/ viernes 8 de julio de 2022

Café Fausto | Tres esculturas de Contreras para Aguascalientes

El próximo 13 de julio será el 120 aniversario luctuoso del escultor aguascalentense Jesús Fructuoso Contreras, quien tal vez me equivoco murió de cáncer en la Ciudad de México dejando un enorme legado de su obra para nuestro país.

Contreras llega a mi memoria de inmediato por el bello conjunto escultórico de la Plaza de la Paz en Guanajuato, lugar en el que disfruté de mi infancia. De ese conjunto sin duda resalta la mujer ubicada en la parte superior de la columna en que se adorna su cabeza con un tocado de laureles. El escultor aguascalentense dejó un legado enorme de obra de inmejorable calidad, mucha de ella recientemente rescatada de cierto olvido hasta la segunda mitad del siglo XX.

Además de las imperdibles esculturas que decoran el Paseo de la Reforma en la capital del país, entre las que están una con la efigie de José María Chávez y otra a Primo Verdad, sin duda la que más me impresiona y gusta es la titulada “Malgré Tout” realizada en mármol y que se encuentra en el Museo Nacional de Arte con una copia en bronce en la Alameda Central.

En una breve conversación telefónica con mi amigo Marco Antonio García Robles, especialista en la obra de Contreras me comentó que a su consideración es el mejor escultor del siglo XIX en México del que recordemos nació un 20 de enero de 1886 en nuestra ciudad y falleció en 1902 en la capital del país.

García Robles quien realizó su tesis de Maestría en Artes sobre la obra de Contreras consideró, y coincido con su comentario, que se requiere investigar y difundir más sobre la obra de este artista aguascalentense para dimensionar su legado que en gran medida tal vez, esto que a continuación añado ya es opinión de quien escribe, no es debidamente reconocido por haber sido un destacado escultor del periodo de la dictadura de Porfirio Díaz lo que provocó que los gobiernos posrevolucionarios no apreciaran debidamente su obra.

De Fructuoso Contreras recordemos que en su larga trayectoria como artista se destaca haber realizado los relieves y decoraciones del denominado Palacio Azteca en el Pabellón Mexicano en la Exposición Universal de París de 1889, las ya mencionadas veinte esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma entre otras muchas más importantes obras.

Aunque se han realizado varias destacadas acciones en nuestra entidad para difundir su obra en nuestras calles y plazas, cada vez que voy al Museo de Aguascalientes me duele ver que ahí se tiene una reproducción en fibra de vidrio de la pieza titulada “Malgré Tout” que ya requiere de restauración.

A partir de esto que comento es que hago la respetuosa propuesta a las próximas autoridades estatales del Instituto Cultural de Aguascalientes para que gestionen ante las autoridades federales y de la Ciudad de México para que se hagan reproducciones en bronce de las esculturas de “Malgré Tout” que está en la Alameda, así como de las existentes en Paseo de la Reforma de José María Chávez y Primo Verdad para que tengamos en nuestra ciudad una copia digna de esas piezas.

Las dos esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma, creo recordar que fueron realizadas en los últimos años del siglo XIX y fueron colocadas en esa vía en los primeros años del siglo XX, son sin duda parte del patrimonio artístico de México y también son piezas que nos permiten recordar a nuestros héroes y su legado como personas ilustres de nuestra entidad.

Ya entrados en gastos, si el gobierno estatal tiene la posibilidad, bien podría realizarse una reproducción de los pedestales de las esculturas de José María Chávez y Primo Verdad para que sean colocadas en algún lugar digno y seguro de nuestra localidad y se muestren tal cual se pueden ver en el Paseo de la Reforma.

Si bien el presupuesto de los gobiernos estatales regularmente no es el suficiente y en cultura hay mucho por hacer, pienso que sería muy positivo realizar esa acción que daría la oportunidad de que la población conozca y disfrute de estas otras importantes obras de Contreras que a su vez en el caso de las referentes a José María Chávez y Primo Verdad nos permite recordar y homenajear a dos destacados héroes de nuestro estado.

Reconocer y difundir nuestro patrimonio artístico y nuestra memoria histórica fortalece nuestra identidad cultural que es uno de los caminos fundamentales para definir el camino de la sociedad que deseamos construir.

