros que fusiona en su propuesta-. Incluso para algunos aficionados al punk y al llamado rock “alternativo” el show de Silverio puede resultar demasiado transgresor, en una escena musical que más bien se caracteriza por repetir fórmulas ya muy probadas durante décadas.

Así que buscamos al autor de éxitos como Perro y Yepa Yepa Yepa, para que nos contara cómo ha enfrentado la pandemia y cuáles son sus tácticas para enfrentar con decoro la censura, la crisis y el aburrimiento.

El perreo tiene esa capacidad de escandalizar que ya no ves en el rock; está cumpliendo ese papel social

-¿Cómo te ha tratado esta pandemia, ¿te ha afectado o te ha beneficiado de alguna manera?

-Al principio sí fue una temporada de mucha creatividad, donde estuve componiendo en el estudio y concentrado en ver qué se puede desarrollar para seguir adelante; son épocas muy extrañas en las que esto se está extendiendo y se va a extender más, y creo que esa es la parte que más se me complica, porque mi show es muy en vivo, y aunque hay una parte musical que es importante para mantenerlo, yo siempre me he dedicado al show en vivo, y de pronto no tener para sacar a la bestia a pasear, pues es bastante extraño.

-Pero ha sido un periodo productivo.

-En términos de creatividad sí, porque estoy componiendo material nuevo, y me he dado el tiempo para replantearme cosas, desde cómo estaba componiendo… En ese sentido sí ha sido productivo, pero en términos materiales ha sido absolutamente improductivo, y más bien vamos a la deriva.

-Ya que hablabas de los conciertos, parece que el tipo de shows que tú das, son todo lo contrario a las recomendaciones que nos dan de sana distancia, por el tipo de contacto que hay con la gente.

-Sí… Yo soy anti esta época, porque lo que hago es dejarme ir y dejar que pase lo que tenga que pasar, lo cual es un problema en tiempos tan restrictivos; la verdad es que esta es una censura muy violenta, ya sea a propósito o no… todo esto de vivir en el autoencierro es algo muy extraño que todavía no llegamos a entender… Tal vez encuentre cómo replantear lo que hago, para poder funcionar sin tener que hacer un show en vivo como el que hacía, pero no me quiero quedar a medias, o sea: no haría el mismo show pero restringido, prefiero hacer otra cosa, porque un rock sin energía es mejor no hacerlo.

-¿Y cómo sientes a la industria musical, o a lo que queda de ella?

-Pues… es que no la siento, justamente. O sea, se está yendo a la borda definitivamente. Por un lado es bueno porque, digamos que de las crisis pueden surgir cosas importantes y replanteamientos de cómo funciona, porque es una industria que está echada a perder desde hace mucho tiempo y que ha perdido el valor que llegó a tener. En ese sentido está bien que se muera, para que renazca de una manera diferente. Creo que lo mejor que le ha pasado a la industria, y no es algo que yo consuma, es el perreo…

"Sé que es un tema delicado, pero a mí lo que me atrae, más allá de la música, es lo que sucede socialmente con los chavos, y que ya no lo ves con el rock, o sea: esa movida tan fuerte que pueda tener la capacidad de escandalizar a la gente… ¿Entiendes? Está cumpliendo un papel muy fuerte para la juventud, y eso es algo que no pasaba hace mucho; la última vez que sucedió fue con el rave, que fue una música muy potente, que yo tampoco la consumía, pero que como escena era muy interesante, como pasó hace mucho con los punks; ese impacto social tan fuerte es lo que vale mucho la pena de estos géneros… El rock como que ya se aguadó mucho".

Foto: Cortesía Silverio Oficial

A la industria musical no la siento… se está yendo a la borda definitivamente (…) Está bien que se muera, para que renazca de una manera diferente

-Es popular el video de Youtube en el que ofreces quizá el concierto más breve del rock mexicano: dos minutos, antes de que te piden que pares.

