/ jueves 11 de julio de 2019

Nadal y Federer se enfrentan de nuevo en Wimbledon once años después

Este encuentro recuerda a su épico enfrentamiento en la final de hace 11 años sobre la hierba londinense

Rafael Nadal y Roger Federer disputarán una semifinal mañana viernes en Wimbledon con sabor a final, que recuerda a su épico enfrentamiento en la final de hace 11 años sobre la hierba londinense, considerado como uno de los mejores partidos de la historia del tenis.

Fue "simplemente el mejor partido que yo haya tenido la suerte de ver", había dicho sin dudarlo el legendario John Mc Enroe.

Era la tercera final consecutiva que los dos hombres disputaban en Londres. Al cabo de cuatro horas y 48 minutos de un partido de infarto, que se vio interrumpido tres veces por la lluvia, Nadal se impuso en cinco sets (6-4, 6-4, 6-7 (5/7), 6-7 (8/10) y 9-7) cuando la noche empezaba a caer.

Los dos jugadores no se había vuelto a encontrar cara a cara en Wimbledon desde entonces y ahora deberán medirse de nuevo por un paso a la final.

"Volver a encontrarme con él once años después, es especial", reconoció Nadal. "Representa mucho para mí y probablemente también para él".

"Jugamos muchos grandes partidos, especialmente aquí en 2007 y 2008", pero "personalmente el de 2008 fue el que a mí más me marcó", dijo el español.

Drama y golpes magistrales

En aquella época, los dos tenistas se repartían el mundo: la hierba para Federer y la tierra para Nadal.

Desde entonces se han convertido en dos de los jugadores de más éxito.

El español, de 33 años, fue número uno en 2008, 2010, 2013 y 2017. Tiene 18 títulos de Grand Slam (12 Roland Garros, 3 US Open, 2 Wimbledon y 1 Abierto de Australia).

Primera raqueta en 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009, el suizo, de 37 años, suma 20 grandes trofeos (8 Wimbledon, 6 Abierto de Australia, 5 US Open y 1 Roland Garros).

Entre ambos acumularon más de 100 millones de dólares en premios y han escrito buena parte de la historia del tenis.

Pero muchos consideran que la del 6 de julio de 2008 fue su página más trepidante, repleta de drama, giros y golpes magistrales.

Antes de enfrentarse sobre la hierba inglesa, Nadal había derrotado a Federer por un aplastante 6-1, 6-3 y 6-0 sobre la tierra de Roland Garros. Y aquella derrota debía seguir presente en la mente del suizo cuando se enfrentaron dos meses después en Londres.

El tenista de Basilea llevaba cinco años sin perder en Wimbledon y había derrotado al mallorquín en sendas finales en 2006 y 2007.

Pero el español le ganó los dos primeros sets y pese a desperdiciar dos puntos de partido en el cuarto encontró el físico y la mente para imponerse en un largo quinto.

"Lo intenté todo, pero Rafa jugó de forma fantástica", admitió Federer.

Djokovic contra Bautista

Así, a los 22 años, Nadal se convirtió en el primer español en ganar Wimbledon desde Manolo Santana en 1966 y en el tercer tenista que lograba el mismo año los títulos de Wimbledon y Roland Garros, lo que nadie había conseguido desde el sueco Björn Borg en 1980.

El manacorí lo repitió en 2010 y podría volver a hacerlo este año.

Nadal, que también en la presente edición derrotó a Federer en tres sets en semifinales del Grand Slam francés, reconoce que su juego ha cambiado desde entonces, sobre todo debido a la edad y la necesidad de proteger sus rodillas, especialmente sobre la hierba.

"Corro menos, así que tengo que sacar mejor", afirma. También "estoy golpeando mejor el revés" y "tal vez voleando mejor, cortando mejor".

Federer lo reconoce: "Rafa puede hacerle daño a cualquiera en cualquier superficie".

La gran expectación por el partido entre ambos, el 40º de sus carreras, relegó a un segundo plano la semifinal que disputará el número uno del mundo y vigente campeón, Novak Djokovic, contra el español Roberto Bautista, vigésimotercer cabeza de serie.

El serbio, que busca su quinto título en Wimbledon, llega a la semifinales por novena vez mientras que esta es la primera para Bautista, de 31 años, en un Grand Slam.

Pero el castellonense le ha vencido dos veces este año, en Doha y Miami, tiene muchas ganas, un juego muy sólido y nada que perder.

Rafael Nadal y Roger Federer disputarán una semifinal mañana viernes en Wimbledon con sabor a final, que recuerda a su épico enfrentamiento en la final de hace 11 años sobre la hierba londinense, considerado como uno de los mejores partidos de la historia del tenis.

Fue "simplemente el mejor partido que yo haya tenido la suerte de ver", había dicho sin dudarlo el legendario John Mc Enroe.

Era la tercera final consecutiva que los dos hombres disputaban en Londres. Al cabo de cuatro horas y 48 minutos de un partido de infarto, que se vio interrumpido tres veces por la lluvia, Nadal se impuso en cinco sets (6-4, 6-4, 6-7 (5/7), 6-7 (8/10) y 9-7) cuando la noche empezaba a caer.

