/ lunes 16 de noviembre de 2020

Coronavirus puede permanecer activo hasta 24 horas al aire libre en invierno

Durante los meses de invierno el efecto desinfectante de la radiación ultravioleta se reduce considerablemente

El coronavirus SARS-CoV-2, que causa el Covid-19, puede permanecer infeccioso hasta 24 horas al aire libre durante los meses de invierno, según un estudio de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Vetmeduni).

La investigación, sobre la que la Universidad ha informado este lunes en un comunicado, analiza el efecto de la radiación ultravioleta (UV) natural que emite el sol sobre los coronavirus, tanto en superficies como en aerosoles, dado que tiene, en principio, el potencial de volverlos inofensivos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El sol reduce contagios en verano

Pero depende sobre todo del lugar y de la estación del año: en Sao Paulo (Brasil), por ejemplo, "solo una diezmilésima parte de todos los coronavirus sobrevive cada día al aire libre durante todo el año, mientras que en Reikiavik (Islandia) esta fuerte influencia solo se produce en junio y julio", informa la nota.

Para medir la relación entre la radiación solar y la desactivación del SARS-Cov-2, los científicos han combinado datos de satélite sobre la cantidad de radiación ultravioleta que llega a La Tierra con la información disponible sobre la efectividad de este tipo de radiación en los coronavirus.

Según Alois Schmalwieser, el investigador que ha liderado el estudio, la desinfección por radiación solar es "muy efectiva en aerosoles" al aire libre, ya que además no tiene alternativa.

Foto: Cuartoscuro

"El virus no es muy sensible a la temperatura: harían falta 50 o 60 grados centígrados (para desactivarlo), temperaturas que solo encuentras en el desierto", explica a Efe el investigador.

En los casos de infección de persona a persona, sin embargo, la radiación ultravioleta apenas tendría efecto, ya que la transferencia del virus es mucho más rápida que su desactivación.

Pero no en invierno

Durante los meses más fríos del invierno, cuando hay menos horas de sol y las nubes cubren el cielo con frecuencia, el efecto desinfectante de la radiación ultravioleta se reduce considerablemente, especialmente en los países del norte y del centro de Europa.

Según las estimaciones de los investigadores, si en abril de 2020 -justo después de la primera oleada de la pandemia- la radiación solar tenía un gran efecto en la esterilización del coronavirus en todo el continente europeo, esta influencia será mucho menor en diciembre.

Foto: Cuartoscuro

"En países como Portugal o España la diferencia no será tan grande como en Viena, donde tenemos cielos cubiertos de nubes desde noviembre hasta febrero", matiza Schmalwieser.

El próximo objetivo de los científicos es calcular la relación exacta entre el número de infecciones y el efecto de la radiación solar.

Aun así, Schmalwieser cree que la mayor capacidad de supervivencia del virus en espacios exteriores durante los meses de invierno podría contrarrestarse con una mayor permanencia en lugares interiores, ya que el frío hace que la gente salga menos de casa (si bien es sabido que se producen más contagios en lugares cerrados).

El coronavirus SARS-CoV-2, que causa el Covid-19, puede permanecer infeccioso hasta 24 horas al aire libre durante los meses de invierno, según un estudio de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Vetmeduni).

La investigación, sobre la que la Universidad ha informado este lunes en un comunicado, analiza el efecto de la radiación ultravioleta (UV) natural que emite el sol sobre los coronavirus, tanto en superficies como en aerosoles, dado que tiene, en principio, el potencial de volverlos inofensivos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El sol reduce contagios en verano

Pero depende sobre todo del lugar y de la estación del año: en Sao Paulo (Brasil), por ejemplo, "solo una diezmilésima parte de todos los coronavirus sobrevive cada día al aire libre durante todo el año, mientras que en Reikiavik (Islandia) esta fuerte influencia solo se produce en junio y julio", informa la nota.

Para medir la relación entre la radiación solar y la desactivación del SARS-Cov-2, los científicos han combinado datos de satélite sobre la cantidad de radiación ultravioleta que llega a La Tierra con la información disponible sobre la efectividad de este tipo de radiación en los coronavirus.

Según Alois Schmalwieser, el investigador que ha liderado el estudio, la desinfección por radiación solar es "muy efectiva en aerosoles" al aire libre, ya que además no tiene alternativa.

Foto: Cuartoscuro

"El virus no es muy sensible a la temperatura: harían falta 50 o 60 grados centígrados (para desactivarlo), temperaturas que solo encuentras en el desierto", explica a Efe el investigador.

En los casos de infección de persona a persona, sin embargo, la radiación ultravioleta apenas tendría efecto, ya que la transferencia del virus es mucho más rápida que su desactivación.

Pero no en invierno

Durante los meses más fríos del invierno, cuando hay menos horas de sol y las nubes cubren el cielo con frecuencia, el efecto desinfectante de la radiación ultravioleta se reduce considerablemente, especialmente en los países del norte y del centro de Europa.

Según las estimaciones de los investigadores, si en abril de 2020 -justo después de la primera oleada de la pandemia- la radiación solar tenía un gran efecto en la esterilización del coronavirus en todo el continente europeo, esta influencia será mucho menor en diciembre.

Foto: Cuartoscuro

"En países como Portugal o España la diferencia no será tan grande como en Viena, donde tenemos cielos cubiertos de nubes desde noviembre hasta febrero", matiza Schmalwieser.

El próximo objetivo de los científicos es calcular la relación exacta entre el número de infecciones y el efecto de la radiación solar.

Aun así, Schmalwieser cree que la mayor capacidad de supervivencia del virus en espacios exteriores durante los meses de invierno podría contrarrestarse con una mayor permanencia en lugares interiores, ya que el frío hace que la gente salga menos de casa (si bien es sabido que se producen más contagios en lugares cerrados).

Policiaca

Violento robo con arma de fuego contra un menor de edad en Rincón de Romos

El implicado despojó de sus pertenencias a la víctima, a quien puso contra la pared y amedrentó con una pistola

Ciencia

La robótica no es sólo armar robots, señala director de Robotools

Su verdadera función es promover entre niños y adolescentes varios aprendizajes de una manera interesante y divertida

Política

Preparan protocolos para las campañas políticas en Aguascalientes

No se permitirán concentraciones masivas, mítines ni eventos públicos en sitios cerrados advierte la Guardia Sanitaria

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Finanzas

Biden quiere crear red eléctrica con México

El nuevo presidente de EU pretende extender la red hasta Colombia, según su plan de sustentabilidad

Finanzas

Sugieren banqueros cambiar utilidades por bonos de productividad

En la negociación sobre el outsourcing, Luisa María Alcalde insiste en que el PTU no es negociable

Sociedad

Por pandemia, no completaron vacuna hexavalente 4 de cada 10 bebés

Los menores no están protegidos de seis enfermedades como la difteria, la hepatitis B, el tétanos, tos ferina, la poliomielitis e influenza tipo B

Mundo

UE se cierra por nueva cepa de Covid

Líderes acuerdan restringir los viajes no esenciales; reportan la mutación en al menos en 60 países

Sociedad

Matan a una persona cada 25 minutos

El ONC asegura que cada media hora se cometió una violación y cada hora alguien fue extorsionado