/ martes 12 de octubre de 2021

¡Organización!... Clave Para El Éxito

En la enciclopedia libre Wikipedia se define a las organizaciones que:

“son estructuras administrativas y sistemas administrativos creadas para lograr metas u objetivos con el apoyo de las propias personas, o con apoyo del talento humano o de otras características similares. Son entidades sociales que permiten la asociación de personas que interactúan entre sí para contribuir mediante sus experiencias y relaciones al logro de objetivos y metas determinadas”.

Entiéndase que la organización es una empresa, que define la capacidad organizativa de cualquier ente público, privado o social, en la que se determinan resultados de un proceso para lograr objetivos y fines propios de la organización.

Luis Arturo Rivas Tovar, en 2009 realiza un trabajo de investigación, en el que documenta la diversidad de corrientes que describen, la evolución de la teoría de la organización (en un total de fuentes de 981 libros y 590 artículos consultados). En su ensayo resalta algunas corrientes, que divide en dos grupos: en un plano a las teorías clásicas, que agrupa a las teorías científica, la funcional, la burocrática, la de relaciones humanas, la de sistemas cooperativos, la de los sistemas, la del comportamiento, la política, la del desarrollo, la de la contingencia y; en otro plano, las teorías modernas, la de la población ecológica, la institucional, la del costo de transacciones, la de los recursos y capacidades, la de la agencia, la del caos determinista, la de los sistemas alejados del equilibrio y, la de los sistemas complejos y adaptativos.

Destaco de entre las teorías clásicas, la de los sistemas cooperativos de (Chester Barnard 1938), quien concebía a las organizaciones como sistemas cooperativos; significa que, para alcanzar los objetivos, las personas no actúan, sino que se relacionan. Barnard, sugiere que las organizaciones se originan mediante la cooperación y la participación de las personas, refiere que entre más pequeñas son las organizaciones, es más alta la probabilidad de que coincidan los objetivos entre las personas, por lo mismo, estaría asegurada la cooperación; el postulado es “asegurar la cooperación de los miembros que la conforman, mediante un trato justo y beneficios recíprocos”.

Otra corriente, la teoría clásica de política (Selznick, Pfeffer, Croazier) postula que “la mejor forma de organización es la que crea coaliciones entre los diferentes grupos de interés que existen en ella y gestiona de manera positiva el conflicto”. Por su parte, la teoría clásica científica, postula “la mejor forma de organización es la que permite medir el esfuerzo individual”.

En cuanto a las corrientes de teorías de la organización modernas, la institucional (Di Maggio, Powel, 1938; Meyer, Rowan, 1977), postula “la mejor forma de organización es la que considera e integra a las personas que la hacen funcionar”; también moderna, la de los sistemas complejos adaptativos, postula que “la mejor forma de organización es la que permite ajustes continuos de sus elementos entre sí y con su entorno”. Del recorrido realizado en su investigación Rivera Tovar, estimamos que las cinco teorías descritas brevemente (clásicas y modernas), son inteligentes para adecuar en la lógica de un mejor funcionamiento de las organizaciones actuales.

A propósito, en los estatutos de nuestra organización política, morena, se prevé una instancia, denominada secretaria de organización que tiene como atribuciones la de “mantener el vínculo y la comunicación constantes con los Comités Municipales, y hacerse cargo de coordinar las tareas de afiliación y la realización de asambleas municipales”, de éste apartado estatutario, se desglosan tres tareas fundamentales: primero, asegurarse de la existencia, organización y funcionamiento de los comités municipales; segundo, mantener y/o actualizar el padrón de afiliados al partido y; tercero, asegurar la formalidad y legalidad de las asambleas municipales. Dichos componentes, representan la base para una adecuada organización.

El resultado deseado en una organización (indistintamente), no depende de una sola voluntad, sino del conjunto de voluntades que la integran; así como, en una sinfónica, su director unifica las voluntades para producir música al momento de combinar bien los sonidos en el tiempo, en una empresa u organización, el componente primordial se traduce en voluntad de cooperación y participación unánime, de sus integrantes.

Por cierto, está pendiente la asignatura de revisar a profundidad de nuestro partido (área de oportunidad), tomando como base o punto de partida, la lógica sugerida por algunas corrientes (las arriba mencionadas, entre otras), mismas que recomiendan mejoras en las formas de organización, para su efectiva y mejora en su funcionamiento deseado.

