/ jueves 22 de octubre de 2020

Reconocen el valor de la literatura femenina en Vindictas 

A manera de homenaje a la literatura de Kociancich -traductora, cuentista y periodista-, Publicaciones UNAM reeditó la novela en la colección Vindictas

Cuando Vlady Kociancich llevó a los editores el boceto de su novela La octava maravilla, hace más de 40 años, fue rechazada por ser una historia demasiada buena para ser escrita por una mujer joven y poco conocida en el ambiente literario de Argentina. Tras insistir en varias editoriales, consiguió que se publicara para entonces convertirse en el mayor éxito de la escritora y del género fantástico de finales del siglo XX.

A manera de homenaje a la literatura de Kociancich -traductora, cuentista y periodista-, Publicaciones UNAM reeditó la novela en la colección Vindictas en una suerte de pago de deuda con la literatura escrita por mujeres que, en diferentes contextos, han carecido de reconocimiento. En este caso, se busca reivindicar a la autora por su propia voz literaria y no sólo por ser alumna de Jorge Luis Borges y de Adolfo Bioy Casares.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Pienso que se han cometido muchas injusticias y en mi caso fue el rechazo de la novela por dos editores. La rechazaban porque yo era desconocida, un editor me dijo que estaba demasiado bien escrita, y mi nombre era demasiado raro y era una mujer hablando de un tema que la escritoras no tocaban”, recordó Kociancich en entrevista sobre la publicación que se presentó en una charla virtual en la Feria del Libro de Oaxaca.

La novela se distingue por una voz narrativa fantástica. No el relato de fantasía que recurre al terror o la ilusión, sino a un genuino ejercicio de imaginación filosófica, como describió el texto Boiy Casares en el prólogo que hizo en 1982. Y esta fantasía se entiende, explica la autora, como el juego de poder estar en espacios y tiempos paralelos, desconocidos, alternos como afirmaba la teoría de la Relatividad muy discutía en los años 60 y 70.

Pero Kociancich aclara que no era una imaginación nacida en la nada, sino evocada por sus propias experiencias como periodista de viajes, profesión que ejercicio de joven para una revista y que la obligaba a viajar por los sitios más extraños y visitar lugares tan desconocidos como fantásticos.

“Toda esa aventura entre países, estar entre gente de diferentes idiomas y conversaciones que se hacían a veces con señas fue armando la novela en donde el tiempo y el espacio se mueven como en tiempos paralelos y yo leía mucho de la relatividad de la existencia donde uno podía ser otro en otro mundo y a la vez estar un mundo conocido. Por ejemplo, un día visite el castillo de la región de Drácula y si bien no todo esto entró en la novela directamente sí mi experiencia”, afirma.

Si bien la narradora dejó el género de la fantasía, siempre se ha interesado por narrar cómo la realidad rebasa, sin titubeos, la imaginación. Por un ejemplo, menciona la pandemia actual que ha encerrado en cuatro paredes al mundo entero; un relato que en otro tiempo se pensaría producto de la creatividad literaria. Ella misma, confiesa, se pregunta si los meses de confianmiento en su casa no son parte de una novela o cuento suyo.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Cuando Vlady Kociancich llevó a los editores el boceto de su novela La octava maravilla, hace más de 40 años, fue rechazada por ser una historia demasiada buena para ser escrita por una mujer joven y poco conocida en el ambiente literario de Argentina. Tras insistir en varias editoriales, consiguió que se publicara para entonces convertirse en el mayor éxito de la escritora y del género fantástico de finales del siglo XX.