-Sí, yo creo que fue como un minuto y medio… De pronto las autoridades pueden ser extremadamente disfuncionales y taradas, ¿no? Para primero permitir un show y luego cortarlo. Es algo que no tiene mucho sentido… Bueno, para mí tiene sentido y funciona muy bien, porque pone de manifiesto un montón de cosas que me gusta señalar, pero pues, se meten el pie solitos… Ese día en la Glorieta Insurgentes yo me la pasé bien, porque a partir de que censuraron el show, nos fuimos con toda la gente a seguir cotorreando en la Zona Rosa y el Ángel de la Independencia, todos cagándonos de la risa de todo lo que había sucedido. Yo me imaginaba que algo así podía suceder, estaba contemplado, ¡pero no pensé que iba a ser tan veloz la reacción! Una estupidez tan rápida, porque además no estaba sucediendo nada aún… Igual y podía llegar a suceder, ¡pero realmente todavía no estaba pasando nada! Yo todavía tenía el traje íntegro, pulcro, y la gente apenas estaba arrancando; en ese sentido sí me sorprendió bastante… Muy probablemente podría haber terminado en lo mismo, por alguna razón que yo dijera: “Ok, me pasé de lanza”, pero el modo en que se dio sí fue bastante sorpresivo.

-¿Cuál sería el lugar más bizarro donde ha tocado Silverio?

-Pues… Una vez me pidieron que tocara en una boda, y fue algo que terminó muy mal (risas)… Yo creo que de entrada mi show no es lo más pertinente para ese tipo de ceremonias; creo que es un muy mal augurio invitar a Silverio a algo así.

-¿El lugar más nice donde has tocado? (Risas) El lugar más fifí… No sé… Yo creo que justamente esa misma boda, que era bastante fifí, pero que terminó en una situación bastante complicada para la misma familia.

-¿Qué es lo más bizarro que ha hecho alguien cuando se enfrenta a tu show?

-Me han pasado muchas cosas, por el tipo de show que hago. Han habido situaciones muy peculiares, sobre todo cuando la gente no me conoce y no sabe lo que hago o no saben a lo que van, y de pronto se enfrenta a un show así, es cuando se pone mágica la situación, ¿no? por llamarle de alguna manera. Hay gente que no sabe enfrentar un show así, porque están acostumbrados a que los espectáculos se hacen de una sola forma.

-¿Te han agredido o confrontado de alguna manera?

-Es muy raro que la confrontación sea cara a cara, más bien como que lo hacen desde el anonimato o escondidos entre el público, de una manera más cobarde o anónima, y así no puedo distinguir quién es o de quién se trata.

-¿Si tu música fuera un platillo gastronómico, cuál sería?

-Yo creo que sería mole... Mole rojo, por lo cargado, cacofónico, bastante condimentado… y espesito.

-Silverio, ¿pagan bien los comerciales de tequila?

-Pues… Depende de qué signifique pagar bien. En mi caso, más que del dinero se trata de tener mucho cuidado del manejo que se hace de la imagen que se ha construido, porque se puede echar todo por la borda muy fácilmente. Pero ha habido mucho cuidado de hasta dónde se puede llegar y de que sí esté muy bien cuidado el producto y la imagen… Eso sí, definitivamente me ha salvado la temporada, porque sin conciertos, estaría bastante asustado sin una forma para sobrevivir esta pandemia.

-¿Cómo sientes a la 4T en general, y a lo que han hecho por el arte y la cultura?

-Híjole, es muy complicado porque obviamente hubo mucho recorte de presupuesto en lo que se refiere a cultura, pero entiendo que las prioridades del país puedan ser otras, ¿no? En un país que ha sido golpeado durante muchísimos años y donde el saqueo ha sido verdaderamente bárbaro, tanto de parte del PRI como del PAN también en buena medida. No tengo el análisis como para saber exactamente qué está sucediendo con la 4T; en un principio me parecía muy bien que hubiera un cambio en tantas estructuras sociales o un intento diferente de gobierno… Hay que ver cómo resulta y qué tan cierto es, porque hay una crisis en muchos sentidos; no sé cómo interfiera todo lo de la pandemia con el proyecto de transformación que tenían. Es complicado, pero en principio estoy de acuerdo en que las cosas cambien y en que tienen que funcionar de otra manera.

-Y hablando de saqueos, ¿cómo ves la propuesta de enjuiciar a los expresidentes?

-Yo creo que está perfecto… No veo por qué no había pasado antes. La verdad es que si no hicieron nada malo, ¿cuál es el miedo a que los enjuicien? No tendrían por qué estar preocupados, ni tendría que haber tanta alarma, ¿no? Yo creo que definitivamente sí se pasaron de lanza, es mi punto de vista muy personal, pero si se pasaron de lanza pues que los refundan.

Foto: Cortesía Silverio Oficial

Hay que voltear a ver las nuevas redes sociales, porque algunas se están convirtiendo en lo que se convirtió la televisión, y se están volviendo un basurero y un lugar de censura

-¿Tú buscarías o aceptarías algún cargo político?

