/ martes 25 de febrero de 2020

Filmes alemanes toman la Berlinale

Mejora la selección de cintas en la competencia del festival; Latinoamérica esta vez decepciona

Berlín.- La primera de las tres películas alemanas en el programa oficial acaparó la atención de público local. Su realizador Christian Petzold regresa por enésima vez a la Berlinale, esta vez con Undine, una contemporánea trágica historia de amor inspirada de la mitología teutónica.

Se trata de una especie de melodrama de altos vuelos sobre fondo sobrenatural. Muy bien narrado y ambicioso en su concepción el filme se antoja como una meditación sobre el poder intemporal del amor.

Esta mezcla de realidad con lo fantástico resulta desigual y a veces poco creíble. A pesar de que uno no logra siempre seguir el realizador en su ejercicios de equilibrio estilístico abundan momentos de considerable poder que colocan a la película entre lo poco verdaderamente interesante visto hasta ahora en competición.

Al considerar el resto de los filmes estrenados en este inicio de la segunda semana del certamen se anotan en ellos destellos de mejoría en comparación con lo visto a lo largo de la primera parte del festival. Presentada en competición la producción independiente norteamericana Primera vaca dirigida por Kelly Rechardt, resultó ser una evocativa semblanza de los pioneros norteamericanos a la vez que se presta como una meditación sobre el polarizado estado de la Unión Americana de hoy día.

Sólidamente anclado en el pasado histórico de Romania se presento por otro lado,en la seccion paralela Forum, el ultimo aporte del laureado cineasta Radu Jude, En letras capitales, donde se reconstruye a base de documentos da archivos y de ficción un episodio de la época socialista del país, bajo el gobierno Ceausecu y las actividades de la Securitate, la temible policía secreta del régimen.

El transfondo histórico/político de Australia y el exterminio de los aborígenas por los colonizadores britanicos, sirve de telón de fondo a Alto territorio de Stephen Maxwell Johnson, presentado en función especial. Se trata de un visualmente poderoso western de los antípodes que a pesar de un cierto academismo aborda con mucho respecto y justa mirada el tema de la opresión de los indígenas.

De America Latina vimos la segunda aportación de Argentina con Un crimen común de Francisco Marquez (presentado en Panorama) que dejó mucho que desear al igual que en el caso de El prófugo estrenado en competición, a pesar de su interesante tema, aquel de la responsabilidad social.

Tampoco se podría pretender que quedaría en los anales del festival Todos los muertos dirigida por Caetano Gotardo y Marco Dutra presentada en un desigual y mal armado retrato de dos familias de diferente clase social en 1890, año de la abolición de la esclavitud en Brasil, país que, a pesar del desastroso para la vida política, social y la cultura del régimen Bolsonaro, cuenta con más de 10 películas seleccionadas en la Berlinale. Otro régimen represor, aquel de Chile, fue objeto de airadas protestas frete a la sede del Mercado del Film (EFM) ya que este anio Chile figura como el pais invitado de honor por el EFM.

Las aportes de “peso pluma “ de este inicio de semana llegaron de dos potencias de la producción fílmica europea, Italia y Francia.

De la primera, Matteo Garrone propuso en función especial su versión de Pinocho con la coactuación de Roberto Begnini. Se trata de una “ilustracion” poco inspirada dirigida a un publico de ninios que no aprovecho de manera alguna el trasfondo social del cuento clasico de Carlo Collodi del siglo diecinueve. Se espera con gran interés la anunciada versión de Guillermo del Toro. Seguramente que no será…anodina!

De Francia, la segunda película gala en competición, una comedia de Benoit Delepine y Gustave Kervern, Borrar la historia: el ataque cibernético de bases de datos de los gigantes tecnológicos por un grupo de haqueadores.

Berlín.- La primera de las tres películas alemanas en el programa oficial acaparó la atención de público local. Su realizador Christian Petzold regresa por enésima vez a la Berlinale, esta vez con Undine, una contemporánea trágica historia de amor inspirada de la mitología teutónica.

Se trata de una especie de melodrama de altos vuelos sobre fondo sobrenatural. Muy bien narrado y ambicioso en su concepción el filme se antoja como una meditación sobre el poder intemporal del amor.

Esta mezcla de realidad con lo fantástico resulta desigual y a veces poco creíble. A pesar de que uno no logra siempre seguir el realizador en su ejercicios de equilibrio estilístico abundan momentos de considerable poder que colocan a la película entre lo poco verdaderamente interesante visto hasta ahora en competición.

