imagotipo

Enrique Ponce “puso de cabeza” la Plaza México

  • El Sol del Centro
  • en Deportes

CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Domingo 3 de diciembre (Especial).- Se dio la tercera corrida de la Temporada Grande Internacional 2017-2018 en la Monumental Plaza México, que registró casi tres cuartos de entrada en tarde de agradable clima y en la que el valenciano Enrique Ponce, tras anunciar que donará sus honorarios a beneficio de los damnificados por los sismos de septiembre pasado, logró cortar dos orejas a un ejemplar de regalo de los Herederos de Teófilo Gómez y así salir en hombros por la Puerta Grande de El El Encierro y con lo que festejó su XXV aniversario de confirmación de alternativa en el gran coso de la avenida de Los Insurgentes.

Su alternantes, Octavio García “El Payo” cuajó una importante faena a su segundo astado para cortar un apéndice Joselito Adame se fue de vacío y dos rayones severos en la zona glútea. El rejoneador Jorge Hernández Gárate pudo haber “tocado pelo” pero falló con el rejón mortal.

Se lidió entonces un encierro compuesto por un buen toro para rejones de El Vergel. Y para la lidia a pie, cuatro de los Herederos de Teófilo Gómez, uno de ellos de regalo, siendo regular el primero, mansurrón el segundo, de regular a bueno el tercero y mejor el de obsequio que mereció el arrastre lento. Y tres de Barralva, resultando bueno el primero a pesar de que se lesionó al saltar al callejón y atorarse en el burladero de los picadores, y complicados fueron el segundo y el tercero.

El rejoneador potosino JORGE HERNÁNDEZ GÁRATE abrió el festejo con un buen ejemplar de la ganadería neoleonesa de El Vergel, al que montando de inicio a “Bucéfalo” se dobló con él para luego dejar un solo rejón de castigo. Cambió de jaca y encima de “Valladolid” toreó templadamente al estribo y a la grupa para entonces clavar tres estupendas banderillas, sobre todo la segunda y la tercera dando el pecho del caballo, además de seguir atemperando vistosamente la embestida  del vergeleño. Con otra cabalgadura, “Rafaelito”, lidió a la mínima distancia de costado y así lograr colocar dos espectaculares banderillas al violín en medio de una sonora ovación. Y sobre “Quinto Pecado” dejó dos palos cortos en un palmo de terreno y por dentro para después matar, tras brindar la suerte al diestro ibérico Enrique Ponce, con algún apuro y de rejonazo trasero, siendo aplaudido.

A pie, el diestro valenciano ENRIQUE PONCE en el primer astado de su lote, de la divisa queretana de Barralva, de salida saltó al callejón, quedando atorado en el burladero de los picadores, por lo que de inmediato se trató sacarlo de ahí con mucha dificultad y al final echarlo al ruedo enredado en una larga cuerda que poco a poco se deshizo de ella. Ponce entonces se dio a lancear suave y artísticamente por verónicas y chicuelinas de mano baja, aunque perdiendo las manos el burel que evidenciaba su calidad y clase en la embestida. En varas se le castigó brevemente y el de Chiva, Valencia, quitó de corta manera por lances a pies juntos ya que acusaba mayormente el daño que se provocó en los remos traseros y delanteros. Con la muleta comenzó toreándolo por alto, dándole aire al “socio”, para rematar con un cambio de mano por delante y el de pecho. Continuó ayudándole al toro haciendo el toreo a media altura, sin obligarlo y siempre esperándolo, en derechazos tersos y de gran calidad. Una labor sin duda inteligente y de mucho torerismo. Por ahí siguió oficiando el maestro Ponce logrando pasajes de incomparable sabiduría taurina pues además, aunque el toro perdía las manos no ocultaba su clase en la embestida, notándose el trabajo que le costaba ir al engaño. Sin embargo, el talento de Enrique hizo que pudiera cuajar, dadas las circunstancias, que realizara un trasteo inesperado. Mató de estocada trasera y desprendida para ser ovacionado.

En su segundo, de los Herederos de Teófilo Gómez, Ponce veroniqueó con empeño al mansurrón. Con la franela por trincherazos y pases de la firma comenzó su faena para seguir con su estilo muy personal para interpretar el toreo con la mano derecha, con temple y calidad en dos tandas a pesar de la sosería del astado. Un molinete y un cadencioso cambio de mano por delante le siguieron para dar paso a estupendos naturales y un lance en redondo acompañando la embestida insulsa del burel. A media altura y con excepcional ligazón continuó su quehacer diestro y de manera circular. Más toreo natural y ralentizado invitando al toro con el puro vuelo de la muleta. Una vitolina dio pie a su expuesto y estético sentimiento torero por el pitón derecho y en redondo. Vino entonces su famosa poncina en dos ocasiones para rematar con desdeñoso lance. Una cátedra taurina sin duda la que realizó el valenciano, quien se dio el lujo de terminar con una serie de pases del desprecio y adornos de mucha clase. Culminó entonces su obra de estocada entera, trasera y tendida, además de dos golpes de descabello para ser ovacionado en una vuelta al ruedo tras recibir un aviso.

