/ miércoles 10 de abril de 2019

Zudikey Rodríguez apunta a Japón 2020

Se presentó en el 2010 al Campeonato Iberoamericano, celebrado en España, donde logró su mejor tiempo y marca nacional en los 400 con vallas, con 56’’33 segundos.

La velocidad la hace luchar por sobrevivir a la tristeza, a las inconveniencias de la vida que le ha tocado sufrir, incluso con la pérdida de un hijo.

Corre y salta vallas, ni el dolor impide que Zudikey Rodríguez apague su sonrisa, su mirada angelical cuando llega al triunfo. Aromatiza humildad en cada pista de tartán en que se hace presente. Así es siempre la atleta.

“Todo lo hago dedicándoselo a Ethan, que se encuentra en el cielo. Siempre me he sabido levantar porque cuento con las personas indicadas. Hay tristeza, pero también muchas ilusiones”.

Alexa Moreno se queda con el cuarto lugar de Copa del Mundo en Doha

En su niñez jugaba basquetbol, corría y corría sin imaginarse en otro deporte. Además de que era líder, siempre perteneció a la escolta estudiantil. Así transcurrió un tiempo, antes de que un entrenador le viera cualidades para los 100 y 200 metros. Deporte que no conocía ni le agradaba, y a pesar de que comenzó a ganar preseas en la Olimpiada Nacional, solamente deseaba regresar de las competencias y volver nuevamente a tomar la pelota para encestarla en la canasta. Así, su cuerpo se fue convirtiendo en una metáfora del deporte, con el lema; "nunca rendirse".

Nacida en Valle de Bravo, se fue especializando en los 400 metros planos y 400 con vallas. Siempre con la mentalidad en la victoria. Pero también las lesiones se hicieron presentes en 2007, al lastimarse la rodilla en un accidente de auto. Parecía que eso detendría a la corredora, pero como el Ave Fénix, reaparece en 2008 para pertenecer al Relevo de 4x400 y representar a México en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

En ese tiempo tenía a su pequeño Ethan a su lado, además de unos vidrios incrustados en la cara por otro accidente sufrido. No importaba, la felicidad estaba en plenitud. Entonces llegó lo peor, mientras competía en la Olimpiada en Sonora, su hijo perdía la vida. La tristeza silenció esa sonrisa. Siendo deportista, estudiante, madre y ganadora de preseas, el destino le tenía preparado un día negro, opacando su figura en la pista de tartán.

Ese dolor lo fue superando nuevamente en la pista. Así, se presentó en el 2010 al Campeonato Iberoamericano, celebrado en España, donde logró su mejor tiempo y marca nacional en los 400 con vallas, con 56’’33 segundos. La alegría retornaba a su cara, a sus sueños, a la esperanza de seguir subiendo al podio.

Hasta que otra desgracia la invadió; en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010, dio positivo de metilhexanamina, siendo suspendida de las competencias. Pero eso tampoco la detuvo, en 2014 se hizo presente en los Panamericanos de Guadalajara, ante el júbilo de mucha gente que conocía su historia. Entonces los ánimos regresaron, la voluntad del deporte le daba otra oportunidad y ella supo aprovecharla.

Ahora busca llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. Su sonrisa brilla en cada pista de tartán y evento donde se presenta. Es admirada y querida y, cuando levanta la mirada hacia el cielo, son breves pausas que se da para dedicarle sus competencias al querido Ethan, que siempre estará en su mente y su corazón.

La velocidad la hace luchar por sobrevivir a la tristeza, a las inconveniencias de la vida que le ha tocado sufrir, incluso con la pérdida de un hijo.

Corre y salta vallas, ni el dolor impide que Zudikey Rodríguez apague su sonrisa, su mirada angelical cuando llega al triunfo. Aromatiza humildad en cada pista de tartán en que se hace presente. Así es siempre la atleta.

“Todo lo hago dedicándoselo a Ethan, que se encuentra en el cielo. Siempre me he sabido levantar porque cuento con las personas indicadas. Hay tristeza, pero también muchas ilusiones”.

