/ jueves 5 de octubre de 2017

35 años después llega la continuación de Blade Runner 2049

Con Ryan Gosling, Jared Leto y el regreso de Harrison Ford, Blade Runner 2049 llega a salas este fin de semana

En 1982 Blade Runner cautivó los ojos de miles de espectadores alrededor del mundo. La cinta se aventuraba a echar un vistazo sobre el futuro de la humanidad, donde los robots y la tecnología dominaban la fas de la tierra. Y aunque hoy no existen autos voladores ni otros vaticinios de la cinta, la historia que en su momento fue dirigida por Ridley Scott tiene una gran cercanía con la realidad de nuestros días.

35 años después, un director como Denis Villeneuve, se aventura a dar continuidad a esta historia que más allá de jugar con la ciencia ficción reflexiona sobre la relación entre la humanidad y la tecnología. Villeneuve no es un cineasta nuevo dentro de estas temáticas, en 2016 estrenó La llegada, una historia que retrata un encuentro entre humanos y seres de otro planeta.

Con Ryan Gosling, Jared Leto y el regreso de Harrison Ford, Blade Runner 2049 llega a salas este fin de semana.

“La ciencia y la tecnología son maravillosas, salvan muchas vidas; es increíble lo que el ser humano puede llegar a descubrir y hacer con ellas… si se usan para cosas adecuadas”, explica Ana de Armas, actriz cubana que debuta en Hollywood con esta cinta.

Nominada a dos Premios Oscar en 1987, Blade Runner se convirtió rápidamente en una cinta de culto que trascendió épocas a través de la reflexión del futuro, misma que hoy se repite con esta secuela. “Desde luego que esta película es una reflexión de la sociedad de hoy en día. Lo fue desde la cinta de 1982, donde se proyectaba el camino que podría seguir la sociedad si seguíamos dándole ese poder a la tecnología sobre nosotros. Aquí estamos de nuevo, contando lo que creemos que podría pasar en 2049”, comenta la actriz.

Como en su momento, esta nueva historia enfatiza en la segregación humano-tecnología, donde parece que los años, más que ayudar, han agudizado este conflicto de identidad. “Después de mucho tiempo seguimos en lo mismo: existe una nueva generación de Nexus más cercana a los seres humanos tanto física como sensorialmente, por lo que es muy difícil identificarlos. El dilema continúa: ellos tienen el deseo de vivir, con lo cual los humanos, por miedo, siguen queriendo deshacerse de ellos”, explica la actriz.

“La tecnología hoy en día no ha hecho más que distanciar a las personas, estamos demasiado conectados con lo que hay”, comenta Ana de Armas.

“Quiero verlo con esperanzas de que si no nos gusta lo que vemos aquí que sea como un espejo hacia donde no queremos ir o que no sea lo que no queremos que pase. Espero que haya algo que nos sacuda y nos demos cuenta antes de que sea muy tarde”, explica.

Un futuro prometedor

Cuando en 1982 Ridley Scott se preparaba para el estreno de su nueva cinta, Blade Runner, nadie se imaginaria que esta historia se volvería una película de culto y un parteaguas dentro de la ciencia ficción.

Blade Runner está basada en el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick. La cinta se ubica en la edad futurista de 2019, donde cuenta la travesía de “Rick Deckard”, un experto en “retirar” (o mejor dicho, matar) a los “replicantes”: humanos artificiales creados para servir como esclavos, los cuales se convierten en una amenaza. social. 

A pesar de lo novedoso y arriesgado de la historia en esa época, el reconocimiento de la película tardó tiempo en llegar. Ridley Scott venía de presentar Alien, un éxito mundial que había logrado ganar un Premio de la Academia por Efectos visuales. Por eso la apuesta por Blade Runner, al ser una historia con una visión futurista, generaba grandes expectativas ante la crítica de aquella época.

Sin embargo, la obra de Ridley Scott también se aventura a plantear otros debates en temas políticos y sociales. Por un lado sobre el abuso de poder de las autoridades frente a los “replicantes”. Mientras que por otro está la exposición de la esclavitud y la segregación que sufren estos personajes al ser unos androides, lo que a su vez plantea un cuestionamiento de lo que significa ser humano.

La propuesta visual y discursiva son los elementos que han posicionado a Blade Runner como una película para varias generaciones.

En 1982 Blade Runner cautivó los ojos de miles de espectadores alrededor del mundo. La cinta se aventuraba a echar un vistazo sobre el futuro de la humanidad, donde los robots y la tecnología dominaban la fas de la tierra. Y aunque hoy no existen autos voladores ni otros vaticinios de la cinta, la historia que en su momento fue dirigida por Ridley Scott tiene una gran cercanía con la realidad de nuestros días.

35 años después, un director como Denis Villeneuve, se aventura a dar continuidad a esta historia que más allá de jugar con la ciencia ficción reflexiona sobre la relación entre la humanidad y la tecnología. Villeneuve no es un cineasta nuevo dentro de estas temáticas, en 2016 estrenó La llegada, una historia que retrata un encuentro entre humanos y seres de otro planeta.