Los dos jugadores no se había vuelto a encontrar cara a cara en Wimbledon desde entonces y ahora deberán medirse de nuevo por un paso a la final.

"Volver a encontrarme con él once años después, es especial", reconoció Nadal. "Representa mucho para mí y probablemente también para él".

"Jugamos muchos grandes partidos, especialmente aquí en 2007 y 2008", pero "personalmente el de 2008 fue el que a mí más me marcó", dijo el español.

Drama y golpes magistrales

En aquella época, los dos tenistas se repartían el mundo: la hierba para Federer y la tierra para Nadal.

Desde entonces se han convertido en dos de los jugadores de más éxito.

El español, de 33 años, fue número uno en 2008, 2010, 2013 y 2017. Tiene 18 títulos de Grand Slam (12 Roland Garros, 3 US Open, 2 Wimbledon y 1 Abierto de Australia).

Primera raqueta en 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009, el suizo, de 37 años, suma 20 grandes trofeos (8 Wimbledon, 6 Abierto de Australia, 5 US Open y 1 Roland Garros).

Entre ambos acumularon más de 100 millones de dólares en premios y han escrito buena parte de la historia del tenis.

Pero muchos consideran que la del 6 de julio de 2008 fue su página más trepidante, repleta de drama, giros y golpes magistrales.

Antes de enfrentarse sobre la hierba inglesa, Nadal había derrotado a Federer por un aplastante 6-1, 6-3 y 6-0 sobre la tierra de Roland Garros. Y aquella derrota debía seguir presente en la mente del suizo cuando se enfrentaron dos meses después en Londres.

El tenista de Basilea llevaba cinco años sin perder en Wimbledon y había derrotado al mallorquín en sendas finales en 2006 y 2007.

Pero el español le ganó los dos primeros sets y pese a desperdiciar dos puntos de partido en el cuarto encontró el físico y la mente para imponerse en un largo quinto.

"Lo intenté todo, pero Rafa jugó de forma fantástica", admitió Federer.

Djokovic contra Bautista

Así, a los 22 años, Nadal se convirtió en el primer español en ganar Wimbledon desde Manolo Santana en 1966 y en el tercer tenista que lograba el mismo año los títulos de Wimbledon y Roland Garros, lo que nadie había conseguido desde el sueco Björn Borg en 1980.

El manacorí lo repitió en 2010 y podría volver a hacerlo este año.

Nadal, que también en la presente edición derrotó a Federer en tres sets en semifinales del Grand Slam francés, reconoce que su juego ha cambiado desde entonces, sobre todo debido a la edad y la necesidad de proteger sus rodillas, especialmente sobre la hierba.

"Corro menos, así que tengo que sacar mejor", afirma. También "estoy golpeando mejor el revés" y "tal vez voleando mejor, cortando mejor".

Federer lo reconoce: "Rafa puede hacerle daño a cualquiera en cualquier superficie".

La gran expectación por el partido entre ambos, el 40º de sus carreras, relegó a un segundo plano la semifinal que disputará el número uno del mundo y vigente campeón, Novak Djokovic, contra el español Roberto Bautista, vigésimotercer cabeza de serie.

El serbio, que busca su quinto título en Wimbledon, llega a la semifinales por novena vez mientras que esta es la primera para Bautista, de 31 años, en un Grand Slam.

Pero el castellonense le ha vencido dos veces este año, en Doha y Miami, tiene muchas ganas, un juego muy sólido y nada que perder.

Policiaca

Frustran secuestro virtual en la entidad

El afectado fue obligado a incomunicarse, mientras que los delincuentes se comunicaron con su familia y les hicieron creer que estaba privado de su libertad

Futbol

Tenemos claro que hay que competir

El técnico de los Rayos habló con los medios de comunicación respecto a la situación del equipo en el Clausura 2020

Cine

[Video] La colaboración inconclusa entre Salvador Dalí y Walt Disney

Dos grandes artistas del siglo XX alguna vez conjuntaron su ingenio para una animación que vio la luz hasta 2003

Justicia

SFP indaga complot de hospitales y empresas por medicamentos

Secretaría de la Función Pública alista inhabilitaciones a farmacéuticas DIMESA, GRUFESA, Maypo y Lomedic

Sociedad

Pendiente, recuperar dinero de corrupción: Bohórquez

Transparencia Mexicana exige desmantelar redes delincuenciales, no sólo atrapar “peces gordos”

Sociedad

Los muertos no son un show, dice Sicilia

Activistas y ciudadanos iniciaron la Caminata por la Paz de Cuernavaca a la Ciudad de México para urgir nueva estrategia de seguridad al gobierno federal

Finanzas

Miedo frena inversión para Ciudad Toyota

El gobierno federal envía señales negativas, dice el secretario de Desarrollo de Guanajuato

Finanzas

Conflicto China-EU, perjudicial: Microsoft

Un desacoplamiento de ambas economías causaría un incremento en los costos para el comercio exterior, advierte Satya Nadella, CEO de la empresa de software

Mundo

Reviven el interés por explotar litio boliviano

Alemania buscará al nuevo gobierno tras elecciones para retomar su acuerdo