En la enciclopedia libre Wikipedia se define a las organizaciones que:

“son estructuras administrativas y sistemas administrativos creadas para lograr metas u objetivos con el apoyo de las propias personas, o con apoyo del talento humano o de otras características similares. Son entidades sociales que permiten la asociación de personas que interactúan entre sí para contribuir mediante sus experiencias y relaciones al logro de objetivos y metas determinadas”.

Entiéndase que la organización es una empresa, que define la capacidad organizativa de cualquier ente público, privado o social, en la que se determinan resultados de un proceso para lograr objetivos y fines propios de la organización.

Luis Arturo Rivas Tovar, en 2009 realiza un trabajo de investigación, en el que documenta la diversidad de corrientes que describen, la evolución de la teoría de la organización (en un total de fuentes de 981 libros y 590 artículos consultados). En su ensayo resalta algunas corrientes, que divide en dos grupos: en un plano a las teorías clásicas, que agrupa a las teorías científica, la funcional, la burocrática, la de relaciones humanas, la de sistemas cooperativos, la de los sistemas, la del comportamiento, la política, la del desarrollo, la de la contingencia y; en otro plano, las teorías modernas, la de la población ecológica, la institucional, la del costo de transacciones, la de los recursos y capacidades, la de la agencia, la del caos determinista, la de los sistemas alejados del equilibrio y, la de los sistemas complejos y adaptativos.

Destaco de entre las teorías clásicas, la de los sistemas cooperativos de (Chester Barnard 1938), quien concebía a las organizaciones como sistemas cooperativos; significa que, para alcanzar los objetivos, las personas no actúan, sino que se relacionan. Barnard, sugiere que las organizaciones se originan mediante la cooperación y la participación de las personas, refiere que entre más pequeñas son las organizaciones, es más alta la probabilidad de que coincidan los objetivos entre las personas, por lo mismo, estaría asegurada la cooperación; el postulado es “asegurar la cooperación de los miembros que la conforman, mediante un trato justo y beneficios recíprocos”.

Otra corriente, la teoría clásica de política (Selznick, Pfeffer, Croazier) postula que “la mejor forma de organización es la que crea coaliciones entre los diferentes grupos de interés que existen en ella y gestiona de manera positiva el conflicto”. Por su parte, la teoría clásica científica, postula “la mejor forma de organización es la que permite medir el esfuerzo individual”.

En cuanto a las corrientes de teorías de la organización modernas, la institucional (Di Maggio, Powel, 1938; Meyer, Rowan, 1977), postula “la mejor forma de organización es la que considera e integra a las personas que la hacen funcionar”; también moderna, la de los sistemas complejos adaptativos, postula que “la mejor forma de organización es la que permite ajustes continuos de sus elementos entre sí y con su entorno”. Del recorrido realizado en su investigación Rivera Tovar, estimamos que las cinco teorías descritas brevemente (clásicas y modernas), son inteligentes para adecuar en la lógica de un mejor funcionamiento de las organizaciones actuales.

A propósito, en los estatutos de nuestra organización política, morena, se prevé una instancia, denominada secretaria de organización que tiene como atribuciones la de “mantener el vínculo y la comunicación constantes con los Comités Municipales, y hacerse cargo de coordinar las tareas de afiliación y la realización de asambleas municipales”, de éste apartado estatutario, se desglosan tres tareas fundamentales: primero, asegurarse de la existencia, organización y funcionamiento de los comités municipales; segundo, mantener y/o actualizar el padrón de afiliados al partido y; tercero, asegurar la formalidad y legalidad de las asambleas municipales. Dichos componentes, representan la base para una adecuada organización.

El resultado deseado en una organización (indistintamente), no depende de una sola voluntad, sino del conjunto de voluntades que la integran; así como, en una sinfónica, su director unifica las voluntades para producir música al momento de combinar bien los sonidos en el tiempo, en una empresa u organización, el componente primordial se traduce en voluntad de cooperación y participación unánime, de sus integrantes.

Por cierto, está pendiente la asignatura de revisar a profundidad de nuestro partido (área de oportunidad), tomando como base o punto de partida, la lógica sugerida por algunas corrientes (las arriba mencionadas, entre otras), mismas que recomiendan mejoras en las formas de organización, para su efectiva y mejora en su funcionamiento deseado.