Alexa Moreno se queda con el cuarto lugar de Copa del Mundo en Doha

En su niñez jugaba basquetbol, corría y corría sin imaginarse en otro deporte. Además de que era líder, siempre perteneció a la escolta estudiantil. Así transcurrió un tiempo, antes de que un entrenador le viera cualidades para los 100 y 200 metros. Deporte que no conocía ni le agradaba, y a pesar de que comenzó a ganar preseas en la Olimpiada Nacional, solamente deseaba regresar de las competencias y volver nuevamente a tomar la pelota para encestarla en la canasta. Así, su cuerpo se fue convirtiendo en una metáfora del deporte, con el lema; "nunca rendirse".

Nacida en Valle de Bravo, se fue especializando en los 400 metros planos y 400 con vallas. Siempre con la mentalidad en la victoria. Pero también las lesiones se hicieron presentes en 2007, al lastimarse la rodilla en un accidente de auto. Parecía que eso detendría a la corredora, pero como el Ave Fénix, reaparece en 2008 para pertenecer al Relevo de 4x400 y representar a México en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

En ese tiempo tenía a su pequeño Ethan a su lado, además de unos vidrios incrustados en la cara por otro accidente sufrido. No importaba, la felicidad estaba en plenitud. Entonces llegó lo peor, mientras competía en la Olimpiada en Sonora, su hijo perdía la vida. La tristeza silenció esa sonrisa. Siendo deportista, estudiante, madre y ganadora de preseas, el destino le tenía preparado un día negro, opacando su figura en la pista de tartán.

Ese dolor lo fue superando nuevamente en la pista. Así, se presentó en el 2010 al Campeonato Iberoamericano, celebrado en España, donde logró su mejor tiempo y marca nacional en los 400 con vallas, con 56’’33 segundos. La alegría retornaba a su cara, a sus sueños, a la esperanza de seguir subiendo al podio.

Hasta que otra desgracia la invadió; en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010, dio positivo de metilhexanamina, siendo suspendida de las competencias. Pero eso tampoco la detuvo, en 2014 se hizo presente en los Panamericanos de Guadalajara, ante el júbilo de mucha gente que conocía su historia. Entonces los ánimos regresaron, la voluntad del deporte le daba otra oportunidad y ella supo aprovecharla.

Ahora busca llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. Su sonrisa brilla en cada pista de tartán y evento donde se presenta. Es admirada y querida y, cuando levanta la mirada hacia el cielo, son breves pausas que se da para dedicarle sus competencias al querido Ethan, que siempre estará en su mente y su corazón.

Deportes

¡Inscríbete! Esta es la convocatoria para el Maratón Guadalupano

El Sol del Centro retoma su evento tradicional atlético… Gracias a tu preferencia

Finanzas

Crece popularidad del pan de muerto

Atrae a personas que no suelen consumir este producto; tahoneros reportan alza en ventas esta temporada

Finanzas

Empresas de Aguascalientes apuestan a la innovación

El presidente de Grupo Maen señala que para sortear la crisis tuvieron que dejar la visión manufacturera para emprender sus propios desarrollos

Gossip

Enjambre graba "Ambrosía", su primer disco en inglés

Desde el inicio de su carrera el grupo Enjambre ha estado influenciado por cantantes de habla inglesa

Gossip

Chiquis Rivera Sigue su carrera con la mirada hacia el frente

Chiquis regresa a la escena musical, luego de haber obtenido su primer Latin Grammy, y prepara el lanzamiento de su tercer libro

Gossip

Pide Álex de la Iglesia aprovechar el momento apasionante que vive el cine

El cine en el mundo vive actualmente uno de los momentos más apasionantes en la historia

Gossip

"Una película de policías" Se estrena en el Festival Internacional de Cine de Morelia

Una película de policías es la historia real de dos patrulleros en la Ciudad de México; su historia es recreada por los actores Mónica del Carmen y Raúl Briones

Gossip

Tania Libertad hará homenaje a Manzanero en clausura del Cervantino

Tania Libertad ofrecerá el concierto con repertorio del compositor yucateco

Cultura

FICM exhibirá memoria fílmica de Juan Bustillo

La décimo novena edición del festival de cine rendirá homenaje a uno de los directores más importantes de la época de oro del cine mexicano