A manera de homenaje a la literatura de Kociancich -traductora, cuentista y periodista-, Publicaciones UNAM reeditó la novela en la colección Vindictas en una suerte de pago de deuda con la literatura escrita por mujeres que, en diferentes contextos, han carecido de reconocimiento. En este caso, se busca reivindicar a la autora por su propia voz literaria y no sólo por ser alumna de Jorge Luis Borges y de Adolfo Bioy Casares.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Pienso que se han cometido muchas injusticias y en mi caso fue el rechazo de la novela por dos editores. La rechazaban porque yo era desconocida, un editor me dijo que estaba demasiado bien escrita, y mi nombre era demasiado raro y era una mujer hablando de un tema que la escritoras no tocaban”, recordó Kociancich en entrevista sobre la publicación que se presentó en una charla virtual en la Feria del Libro de Oaxaca.

La novela se distingue por una voz narrativa fantástica. No el relato de fantasía que recurre al terror o la ilusión, sino a un genuino ejercicio de imaginación filosófica, como describió el texto Boiy Casares en el prólogo que hizo en 1982. Y esta fantasía se entiende, explica la autora, como el juego de poder estar en espacios y tiempos paralelos, desconocidos, alternos como afirmaba la teoría de la Relatividad muy discutía en los años 60 y 70.

Pero Kociancich aclara que no era una imaginación nacida en la nada, sino evocada por sus propias experiencias como periodista de viajes, profesión que ejercicio de joven para una revista y que la obligaba a viajar por los sitios más extraños y visitar lugares tan desconocidos como fantásticos.

“Toda esa aventura entre países, estar entre gente de diferentes idiomas y conversaciones que se hacían a veces con señas fue armando la novela en donde el tiempo y el espacio se mueven como en tiempos paralelos y yo leía mucho de la relatividad de la existencia donde uno podía ser otro en otro mundo y a la vez estar un mundo conocido. Por ejemplo, un día visite el castillo de la región de Drácula y si bien no todo esto entró en la novela directamente sí mi experiencia”, afirma.

Si bien la narradora dejó el género de la fantasía, siempre se ha interesado por narrar cómo la realidad rebasa, sin titubeos, la imaginación. Por un ejemplo, menciona la pandemia actual que ha encerrado en cuatro paredes al mundo entero; un relato que en otro tiempo se pensaría producto de la creatividad literaria. Ella misma, confiesa, se pregunta si los meses de confianmiento en su casa no son parte de una novela o cuento suyo.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Política

Elecciones 2022: Aguascalientes en crecimiento, desafío para futura Gobernadora

Las cinco aspirantes proponen soluciones a las problemáticas que aquejan a la ciudadanía

Local

Alumno de la UPA desarrolla prótesis de mano robotizada

El proyecto lleva el nombre de “Give me a hand” y fue desarrollado por el estudiante Armando Mauricio Hernández

Local

Proceso contencioso, más de 60 denuncias entre candidatas

Calumnias, actos anticipados de campaña y violencia política de género, son los delitos más presentados durante la actual contienda electoral en Aguascalientes

Mundo

Identifican a oficial responsable del retraso para entrar al aula durante tiroteo

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, aceptó que se tomaron decisiones incorrectas, pero no reveló ningún nombre

Sociedad

Respalda Guanajuato las corridas de toros por considerarse patrimonio cultural

El viernes, las corridas de toros en la Plaza México de CMDX fueron suspendidas de manera provisional por un juez federal quien resolvió un juicio de amparo

Sociedad

México reporta primer caso confirmado de viruela del mono

El subsecretario Hugo López-Gatell explicó que el caso se encuentra bajo tratamiento en la Ciudad de México

Sociedad

Se forma tormenta tropical Agatha frente a costas de Oaxaca

El Servicio Meteorológico Nacional alertó que en las próximas horas se pueden generar lluvias intensas en Chiapas y Oaxaca

Mundo

Ucrania busca cualquier prueba para acusar de crímenes de guerra a Rusia

El grupo dedicado al registro de pruebas revisa cualquier trozo de proyectiles, agujero en un muro por disparos o hasta restos de tanques rusos calcinados

Política

AMLO sólo ha gastado 2 mdp en viáticos durante giras

La Oficina de Presidencia destinó 16.6 millones de pesos a personal de avanzada, resguardo y comitivas