imagotipo

ATALAYA

  • Redacción

ERROR DE CÁLCULO.- Una publicación un tanto mordaz es la que hizo ayer el diputado panista Juan Guillermo Alaniz de León, quien minutos después de haber recibido la segunda iniciativa de un paquete de reformas que propondrá el Ejecutivo, de manos del secretario general de Gobierno, Javier Luévano Núñez, “subió” a su perfil del Facebook que había recibido la iniciativa de Ley de Protección de Datos Personales en posesión de los sujetos obligados del estado de Aguascalientes y sus municipios, de manos del “titular de Transparencia, Javier Luévano”, nadie supo si fue distracción, acelere o adelanto de un posible cambio en el gabinete estatal, lo que sí es que minutos después de ese “error” lo corrigió y aclaró que se trataba del Secretario General de Gobierno.

RATEROS PROTEGIDOS.- El sector comercio también resiente el no poder exhibir a los rateros conocidos, pues a pesar de ser constantemente “golpeados” por los amantes de lo ajeno, de quienes gracias a las cámaras de seguridad llegan a tener imágenes que bien pueden ser publicadas en sus establecimientos y otros espacios, a fin de “boletinar” a quienes un día y otro también se dedican a tomar lo que no les corresponde y hurtar en los negocios, resulta que no pueden hacerlo porque corren el riesgo de recibir la llamada de atención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pero lo cierto es que los rateros son fácilmente ubicados por los comerciantes y “empleados de las tiendas que al ver a algunas personas los han identificado y sobre ellos hay especial seguimiento o bien a otras personas se les semblantea, pero sigue siendo complicado identificar plenamente a quienes se dedican a eso”.

PRESENTACIÓN.- Esta mañana a las 9:30 horas, en el aula isóptica de la UAA, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que preside Jesús Eduardo Martín Jáuregui, hará la presentación de la monografía sobre el derecho humano al agua, en el que participaron 12 personas con sus correspondientes temas. De esta manera, la CEDH lanza su proyecto “La voz que clama”, un trabajo periódico sobre aspectos relacionados con los derechos humanos.

QUEJA CIUDADANA.- La redacción de este Diario recibió una queja ciudadana en la que se denuncia que muchos trabajadores del Gobierno estatal fueron despedidos en enero, sin que hasta el momento hayan recibido liquidación alguna. El reporte atendido por este Diario se refiere de manera específica a ex empleados del Instituto del Agua de Aguascalientes (INAGUA), por lo que hace un llamado a las autoridades competentes para que cuanto antes tomen cartas en el asunto.

PRIMER ENCUENTRO DE DANZA CONTEMPORÁNEA.- Ayer, en el Teatro Morelos, el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA), en conjunto con la Universidad de las Artes y la Escuela de Danza “George Berard”, dio inicio al “Primer Encuentro de Danza Contemporánea” con la finalidad de que éste se convierta en un punto de reunión entre la sociedad y quienes se dedican a esta expresión dancística. El evento concluye hoy a las 18:00 horas en el lugar antes mencionado, con entrada gratuita.

SE INVESTIGA DE DÓNDE VINIERON LOS ANTIGUOS POBLADORES.- Mediante un amplio trabajo de investigación, coordinado por el Centro INAH de Michoacán, se estará analizando el ADN rescatado de los asentamientos localizados desde el sur de los EUA, hasta la región del Bajío, lo que permitirá conocer el desplazamiento de los antiguos grupos humanos que habitaron el norte de nuestra República y también cuáles fueron los grupos que se emparentaron, según lo dio a conocer Ana María Pelz Marín, antropóloga del Centro INAH Aguascalientes.

EN BREVE LA BASIFICACIÓN DE 200 MENTORES.- Según lo dio a conocer el secretario general de la Sección uno del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Mario Armando Valdez Herrera, alrededor de 200 maestros obtendrán en los próximos meses la base correspondientes. Algunos de estos docentes –explicó- son los responsables de impartir las clases de inglés, otros pertenecen a los subsistemas CECyTEA y Conalep.

