/ jueves 18 de julio de 2019

Dan el último adiós a Gabriel Ponzanelli

Ayer fueron velados los restos del escultor quien se destacó por su sobras monumentales

Autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria, Gabriel Ponzanelli (1942-2019), deja un vacío en la cultura y el quehacer plástico mexicano con su fallecimiento a causa del cáncer que padecía desde hace varios años.

El escultor quien murió a los 77 años de edad, fue velado ayer en una funeraria de Félix Cuevas en la Ciudad de México y autoridades culturales lamentaron su deceso a través de comunicados y en redes sociales donde se mencionó su importante legado.

De este, destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán. Justo sobre el camellón de esta avenida destaca el paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso, en tanto que la fuente y escultura emblema de Los coyotes se localiza en el Jardín Centenario de la Alcaldía Coyoacán, la cual fue construida a principios de los años ochenta.

En la misma zona del sur de la Ciudad de México están el monumento en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesús Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.

Varias entidades del país, además de países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Honduras, Líbano y España, donde creó una escultura de León Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.

Perteneciente a una dinastía de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se destacó como uno de los creadores más importantes del siglo XX. Su padre, Octavio Ponzanelli, sembró en él su gusto por el arte y así su vida transcurrió entre esculturas y otros objetos artísticos.

Ponzanelli decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.

Autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria, Gabriel Ponzanelli (1942-2019), deja un vacío en la cultura y el quehacer plástico mexicano con su fallecimiento a causa del cáncer que padecía desde hace varios años.

El escultor quien murió a los 77 años de edad, fue velado ayer en una funeraria de Félix Cuevas en la Ciudad de México y autoridades culturales lamentaron su deceso a través de comunicados y en redes sociales donde se mencionó su importante legado.

De este, destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán. Justo sobre el camellón de esta avenida destaca el paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso, en tanto que la fuente y escultura emblema de Los coyotes se localiza en el Jardín Centenario de la Alcaldía Coyoacán, la cual fue construida a principios de los años ochenta.

En la misma zona del sur de la Ciudad de México están el monumento en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesús Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.

Varias entidades del país, además de países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Honduras, Líbano y España, donde creó una escultura de León Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.

Perteneciente a una dinastía de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se destacó como uno de los creadores más importantes del siglo XX. Su padre, Octavio Ponzanelli, sembró en él su gusto por el arte y así su vida transcurrió entre esculturas y otros objetos artísticos.

Ponzanelli decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.

Policiaca

Arde un samaritano

Por tratar de ayudar a un conductor al que se le descompuso su auto, se impregnó de gasolina y ésta se incendió

Local

MOS con nuevo titular de la Policía Federal

Autoridades estatales acuerdan sinergía con el nuevo titular de la Policía Federal en el estado

Local

Las nuevas guerras se librarán por agua

Urge modificar los patrones de consumo y diseñar políticas más acordes a los tiempos actuales, debido a que el líquido está cada vez menos disponible

Mundo

Elon Musk, absuelto en demanda tras llamar pedófilo a espeleólogo

Lin Wood, abogada del espeleólogo, consideró que 190 millones de dólares en daños y perjuicios era apenas un rezongo para Musk

Policiaca

Arde un samaritano

Por tratar de ayudar a un conductor al que se le descompuso su auto, se impregnó de gasolina y ésta se incendió

Policiaca

Vinculan a feminicida

Escondió el cadáver en una maleta. Podría pasar hasta 60 años tras las rejas

Policiaca

Asaltan tienda de telefonía

Versiones extraoficiales señalan que los ladrones se apoderaron de 60 teléfonos celulares de alta gama

Local

Ejemplar labor del Voluntariado DIF

Acompañado de la señora Yolanda Ramírez de Orozco, el gobernador encaezó un acto de agradecimiento a los 220 voluntarios de esa institución

Local

Las nuevas guerras se librarán por agua

Urge modificar los patrones de consumo y diseñar políticas más acordes a los tiempos actuales, debido a que el líquido está cada vez menos disponible