-Definitivamente no creo que me vayan a buscar para nada, porque no estoy en una situación políticamente correcta, sino todo lo contrario, además de que tampoco me interesa, nunca me ha interesado y creo que tampoco sería yo la persona correcta… Sería muy fácil que hundiera el barco, entonces yo creo que es preferible que no me meta en ese terreno; lo mío es otra cosa.

-¿Qué hace Silverio en su tiempo libre?

-Pues, aunque lo no parezca leer, cuidar las plantas, a mis animales… y tomarme unas copas. Así de sencillo.

-¿Alguna lectura que recomiendes?

-Como que retomé varios de Vargas Llosa, y creo que todos sus libros están bastante buenos, es como un clásico de novela histórica latinoamericana para enterarse un poco de las particularidades que han sucedido por estas latitudes.

-¿Qué tan metido estás en las redes sociales y más concretamente en los fenómenos más recientes, como TikTok?

-La verdad es que no lo he abierto… aunque probablemente no sea mala idea voltear a verlo, sobre todo por la censura, que ha sido tan alarmante en las redes sociales… En algún momento las redes fueron algo absolutamente increíble y un espacio bastante abierto para mí, pero eso ha cambiado radicalmente en redes como Facebook, donde me tienen prácticamente en la mira para cerrar mis cuentas. Habría que voltear a ver las nuevas redes, porque parece que algunas se están convirtiendo en lo que se convirtió la televisión, y se están volviendo un basurero y un lugar de censura, por todos los poderes que hay de por medio, ¿no? Como que hay que estar mutando permanentemente para para que no te agarren.

-¿Entonces Facebook te tiene en la mira?

-Sí, Facebook e Instagram… como que ahí hay que tener cuidado con lo que haces, porque tienen un montón de restricciones, y todo el tiempo te están avisando, lo cual es bastante extraño porque sí es una herramienta de trabajo importante. También me sorprende cómo reacciona el púbico, porque se van de redes como Twitter, donde prácticamente no hay censura y se están yendo a otras redes y a plataformas que están más censuradas…

¿Cuándo escucharemos nueva música de Silverio? ¿Qué planes hay en puerta?

Voy a sacar unos programas de Silverio en Cautiverio, que son como unas cápsulas, con unas rolas que haré al vapor, en mi estudio y con alguna entrevista interesante... Ahora sí que a falta de shows, es algo de lo que quiero inventar para seguir con el cotorreo… Sobre los shows en streaming, ya hice al principio de la pandemia y la pasé bien, pero prefiero inventar algo nuevo a tratar de hacer algo como lo hacía en vivo, pero digamos, de una manera castrada y cobrarle a la gente por eso; se me hace una cosa bastante extraña que los músicos estén haciendo eso en vez de reinventar algo que pueda ser más atractivo… Así que andamos cocinando eso y dándole la vuelta, para ofrecer algo interesante y no un refrito de lo que hacíamos.

" frameborder="0" width="100%" allowfullscreen="">

A veces las autoridades pueden ser extremadamente disfuncionales para primero permitir un show y luego cortarlo (…) ¡se meten el pie solitos!



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Puedes amarlo u odiarlo, pero lo más probable es que no permanezcas indiferente después de ver una de sus presentaciones, en las que abundan el sudor, los escupitajos y las palabrotas, mientras que el protagonista se va despojando de su brillante atuendo y deja ver su anatomía, que no resulta precisamente un modelo a seguir.

Se hace llamar Silverio, a secas. Nadie sabe su apellido, ni conoce el lugar de donde proviene; apenas se sabe que se llama Chimpancingo y que se localiza en el estado de Guerrero.

Él mismo no ofrece muchos detalles al respecto y sólo dice que en ese lugar, al que le llama “la sierra sin encanto”, creció hasta que echó a perder su adolescencia y tuvo que emigrar a la gran ciudad.

“Como tampoco he vuelto, mi relación con ese lugar es bastante turbulenta… Ya no he regresado, porque hubo pelea familiar, y ya no pueden verme ni en pintura”, asegura.

Pero lo más importante sobre Silverio es su propuesta escénica, que rompe por completo con la idea tradicional del concierto de rock o de la música electrónica -los dos géneros que fusiona en su propuesta-. Incluso para algunos aficionados al punk y al llamado rock “alternativo” el show de Silverio puede resultar demasiado transgresor, en una escena musical que más bien se caracteriza por repetir fórmulas ya muy probadas durante décadas.