En el toro de regalo, de nombre “Vivaracho”, también de los Herederos de Teófilo Gómez, a petición del público, Ponce veroniqueó con solvencia y quitó de manera corta pero con arte a la verónica en los medios. Con la tela escarlata, don Enrique inició doblándose con suavidad para después rematar con el cambio de mano por delante. Vino entonces el inspirado eslabonamiento de grandiosos muletazos en un par de tandas plenas de arte quintaesenciado. Un trincherazo y el cambio de mano por delante fueron el comienzo de una pasmosa serie de naturales. Otra más comenzada con el cambio de sarga por la espalda, tuvo que reponer el terreno y siguió deleitándose y haciendo disfrutar a la gente con su toreo izquierdista que remató con el molinete invertido. Una vitolina y bello toreo en redondo de Ponce en medio del contento del respetable y poner de “cabeza de la plaza” con un portentoso cambio de mano por delante entre gritos de ¡torero! Con los vuelos de la muleta por delante provocó la embestida del teofileño para engarzar más toreo natural e instrumentar la poncina y el remate torerísimo cuando la plaza era un “manicomio”. Otras tres poncinas cadenciosas, rematando con el terso cambio de mano por delante y el de pecho bajo el clamor esplendoroso de la gente que vitoreaba a su torero consentido y de así festejar los 25 años de haber confirmado su doctorado en la Monumental Plaza México. Más adornos toreros con pases del desdén y el quiquiriquí para entrar a matar y dejar una estocada caída, siéndole concedidas las orejas y salir en hombros por la Puerta Grande de El Encierro. Al buen toro se le dio arrastre lento.

En el primer ejemplar que le tocó en suerte, de la dehesa queretana de los Herederos de Teófilo Gómez, el espada aquicalidense JOSELITO ADAME lo recibió de rodillas en la zona del tercio, frente a la puerta de toriles, con una larga cambiada y de pie ligar chicuelinas rematadas con un manguerazo de Villalta en medio de algunas protestas por la presencia del astado, al que le faltaba cara. Con la sarga, Adame inició con pases vaciando por alto y después torear por derechazos a pesar de la poca fuerza del teofileño aunque si evidenciando nobleza. Siguió entonces en dos series con la mano diestra a base de temple y buen trazo. Por naturales fue la misma historia pues el toro perdía las manos, además de que el torero resultara desarmado y la impaciencia del público se hacía sentir, por lo que por derechazos mejoró la condición para Joselito, quien por ahí le dio continuidad a la labor, incluyendo el estrechar distancias no obstante que un sector de la asistencia por momentos lo increpaba pero el diestro sin inmutarse y en un palmo de terreno ligó muletazos de gran valor, convirtiendo las “lanzas por cañas”. Cuajó finalmente la faena, básicamente con la mano derecha y evidente valor, aguantando de verdad, añadiendo igualmente su toreo en redondo. Joselillinas para cerrar la faena y con un sombrero de charro como engaño, entre división de opiniones, se tiró a matar dejando una estocada honda, tendida y algo trasera, además de tres golpes de descabello, terminando de la misma manera, con la división de criterios.

A su segundo, de Barralva, Joselito lo recibió en la zona de tablas de hinojos con una larga cambiada y de pie lancear con voluntad a pies juntos para luego quitar por vistosas zapopinas. Cubrió el segundo tercio clavando un cuarteo bueno, al intentar colocar el segundo par se tropezó y cayó en la cara del toro para sufrir una paliza, de inmediato fue asistido y aunque con la taleguilla rota en la zona glútea y delantera del muslo izquierdo, sufriendo fuertes rayones, se recuperó y dejó otro cuarteo y uno al sesgo de adentro hacia afuera. Visiblemente maltrecho, con la muleta Joselito empezó con ayudados por alto hasta en cuatro ocasiones, rematando con el desdén y el de pecho. Le dio seguimiento a su trasteo por derechazos con pundonor. Por naturales evidenció su peligro el toro y entonces decidió continuar con la mano derecha con evidente disposición y firmeza pero el barralveño se refugió en tablas sin querer dar pelea. Así que al soso ejemplar, Adame no le dejó de buscar el lucimiento pero ante la poca oportunidad que le dio el problemático toro se tiró a matar para dejar media estocada trasera y caída, además de dos golpes de descabello para ser ovacionado.