MUERTES Y MÁS MUERTES.- Más de 2 mil 500 feminicidios tienen lugar cada año en México; cada dos horas una mujer es asesinada en América Latina, cuatro personas mueren al día por culpa de los camiones de doble remolque, durante la gestión del gobierno actual se han presentado más de 5 mil secuestros y al final, pese a las estadísticas y los casos que alarman a cualquiera en México, reina la impunidad. Nombres como Lesvy Berlín, Héctor Gandini, Javier Sicilia y muchos otros se han vuelto los estandartes del dolor, la injusticia, el miedo, la lucha contra la impunidad. La primera, una de tantas mujeres asesinadas y luego culpada de su propia muerte por las primeras investigaciones; el segundo es el nombre de un padre que movido por el dolor de la pérdida de un hijo ha buscado que se prohíba el uso de camiones de doble remolque, sin embargo, su dolor sigue sin tener la respuesta anhelada; el tercero también perdió a un hijo a manos de la violencia, comenzando por la angustia de no encontrarlo para después saber que, al igual que miles de padres, había perdido a su hijo a manos del crimen organizado. Los casos de impunidad y violencia ocurren todos los días, el modo de proceder en México ya parece estar establecido en un manual sin sentido, la víctima siempre es culpable y si no es culpa de la víctima tampoco se trata de la omisión en leyes ni de la corrupción que permite a empresas pasar por encima de la Constitución, como ejemplo, el transitar con vehículos que amenazan la seguridad e integridad de los demás. En el caso de Héctor Gandini y Javier Sicilia hablamos de padres que han ocupado su dolor para tratar de evitar más tragedias; son figuras representativas en distintas luchas, pero también hombres que gracias a su trayectoria tienen la oportunidad de ser escuchados, y aun así las legislaciones y mejoras buscadas por ambos no se alcanzan. Gandini ha sido vocero del número de víctimas constantes ocasionadas por accidentes con vehículos de doble carga, que evidentemente ponen en riesgo la seguridad de muchos. Los gritos de Sicilia comenzaron clamando una paz que no llegó y que cada día se ve más lejana con los descubrimientos de fosas y la imposibilidad de identificar a quienes pertenecían los restos, pero detrás de todos los gritos hay más familias y padres que no pueden ser escuchados, víctimas de los atracos de criminales y también de los señalamientos absurdos en las investigaciones. En México los culpables terminan siendo inocentes y los agredidos de alguna forma son por sí mismos culpables o criminales. Recientemente en la México-Puebla una familia perdió a su hijo más pequeño, dos de sus integrantes fueron violadas y en la búsqueda de auxilio se toparon con que se les señalaba como delincuentes, la ineficiencia de unos termina siendo responsabilidad de nosotros y por eso a muchos les duele ser mexicanos, pero decir que me duele ser mexicana sería caer en criminalizar a nuestra nación de manera general. A mí no me duele ser mexicana, me duele México, me duele su gobierno y la indiferencia de gran parte de su gente, pero ante todo el dolor prevalece la necesidad de hacer algo, de reconocer la labor de los que no se callan, de quienes han señalado una y otra vez los errores que hemos cometido como nación, prevalece el orgullo ante las propuestas y la gente que ha defendido a las víctimas y por mexicanos que luchan y trabajan aún tengo esperanzas. Sin embargo, en medio de la esperanza me pregunto: ¿Cuántos más? ¿Cuántas muertes cuesta la justicia? Porque hasta ahora los miles de muertos no han sido suficientes, quizás por miedo o la incapacidad de enfrentar al poder, pero seguimos permitiendo que las mujeres sean señaladas como cualquieras que merecían morir, permitimos que prevalezca la corrupción en la SCT permitiendo que vehículos inapropiados circulen en las carreteras, nos callamos ante los crímenes, secuestros y violaciones de derechos humanos, y mientras los números de alarma aumentan, la corrupción y la impunidad reinan hasta que todos los mexicanos dejemos de lado el dolor y realmente exijamos justicia.