Así que buscamos al autor de éxitos como Perro y Yepa Yepa Yepa, para que nos contara cómo ha enfrentado la pandemia y cuáles son sus tácticas para enfrentar con decoro la censura, la crisis y el aburrimiento.

El perreo tiene esa capacidad de escandalizar que ya no ves en el rock; está cumpliendo ese papel social

-¿Cómo te ha tratado esta pandemia, ¿te ha afectado o te ha beneficiado de alguna manera?

-Al principio sí fue una temporada de mucha creatividad, donde estuve componiendo en el estudio y concentrado en ver qué se puede desarrollar para seguir adelante; son épocas muy extrañas en las que esto se está extendiendo y se va a extender más, y creo que esa es la parte que más se me complica, porque mi show es muy en vivo, y aunque hay una parte musical que es importante para mantenerlo, yo siempre me he dedicado al show en vivo, y de pronto no tener para sacar a la bestia a pasear, pues es bastante extraño.

-Pero ha sido un periodo productivo.

-En términos de creatividad sí, porque estoy componiendo material nuevo, y me he dado el tiempo para replantearme cosas, desde cómo estaba componiendo… En ese sentido sí ha sido productivo, pero en términos materiales ha sido absolutamente improductivo, y más bien vamos a la deriva.

-Ya que hablabas de los conciertos, parece que el tipo de shows que tú das, son todo lo contrario a las recomendaciones que nos dan de sana distancia, por el tipo de contacto que hay con la gente.

-Sí… Yo soy anti esta época, porque lo que hago es dejarme ir y dejar que pase lo que tenga que pasar, lo cual es un problema en tiempos tan restrictivos; la verdad es que esta es una censura muy violenta, ya sea a propósito o no… todo esto de vivir en el autoencierro es algo muy extraño que todavía no llegamos a entender… Tal vez encuentre cómo replantear lo que hago, para poder funcionar sin tener que hacer un show en vivo como el que hacía, pero no me quiero quedar a medias, o sea: no haría el mismo show pero restringido, prefiero hacer otra cosa, porque un rock sin energía es mejor no hacerlo.

-¿Y cómo sientes a la industria musical, o a lo que queda de ella?

-Pues… es que no la siento, justamente. O sea, se está yendo a la borda definitivamente. Por un lado es bueno porque, digamos que de las crisis pueden surgir cosas importantes y replanteamientos de cómo funciona, porque es una industria que está echada a perder desde hace mucho tiempo y que ha perdido el valor que llegó a tener. En ese sentido está bien que se muera, para que renazca de una manera diferente. Creo que lo mejor que le ha pasado a la industria, y no es algo que yo consuma, es el perreo…

"Sé que es un tema delicado, pero a mí lo que me atrae, más allá de la música, es lo que sucede socialmente con los chavos, y que ya no lo ves con el rock, o sea: esa movida tan fuerte que pueda tener la capacidad de escandalizar a la gente… ¿Entiendes? Está cumpliendo un papel muy fuerte para la juventud, y eso es algo que no pasaba hace mucho; la última vez que sucedió fue con el rave, que fue una música muy potente, que yo tampoco la consumía, pero que como escena era muy interesante, como pasó hace mucho con los punks; ese impacto social tan fuerte es lo que vale mucho la pena de estos géneros… El rock como que ya se aguadó mucho".

Foto: Cortesía Silverio Oficial

A la industria musical no la siento… se está yendo a la borda definitivamente (…) Está bien que se muera, para que renazca de una manera diferente

-Es popular el video de Youtube en el que ofreces quizá el concierto más breve del rock mexicano: dos minutos, antes de que te piden que pares.

-Sí, yo creo que fue como un minuto y medio… De pronto las autoridades pueden ser extremadamente disfuncionales y taradas, ¿no? Para primero permitir un show y luego cortarlo. Es algo que no tiene mucho sentido… Bueno, para mí tiene sentido y funciona muy bien, porque pone de manifiesto un montón de cosas que me gusta señalar, pero pues, se meten el pie solitos… Ese día en la Glorieta Insurgentes yo me la pasé bien, porque a partir de que censuraron el show, nos fuimos con toda la gente a seguir cotorreando en la Zona Rosa y el Ángel de la Independencia, todos cagándonos de la risa de todo lo que había sucedido. Yo me imaginaba que algo así podía suceder, estaba contemplado, ¡pero no pensé que iba a ser tan veloz la reacción! Una estupidez tan rápida, porque además no estaba sucediendo nada aún… Igual y podía llegar a suceder, ¡pero realmente todavía no estaba pasando nada! Yo todavía tenía el traje íntegro, pulcro, y la gente apenas estaba arrancando; en ese sentido sí me sorprendió bastante… Muy probablemente podría haber terminado en lo mismo, por alguna razón que yo dijera: “Ok, me pasé de lanza”, pero el modo en que se dio sí fue bastante sorpresivo.

