/ miércoles 15 de julio de 2020

Con el ánimo a tope, Luis Ignacio Escobedo se ilusiona por reaparecer

El diestro zacatecano, afincado en Puebla, sabe que una vez que termine la contingencia sanitaria habrá varias oportunidades para torear y proyectarse

Desde la ciudad de Puebla, nuestro colega y amigo Luis Miguel Martínez informa que el matador de toros zacatecano Luis Ignacio, afincado en la Angelópolis, se mantiene en plena preparación, de manera intensa, en la intimidad del toreo de salón y lidiando ocasionalmente ejemplares a puerta cerrada, cuidando siempre las medidas sanitarias que las autoridades han recomendado.

Luis Ignacio, como se sabe, fue el último diestro que lidió vestido de luces en cosos nacionales, previo a la llegada de la pandemia por el Covid-19 a nuestro territorio. Ello sucedió a mediados de marzo pasado en el marco del 468 aniversario de la fundación de la ciudad de Teziutlán, Puebla, festejo organizado por la empresa “Espectáculos del Altiplano”.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU CUENTA DE TELEGRAM, SUSCRÍBETE GRATIS AQUÍ

En aquella tarde, en el coso techado “El Pinal”, alternó con el tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata” y el guanajuatense Diego Silveti en la lidia de un encierro muy bien rematado del hierro hidalguense de Torreón de Cañas, de las familias Uribe Barroso y Uribe Curn.

Así pues, Luis Ignacio, triunfador de la feria teziuteca anterior, no pudo salir en hombros por la Puerta Grande de El Carmen como le hubiera gustado en esta corrida histórica. Sin embargo, la terna brindó una tarde en favor de la afición, plena de emociones y ante una buena entrada y donde el triunfador del festejo fue el espada Diego Silveti.

LUIS IGNACIO Y RAÚL PONCE DE LEÓN

Actualmente, el matador Luis Ignacio no pierde la ilusión de calzar nuevamente el terno de luces en cuanto pase esta complicada situación de la pandemia. El joven torero, quien tomó la alternativa en la capital zacatecana de manos de Eulalio López “Zotoluco” el 7 de septiembre de 2014, con el toro de nombre “Mollete”, del hierro de Pozo Hondo, llevando como testigo al aquicalidense Joselito Adame, hace unos días lidió a puerta cerrada un ejemplar de la cabaña brava de San Miguel del Milagro, propiedad del matador Raúl Ponce de León e hijos. Un ejemplar que tuvo calidad y con el que el matador disfrutó de las embestidas de esta ganadería recientemente fundada en el estado de Tlaxcala.

El torero de Zacatecas, quien tiene como apoderado al destacado empresario teziuteco don Óscar de la Sierra, ha logrado una mancuerna de amistad y profesional, además de amalgamar en el equipo, como director artístico, al destacado matador de toros en retiro Manolo Arruza, quien también es el coordinador de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes.


Escucha el programa taurino Partiendo Plaza


En la lidia de este buen ejemplar de San Miguel del Milagro, Luis estuvo acompañado por el aspirante a torero Mario Rojas, quien mostró avances y mucha disposición, así como del novillero René García y el matador tlaxcalteca Pepe Nava.

De esta manera, Luis Ignacio se seguirá alistándose con la misma ilusión de todos los días, esperando que pronto pase esta contingencia sanitaria que afecta al país en general. Cabe señalar que, en sus inicios, Escobedo fue alumno del torero Manuel Jesús Ruiz Román “Espartaco”, hermano del destacado matador de toros Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, en su escuela sevillana de Espartinas.


¡Escucha más noticias aquí!


Más deportes:

Desde la ciudad de Puebla, nuestro colega y amigo Luis Miguel Martínez informa que el matador de toros zacatecano Luis Ignacio, afincado en la Angelópolis, se mantiene en plena preparación, de manera intensa, en la intimidad del toreo de salón y lidiando ocasionalmente ejemplares a puerta cerrada, cuidando siempre las medidas sanitarias que las autoridades han recomendado.