El matador queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” al primer burel que le tocó lidiar, de Barralva y que igualmente de salida saltó al callejón, de regreso al ruedo lo bregó con atingencia. Su quehacer muleteril lo prologó con pases vaciando por alto suaves y de estudio por parte de “El Payo”. Le dio un respiro a su antagonista para ir metiéndolo en el engaño y bajando la mano instrumentar meritorios derechazos. Aunque al toro no le sobraba la clase, Octavio le plantó cara para por naturales lograr lances voluntariosos pero sin llegarle a los tendidos. De nueva cuenta con la mano diestra el trasteo se mantuvo en el mismo nivel, es decir, el torero por encima de las condiciones del astado. Al final por el izquierdo logró destacados muletazos y más toreo derechista valioso ante la poca tolerancia del público. Finalizó de  pinchazo y media estocada para recibir dos avisos.

En su segundo, del hierro de los Herederos de Teófilo Gómez, “El Payo”, llamado “Murmullo”, se gustó lanceando suavemente a la verónica y mejor remató con una media, incluyendo un templado quite por verónicas. Con la muleta, después de comenzar en el centro del ruedo con el cambiado por la espalda, una arrucina y el de pecho, se dio a torear lenta, suave y con gran calidad por el lado derecho en dos tandas brillantísimas. Logró una tercera inconmensurable que adornó con un natural, el de pecho y otro de trinchera con la mano izquierda. Por naturales de igual manera se recreó Octavio, le corrió la mano al noble pero soso y distraído astado, aprovechando toda la imaginación que le surgía al torero. Toreo en redondo con la mano diestra sin mucha ligazón por lo que rectificó “El Payo” y volvió a la senda natural con enorme clase y estética, de mucha personalidad y empaque torero. Muletazos de adorno para abrochar su trasteo y rubricar de pinchazo y estocada aguantando para serle concedida una oreja.

FICHA: CIUDAD DE MÉXICO, CDMX. Tercera corrida de la Temporada Grande Internacional 2017-2018. Monumental Plaza México. Entrada: Casi tres cuartos en tarde de agradable clima. Un toro para rejones de El Vergel, de buen juego. Y para la lidia a pie, cuatro de los Herederos de Teófilo Gómez, uno de ellos de regalo, siendo regular el primero, mansurrón el segundo, de regular a bueno el tercero y mejor el de obsequio que mereció el arrastre lento. Y tres de Barralva, resultando bueno el primero a pesar de que se lesionó al saltar al callejón y atorarse en el burladero de los picadores, y complicados fueron el segundo y el tercero. El rejoneador Jorge Hernández Gárate: Palmas. A pie, el español Enrique Ponce: Ovación, vuelta al ruedo tras un aviso y dos orejas en el de regalo. Joselito Adame: División de opiniones y ovación. Octavio García “El Payo”: Dos avisos y una oreja.

CIFRA

25 años se están cumpliendo de que el diestro español Enrique Ponce confirmó su alternativa en la Monumental Plaza México.

Derechos humanos no son negociables

Derechos humanos no son negociables

Nuevo Ombudsman advierte: “ni enfrentamiento ni sumisión”

El Sol del Centro

local

Garantizan 11 años del relleno sanitario

Garantizan 11 años del relleno sanitario

Dos años y medio más en la sexta etapa y nueve en un nuevo terreno

En vías de solución el  trance con Sierra Fría

En vías de solución el trance con Sierra Fría

Maestros exigen pago de aguinaldo, de sus tres últimas quincenas y rechazan el despido de 40 compañeros

Avanza migración de derechohabientes

Avanza migración de derechohabientes

Se espera que para Marzo se puedan atender 304 mil personas

Difícil la venta de leña y carbón

Difícil la venta de leña y carbón

Actualmente la leña sólo es adquirida, por dueños de rosticerías

Acusa Reynoso Femat mano negra de PGR

Acusa Reynoso Femat mano negra de PGR

Asegura que hay manipulación en indagatoria que se le sigue en Texas

destacados

Ley de Seguridad Interior respeta derechos humanos: gobierno federal

Indicó que la ley permitirá fortalecer las respuestas y garantizar a la ciudadanía la seguridad que demanda

EU aprueba que internet ya no sea un servicio libre y de igual acceso

EU aprueba que internet ya no sea un servicio libre y de igual acceso

Las compañías proveedoras del servicio ahora decidirán qué sitios bloquea, en cuáles reduce la velocidad de carga o cobrar más por ciertos contenidos

Nueva Alianza aprueba coalición con el PRI y PVEM

Nueva Alianza aprueba coalición con el PRI y PVEM

"Meade Ciudadano por México" será la alianza en la que podrán proponer el 25% de candidaturas

Diputados aprueban consulta pública para mando único

Luego de reanudarse la sesión a las 13:18 horas, el Pleno aprobó con 250 votos a favor

INE y UNAM firman convenio para monitoreo de medios en precampañas y campañas

INE y UNAM firman convenio para monitoreo de medios en precampañas y campañas

Lorenzo Córdova Vianello dijo que este convenio permitirá tener datos precisos de la información que se generan en los programas de radio y televisión