-¿Cuál sería el lugar más bizarro donde ha tocado Silverio?

-Pues… Una vez me pidieron que tocara en una boda, y fue algo que terminó muy mal (risas)… Yo creo que de entrada mi show no es lo más pertinente para ese tipo de ceremonias; creo que es un muy mal augurio invitar a Silverio a algo así.

-¿El lugar más nice donde has tocado? (Risas) El lugar más fifí… No sé… Yo creo que justamente esa misma boda, que era bastante fifí, pero que terminó en una situación bastante complicada para la misma familia.

-¿Qué es lo más bizarro que ha hecho alguien cuando se enfrenta a tu show?

-Me han pasado muchas cosas, por el tipo de show que hago. Han habido situaciones muy peculiares, sobre todo cuando la gente no me conoce y no sabe lo que hago o no saben a lo que van, y de pronto se enfrenta a un show así, es cuando se pone mágica la situación, ¿no? por llamarle de alguna manera. Hay gente que no sabe enfrentar un show así, porque están acostumbrados a que los espectáculos se hacen de una sola forma.

-¿Te han agredido o confrontado de alguna manera?

-Es muy raro que la confrontación sea cara a cara, más bien como que lo hacen desde el anonimato o escondidos entre el público, de una manera más cobarde o anónima, y así no puedo distinguir quién es o de quién se trata.

-¿Si tu música fuera un platillo gastronómico, cuál sería?

-Yo creo que sería mole... Mole rojo, por lo cargado, cacofónico, bastante condimentado… y espesito.

-Silverio, ¿pagan bien los comerciales de tequila?

-Pues… Depende de qué signifique pagar bien. En mi caso, más que del dinero se trata de tener mucho cuidado del manejo que se hace de la imagen que se ha construido, porque se puede echar todo por la borda muy fácilmente. Pero ha habido mucho cuidado de hasta dónde se puede llegar y de que sí esté muy bien cuidado el producto y la imagen… Eso sí, definitivamente me ha salvado la temporada, porque sin conciertos, estaría bastante asustado sin una forma para sobrevivir esta pandemia.

-¿Cómo sientes a la 4T en general, y a lo que han hecho por el arte y la cultura?

-Híjole, es muy complicado porque obviamente hubo mucho recorte de presupuesto en lo que se refiere a cultura, pero entiendo que las prioridades del país puedan ser otras, ¿no? En un país que ha sido golpeado durante muchísimos años y donde el saqueo ha sido verdaderamente bárbaro, tanto de parte del PRI como del PAN también en buena medida. No tengo el análisis como para saber exactamente qué está sucediendo con la 4T; en un principio me parecía muy bien que hubiera un cambio en tantas estructuras sociales o un intento diferente de gobierno… Hay que ver cómo resulta y qué tan cierto es, porque hay una crisis en muchos sentidos; no sé cómo interfiera todo lo de la pandemia con el proyecto de transformación que tenían. Es complicado, pero en principio estoy de acuerdo en que las cosas cambien y en que tienen que funcionar de otra manera.

-Y hablando de saqueos, ¿cómo ves la propuesta de enjuiciar a los expresidentes?

-Yo creo que está perfecto… No veo por qué no había pasado antes. La verdad es que si no hicieron nada malo, ¿cuál es el miedo a que los enjuicien? No tendrían por qué estar preocupados, ni tendría que haber tanta alarma, ¿no? Yo creo que definitivamente sí se pasaron de lanza, es mi punto de vista muy personal, pero si se pasaron de lanza pues que los refundan.

Foto: Cortesía Silverio Oficial

Hay que voltear a ver las nuevas redes sociales, porque algunas se están convirtiendo en lo que se convirtió la televisión, y se están volviendo un basurero y un lugar de censura

-¿Tú buscarías o aceptarías algún cargo político?

-Definitivamente no creo que me vayan a buscar para nada, porque no estoy en una situación políticamente correcta, sino todo lo contrario, además de que tampoco me interesa, nunca me ha interesado y creo que tampoco sería yo la persona correcta… Sería muy fácil que hundiera el barco, entonces yo creo que es preferible que no me meta en ese terreno; lo mío es otra cosa.