Luis Ignacio, como se sabe, fue el último diestro que lidió vestido de luces en cosos nacionales, previo a la llegada de la pandemia por el Covid-19 a nuestro territorio. Ello sucedió a mediados de marzo pasado en el marco del 468 aniversario de la fundación de la ciudad de Teziutlán, Puebla, festejo organizado por la empresa “Espectáculos del Altiplano”.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU CUENTA DE TELEGRAM, SUSCRÍBETE GRATIS AQUÍ

En aquella tarde, en el coso techado “El Pinal”, alternó con el tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata” y el guanajuatense Diego Silveti en la lidia de un encierro muy bien rematado del hierro hidalguense de Torreón de Cañas, de las familias Uribe Barroso y Uribe Curn.

Así pues, Luis Ignacio, triunfador de la feria teziuteca anterior, no pudo salir en hombros por la Puerta Grande de El Carmen como le hubiera gustado en esta corrida histórica. Sin embargo, la terna brindó una tarde en favor de la afición, plena de emociones y ante una buena entrada y donde el triunfador del festejo fue el espada Diego Silveti.

LUIS IGNACIO Y RAÚL PONCE DE LEÓN

Actualmente, el matador Luis Ignacio no pierde la ilusión de calzar nuevamente el terno de luces en cuanto pase esta complicada situación de la pandemia. El joven torero, quien tomó la alternativa en la capital zacatecana de manos de Eulalio López “Zotoluco” el 7 de septiembre de 2014, con el toro de nombre “Mollete”, del hierro de Pozo Hondo, llevando como testigo al aquicalidense Joselito Adame, hace unos días lidió a puerta cerrada un ejemplar de la cabaña brava de San Miguel del Milagro, propiedad del matador Raúl Ponce de León e hijos. Un ejemplar que tuvo calidad y con el que el matador disfrutó de las embestidas de esta ganadería recientemente fundada en el estado de Tlaxcala.

El torero de Zacatecas, quien tiene como apoderado al destacado empresario teziuteco don Óscar de la Sierra, ha logrado una mancuerna de amistad y profesional, además de amalgamar en el equipo, como director artístico, al destacado matador de toros en retiro Manolo Arruza, quien también es el coordinador de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes.


Escucha el programa taurino Partiendo Plaza


En la lidia de este buen ejemplar de San Miguel del Milagro, Luis estuvo acompañado por el aspirante a torero Mario Rojas, quien mostró avances y mucha disposición, así como del novillero René García y el matador tlaxcalteca Pepe Nava.

De esta manera, Luis Ignacio se seguirá alistándose con la misma ilusión de todos los días, esperando que pronto pase esta contingencia sanitaria que afecta al país en general. Cabe señalar que, en sus inicios, Escobedo fue alumno del torero Manuel Jesús Ruiz Román “Espartaco”, hermano del destacado matador de toros Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, en su escuela sevillana de Espartinas.


¡Escucha más noticias aquí!


Más deportes:

Deportes

¡Inscríbete! Esta es la convocatoria para el Maratón Guadalupano

El Sol del Centro retoma su evento tradicional atlético… Gracias a tu preferencia

Finanzas

Reduciría informalidad eliminar trabas fiscales: Canaco

El sector comercio reconoce un primer paso en la creación del régimen simplificado de confianza

Salud

Maestros de escuelas privadas buscan segunda dosis anticovid

El 95 % de los maestros en Aguascalientes ya fueron vacunados con la farmacéutica Cansino, sin embargo, esperan se les aplique una dosis de refuerzo

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales

Finanzas

Licenciados buscan empleo sin alcanzarlo

De los 2.3 millones de desempleados reportados por el Inegi, 53 por ciento tiene licenciatura o preparatoria

Justicia

Juez ordena detener a exsocio de Oceanografía

La orden de aprehensión, por fraude a la empresa Desarrollo en Educación Especializada, también es contra el entonces abogado de Shipping Group

Sociedad

Insabi asume su error: 4T compró medicinas que ya no se fabricaban

Atribuyen el error a que no se actualizaba desde 2014 el Compendio Nacional de Insumos Médicos

Moda

Zendaya ¡anotó gol! En la entrega del Balón de oro

Lo que más llamó la atención fue el detalle que llevaba en el escote de la espalda

Sociales

Es hora de darle el toque otoñal a tu espacio

Crear la calidez necesaria no requiere de mucho esfuerzo, sólo un poco de ingenio