Con Ryan Gosling, Jared Leto y el regreso de Harrison Ford, Blade Runner 2049 llega a salas este fin de semana.

“La ciencia y la tecnología son maravillosas, salvan muchas vidas; es increíble lo que el ser humano puede llegar a descubrir y hacer con ellas… si se usan para cosas adecuadas”, explica Ana de Armas, actriz cubana que debuta en Hollywood con esta cinta.

Nominada a dos Premios Oscar en 1987, Blade Runner se convirtió rápidamente en una cinta de culto que trascendió épocas a través de la reflexión del futuro, misma que hoy se repite con esta secuela. “Desde luego que esta película es una reflexión de la sociedad de hoy en día. Lo fue desde la cinta de 1982, donde se proyectaba el camino que podría seguir la sociedad si seguíamos dándole ese poder a la tecnología sobre nosotros. Aquí estamos de nuevo, contando lo que creemos que podría pasar en 2049”, comenta la actriz.

Como en su momento, esta nueva historia enfatiza en la segregación humano-tecnología, donde parece que los años, más que ayudar, han agudizado este conflicto de identidad. “Después de mucho tiempo seguimos en lo mismo: existe una nueva generación de Nexus más cercana a los seres humanos tanto física como sensorialmente, por lo que es muy difícil identificarlos. El dilema continúa: ellos tienen el deseo de vivir, con lo cual los humanos, por miedo, siguen queriendo deshacerse de ellos”, explica la actriz.

“La tecnología hoy en día no ha hecho más que distanciar a las personas, estamos demasiado conectados con lo que hay”, comenta Ana de Armas.

“Quiero verlo con esperanzas de que si no nos gusta lo que vemos aquí que sea como un espejo hacia donde no queremos ir o que no sea lo que no queremos que pase. Espero que haya algo que nos sacuda y nos demos cuenta antes de que sea muy tarde”, explica.

Un futuro prometedor

Cuando en 1982 Ridley Scott se preparaba para el estreno de su nueva cinta, Blade Runner, nadie se imaginaria que esta historia se volvería una película de culto y un parteaguas dentro de la ciencia ficción.

Blade Runner está basada en el libro ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick. La cinta se ubica en la edad futurista de 2019, donde cuenta la travesía de “Rick Deckard”, un experto en “retirar” (o mejor dicho, matar) a los “replicantes”: humanos artificiales creados para servir como esclavos, los cuales se convierten en una amenaza. social. 

A pesar de lo novedoso y arriesgado de la historia en esa época, el reconocimiento de la película tardó tiempo en llegar. Ridley Scott venía de presentar Alien, un éxito mundial que había logrado ganar un Premio de la Academia por Efectos visuales. Por eso la apuesta por Blade Runner, al ser una historia con una visión futurista, generaba grandes expectativas ante la crítica de aquella época.

Sin embargo, la obra de Ridley Scott también se aventura a plantear otros debates en temas políticos y sociales. Por un lado sobre el abuso de poder de las autoridades frente a los “replicantes”. Mientras que por otro está la exposición de la esclavitud y la segregación que sufren estos personajes al ser unos androides, lo que a su vez plantea un cuestionamiento de lo que significa ser humano.

La propuesta visual y discursiva son los elementos que han posicionado a Blade Runner como una película para varias generaciones.

Policiaca

Localizan cuerpo en fosa clandestina

Se trata de un hombre que estaba desaparecido. Se presume se trata de conocido mini empresario automovilista

Local

Entrega Tere Jiménez becas de movilidad internacional

La alcaldesa sostuvo un encuentro con beneficiarios que compartieron su experiencia de viajar alrededor del mundo

Local

Grave condicionar la conducta infantil

Inadecuado amenazar a los niños diciéndoles que si no se portan bien no recibirán regalos en Navidad

Política

INE debe apretarse el cinturón, nada de que no alcanza: AMLO

El mandatario destacó que en la Presidencia sólo se van a ejercer 800 mdp, teniendo un apretón de más de 2 mil millones

Finanzas

La construcción cae a doble dígito por segunda vez

En agosto, la construcción registró una caída histórica de 10.2 por ciento, la mayor desde 2007

Celebridades

Fallece Armando Molina, pionero del Rock & Roll mexicano

Fue uno de los promotores del mítico festival de rock Avándaro en 1971, además de colaborar con El Sol de Hermosillo como columnista

Política

Ellas conforman terna para nueva ministra de la SCJN

López Obrador comentó que estas mujeres son honestas y que a quien elija el Senado “va a ser buena elección”

Política

AMLO respeta opinión de la ONU-DH sobre elección de Rosario Piedra

El Presidente pidió al organismo hacer una recomendación formal en torno a su postura

Finanzas

T-MEC no debe ser rehén de temas políticos: AMLO

López Obrador manifestó que el tratado tiene el consenso o tiene una mayor aceptación en los pueblos de las tres naciones