-¿Qué hace Silverio en su tiempo libre?

-Pues, aunque lo no parezca leer, cuidar las plantas, a mis animales… y tomarme unas copas. Así de sencillo.

-¿Alguna lectura que recomiendes?

-Como que retomé varios de Vargas Llosa, y creo que todos sus libros están bastante buenos, es como un clásico de novela histórica latinoamericana para enterarse un poco de las particularidades que han sucedido por estas latitudes.

-¿Qué tan metido estás en las redes sociales y más concretamente en los fenómenos más recientes, como TikTok?

-La verdad es que no lo he abierto… aunque probablemente no sea mala idea voltear a verlo, sobre todo por la censura, que ha sido tan alarmante en las redes sociales… En algún momento las redes fueron algo absolutamente increíble y un espacio bastante abierto para mí, pero eso ha cambiado radicalmente en redes como Facebook, donde me tienen prácticamente en la mira para cerrar mis cuentas. Habría que voltear a ver las nuevas redes, porque parece que algunas se están convirtiendo en lo que se convirtió la televisión, y se están volviendo un basurero y un lugar de censura, por todos los poderes que hay de por medio, ¿no? Como que hay que estar mutando permanentemente para para que no te agarren.

-¿Entonces Facebook te tiene en la mira?

-Sí, Facebook e Instagram… como que ahí hay que tener cuidado con lo que haces, porque tienen un montón de restricciones, y todo el tiempo te están avisando, lo cual es bastante extraño porque sí es una herramienta de trabajo importante. También me sorprende cómo reacciona el púbico, porque se van de redes como Twitter, donde prácticamente no hay censura y se están yendo a otras redes y a plataformas que están más censuradas…

¿Cuándo escucharemos nueva música de Silverio? ¿Qué planes hay en puerta?

Voy a sacar unos programas de Silverio en Cautiverio, que son como unas cápsulas, con unas rolas que haré al vapor, en mi estudio y con alguna entrevista interesante... Ahora sí que a falta de shows, es algo de lo que quiero inventar para seguir con el cotorreo… Sobre los shows en streaming, ya hice al principio de la pandemia y la pasé bien, pero prefiero inventar algo nuevo a tratar de hacer algo como lo hacía en vivo, pero digamos, de una manera castrada y cobrarle a la gente por eso; se me hace una cosa bastante extraña que los músicos estén haciendo eso en vez de reinventar algo que pueda ser más atractivo… Así que andamos cocinando eso y dándole la vuelta, para ofrecer algo interesante y no un refrito de lo que hacíamos.

" frameborder="0" width="100%" allowfullscreen="">

A veces las autoridades pueden ser extremadamente disfuncionales para primero permitir un show y luego cortarlo (…) ¡se meten el pie solitos!



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Una mujer lesionada tras un accidente

Tres hombres que la acompañaban no resultaron lesionados, a pesar de lo aparatoso del percance

Tecnología

Con tecnología aérea se atenderán cultivos en Aguascalientes

Con el apoyo de cuatro drones se podrá evitar el desarrollo de plagas y atender necesidades de las plantas en áreas específicas de las siembras

Finanzas

Padece la población estrategia equívoca contra el Covid-19: Coparmex

Errado combate de la pandemia pasa factura a la economía y salud de los mexicanos

Exposiciones

Agenda: Actividades qué hacer del 25 al 29 de noviembre

¡Hola, diciembre! dile adiós al onceavo mes del 2020 con estas sugerencias

Sociedad

[VIDEO] Diputados guardan minuto de silencio por la muerte de Diego Armando Maradona

A petición de Gerardo Fernández Noroña, los legisladores detuvieron sus actividades en para honrar la memoria del ex futbolista

Futbol

"La mano de Dios", la canción de Maradona que todo aficionado se sabe

"Y todo el pueblo cantó ‘Marado Marado", es una de las letras más conocidas por el mundo del futbol

Futbol

Maradona, uno de los rostros más tatuados en el mundo

El exfutbolista fue uno de los más queridos y famosos de todo el mundo. A lo largo de su vida recibió cientos de muestras de cariño

Policiaca

Una mujer lesionada tras un accidente

Tres hombres que la acompañaban no resultaron lesionados, a pesar de lo aparatoso del percance

Futbol

Pelé o Maradona, el eterno debate

Durante muchos años, Edson Arantes do Nascimento fue considerado de manera inobjetable como el mejor jugador de futbol que pisó una cancha