Al considerar el resto de los filmes estrenados en este inicio de la segunda semana del certamen se anotan en ellos destellos de mejoría en comparación con lo visto a lo largo de la primera parte del festival. Presentada en competición la producción independiente norteamericana Primera vaca dirigida por Kelly Rechardt, resultó ser una evocativa semblanza de los pioneros norteamericanos a la vez que se presta como una meditación sobre el polarizado estado de la Unión Americana de hoy día.

Sólidamente anclado en el pasado histórico de Romania se presento por otro lado,en la seccion paralela Forum, el ultimo aporte del laureado cineasta Radu Jude, En letras capitales, donde se reconstruye a base de documentos da archivos y de ficción un episodio de la época socialista del país, bajo el gobierno Ceausecu y las actividades de la Securitate, la temible policía secreta del régimen.

El transfondo histórico/político de Australia y el exterminio de los aborígenas por los colonizadores britanicos, sirve de telón de fondo a Alto territorio de Stephen Maxwell Johnson, presentado en función especial. Se trata de un visualmente poderoso western de los antípodes que a pesar de un cierto academismo aborda con mucho respecto y justa mirada el tema de la opresión de los indígenas.

De America Latina vimos la segunda aportación de Argentina con Un crimen común de Francisco Marquez (presentado en Panorama) que dejó mucho que desear al igual que en el caso de El prófugo estrenado en competición, a pesar de su interesante tema, aquel de la responsabilidad social.

Tampoco se podría pretender que quedaría en los anales del festival Todos los muertos dirigida por Caetano Gotardo y Marco Dutra presentada en un desigual y mal armado retrato de dos familias de diferente clase social en 1890, año de la abolición de la esclavitud en Brasil, país que, a pesar del desastroso para la vida política, social y la cultura del régimen Bolsonaro, cuenta con más de 10 películas seleccionadas en la Berlinale. Otro régimen represor, aquel de Chile, fue objeto de airadas protestas frete a la sede del Mercado del Film (EFM) ya que este anio Chile figura como el pais invitado de honor por el EFM.

Las aportes de “peso pluma “ de este inicio de semana llegaron de dos potencias de la producción fílmica europea, Italia y Francia.

De la primera, Matteo Garrone propuso en función especial su versión de Pinocho con la coactuación de Roberto Begnini. Se trata de una “ilustracion” poco inspirada dirigida a un publico de ninios que no aprovecho de manera alguna el trasfondo social del cuento clasico de Carlo Collodi del siglo diecinueve. Se espera con gran interés la anunciada versión de Guillermo del Toro. Seguramente que no será…anodina!

De Francia, la segunda película gala en competición, una comedia de Benoit Delepine y Gustave Kervern, Borrar la historia: el ataque cibernético de bases de datos de los gigantes tecnológicos por un grupo de haqueadores.

Policiaca

Casi se mata un veloz biker

Tras caer de su costosa motocicleta Harley, derrapó por más de 15 metros. Fue hospitalizado

Local

La Purísima luce vacía

Los pocos clientes que se acercan a este tianguis, suelen retirarse temerosos cuando observan los trabajos de limpieza emprendidos por el Ayuntamiento

Local

Se cierra San José de Gracia por la pandemia

Durante esta Semana Santa no se admitirá el acceso a ninguno de los puntos de interés turístico, incluida principalmente el área donde se ubica el Cristo Roto

México

CCE pide que se organicen para revocación de mandato de AMLO

Salazar Lomelín hizo un llamado a quienes buscan que López Obrador deje la presidencia por su inacción ante la crisis por el Covid-19

Mercados

Oxígeno para constructores, han detenido varias obras

Decreto publicado en el Diario Oficial paliará déficit de insumos; podrán laborar algunas semanas

Local

IMSS contrata a otros 70 médicos

A los servicios de tiempo completo se incorporaron poco más de 100 personas para formar equipos multidisciplinarios de salud

Local

Llevan alimentos a familias ladrilleras

Continúan los apoyos del Ayuntamiento de Aguascalientes ante la contingencia provocada por Covid-19

Mundo

Wuhan pone fin a semanas de confinamiento

La reapertura de la ciudad se dio posterior a que se informaron únicamente sobre tres nuevos casos de Covid-19 dentro de las últimas semanas

Local

Se cierra San José de Gracia por la pandemia

Durante esta Semana Santa no se admitirá el acceso a ninguno de los puntos de interés turístico, incluida principalmente el área donde se ubica el Cristo Roto