El próximo 13 de julio será el 120 aniversario luctuoso del escultor aguascalentense Jesús Fructuoso Contreras, quien tal vez me equivoco murió de cáncer en la Ciudad de México dejando un enorme legado de su obra para nuestro país.

Contreras llega a mi memoria de inmediato por el bello conjunto escultórico de la Plaza de la Paz en Guanajuato, lugar en el que disfruté de mi infancia. De ese conjunto sin duda resalta la mujer ubicada en la parte superior de la columna en que se adorna su cabeza con un tocado de laureles. El escultor aguascalentense dejó un legado enorme de obra de inmejorable calidad, mucha de ella recientemente rescatada de cierto olvido hasta la segunda mitad del siglo XX.

Además de las imperdibles esculturas que decoran el Paseo de la Reforma en la capital del país, entre las que están una con la efigie de José María Chávez y otra a Primo Verdad, sin duda la que más me impresiona y gusta es la titulada “Malgré Tout” realizada en mármol y que se encuentra en el Museo Nacional de Arte con una copia en bronce en la Alameda Central.

En una breve conversación telefónica con mi amigo Marco Antonio García Robles, especialista en la obra de Contreras me comentó que a su consideración es el mejor escultor del siglo XIX en México del que recordemos nació un 20 de enero de 1886 en nuestra ciudad y falleció en 1902 en la capital del país.

García Robles quien realizó su tesis de Maestría en Artes sobre la obra de Contreras consideró, y coincido con su comentario, que se requiere investigar y difundir más sobre la obra de este artista aguascalentense para dimensionar su legado que en gran medida tal vez, esto que a continuación añado ya es opinión de quien escribe, no es debidamente reconocido por haber sido un destacado escultor del periodo de la dictadura de Porfirio Díaz lo que provocó que los gobiernos posrevolucionarios no apreciaran debidamente su obra.

De Fructuoso Contreras recordemos que en su larga trayectoria como artista se destaca haber realizado los relieves y decoraciones del denominado Palacio Azteca en el Pabellón Mexicano en la Exposición Universal de París de 1889, las ya mencionadas veinte esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma entre otras muchas más importantes obras.

Aunque se han realizado varias destacadas acciones en nuestra entidad para difundir su obra en nuestras calles y plazas, cada vez que voy al Museo de Aguascalientes me duele ver que ahí se tiene una reproducción en fibra de vidrio de la pieza titulada “Malgré Tout” que ya requiere de restauración.

A partir de esto que comento es que hago la respetuosa propuesta a las próximas autoridades estatales del Instituto Cultural de Aguascalientes para que gestionen ante las autoridades federales y de la Ciudad de México para que se hagan reproducciones en bronce de las esculturas de “Malgré Tout” que está en la Alameda, así como de las existentes en Paseo de la Reforma de José María Chávez y Primo Verdad para que tengamos en nuestra ciudad una copia digna de esas piezas.

Las dos esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma, creo recordar que fueron realizadas en los últimos años del siglo XIX y fueron colocadas en esa vía en los primeros años del siglo XX, son sin duda parte del patrimonio artístico de México y también son piezas que nos permiten recordar a nuestros héroes y su legado como personas ilustres de nuestra entidad.

Ya entrados en gastos, si el gobierno estatal tiene la posibilidad, bien podría realizarse una reproducción de los pedestales de las esculturas de José María Chávez y Primo Verdad para que sean colocadas en algún lugar digno y seguro de nuestra localidad y se muestren tal cual se pueden ver en el Paseo de la Reforma.

Si bien el presupuesto de los gobiernos estatales regularmente no es el suficiente y en cultura hay mucho por hacer, pienso que sería muy positivo realizar esa acción que daría la oportunidad de que la población conozca y disfrute de estas otras importantes obras de Contreras que a su vez en el caso de las referentes a José María Chávez y Primo Verdad nos permite recordar y homenajear a dos destacados héroes de nuestro estado.

Reconocer y difundir nuestro patrimonio artístico y nuestra memoria histórica fortalece nuestra identidad cultural que es uno de los caminos fundamentales para definir el camino de la sociedad que deseamos construir.