/ lunes 12 de agosto de 2019

Adiós libertad de expresión

POR: TOÑO MARTÍN DEL CAMPO

¿Qué significa ser intolerante? Que no tolera opiniones o actuaciones, o que actúa de una manera cerrada a la opinión de los demás aunque no tenga la razón, esta definición es el reflejo de la famosa “Ley Garrote”, aprobada en el estado de Tabasco con dedicatoria para los opositores de la refinería de Dos Bocas.

Impedir manifestaciones bajo el argumento de combatir las extorsiones, nos deja sorprendidos. Este tipo de acciones de los gobiernos federal y estatal emanados de Morena, es manifiesto de la incongruencia que se está dando día con día, cuando fueron oposición estaban en contra de todo y ahora que son gobierno están haciendo todo lo contrario.

Cuando el actual Presidente de la República andaba durante años en campaña, realizó infinidad de manifestaciones afectando incluso a terceros y ahora que está en el poder demuestra su intolerancia.

Es inaudito que el Gobernador y diputados de tabasco por órdenes de sus superiores de partido aprobaran que toda aquella persona que bloquee las vías de comunicación sea sancionada hasta con 20 años de prisión.

Las modificaciones al Código Penal estatal fueron palomeadas por el Congreso, también de mayoría morenista, y consistieron en agregar al artículo 196 las sanciones de prisión, ante ello lo diremos y lo seguiremos subrayando, el partido Morena y sus aliados son intolerantes a la libertad de expresión, cuando el Presidente de México lo ha presumido en sus conferencias mañaneras, diciendo que él hará lo que el pueblo le pida y que respetará todo tipo manifestaciones.

No dudamos que cree o piensa que todas las manifestaciones en contra de su gobierno son enviadas por la “mafia del poder”.

Definitivamente si esta ley se replica a nivel nacional, podría ser un peligro, es decir, están modificando leyes adaptadas a su conveniencia, como lo que pasó en el estado de Baja California extendiendo el periodo al Gobernador electo de dos a cinco años.

Es claro que este tipo de decisiones no son nada buenas para el país, el poder radicalizar entre los buenos y los malos, y hoy vemos que los que supuestamente eran buenos, salieron más malos que los malos.

Los pobladores de la zona donde se construirá la refinería Dos Bocas en comunidades como Tucta, Oxiacaque, o Mazateupa, áreas que se encuentran a pocos kilómetros del terreno donde estarán las instalaciones de Pemex, los derrames y explosiones de pozos petroleros del Campo Sen de Pemex han dejado a su paso no solo pérdidas ambientales, también enfermedades en la gente del lugar.

Las y los afectados denuncian al Gobierno estatal y federal la falta de servicios como la falta de medicamentos en los centros de salud, carencias en agua potable y la poca capacitación e integración para que personas nativas se empleen en la misma empresa productiva del Estado.

En las zonas petroleras de Tabasco las explosiones y derrames han dejado a su paso devastación ambiental como daños a la salud de los habitantes, una deuda que tiene el actual gobierno con sus pobladores y que deberá resarcir con urgencia, más no con leyes impositoras.

No tengo la menor duda que este tipo de leyes son experimentos dentro de un laboratorio de su política, podría asegurar que en un futuro intenten hacer este tipo de modificaciones a nivel república.

Definitivamente no permitiremos que esta ley transite, porque a todas luces violenta el derecho a la libre manifestación, y por ello el grupo parlamentario de Acción Nacional en el Senado de la República acudirá a las instancias correspondientes y, por supuesto, se tiene que presentar una controversia y serán los tribunales los que decidan si es o no procedente esta ley de la época de la prehistoria.

Estoy seguro que la justicia nos dará la razón, sin duda alguna esta iniciativa lleva dedicatoria, la intolerancia de quien coincide contigo estás de su lado y si no eres un corrupto.

México es y seguirá siendo un país libre, un país con libertad de expresión, siempre y cuando no afecten los intereses de las y los mexicanos, no podemos cambiar de la noche a la mañana las ideologías y mucho menos con las decisiones trogloditas de la “Cuarta Transformación”.

Twitter: @TMartinDelCampo

POR: TOÑO MARTÍN DEL CAMPO

¿Qué significa ser intolerante? Que no tolera opiniones o actuaciones, o que actúa de una manera cerrada a la opinión de los demás aunque no tenga la razón, esta definición es el reflejo de la famosa “Ley Garrote”, aprobada en el estado de Tabasco con dedicatoria para los opositores de la refinería de Dos Bocas.

Impedir manifestaciones bajo el argumento de combatir las extorsiones, nos deja sorprendidos. Este tipo de acciones de los gobiernos federal y estatal emanados de Morena, es manifiesto de la incongruencia que se está dando día con día, cuando fueron oposición estaban en contra de todo y ahora que son gobierno están haciendo todo lo contrario.

Cuando el actual Presidente de la República andaba durante años en campaña, realizó infinidad de manifestaciones afectando incluso a terceros y ahora que está en el poder demuestra su intolerancia.

Es inaudito que el Gobernador y diputados de tabasco por órdenes de sus superiores de partido aprobaran que toda aquella persona que bloquee las vías de comunicación sea sancionada hasta con 20 años de prisión.

Las modificaciones al Código Penal estatal fueron palomeadas por el Congreso, también de mayoría morenista, y consistieron en agregar al artículo 196 las sanciones de prisión, ante ello lo diremos y lo seguiremos subrayando, el partido Morena y sus aliados son intolerantes a la libertad de expresión, cuando el Presidente de México lo ha presumido en sus conferencias mañaneras, diciendo que él hará lo que el pueblo le pida y que respetará todo tipo manifestaciones.

No dudamos que cree o piensa que todas las manifestaciones en contra de su gobierno son enviadas por la “mafia del poder”.

Definitivamente si esta ley se replica a nivel nacional, podría ser un peligro, es decir, están modificando leyes adaptadas a su conveniencia, como lo que pasó en el estado de Baja California extendiendo el periodo al Gobernador electo de dos a cinco años.

Es claro que este tipo de decisiones no son nada buenas para el país, el poder radicalizar entre los buenos y los malos, y hoy vemos que los que supuestamente eran buenos, salieron más malos que los malos.

Los pobladores de la zona donde se construirá la refinería Dos Bocas en comunidades como Tucta, Oxiacaque, o Mazateupa, áreas que se encuentran a pocos kilómetros del terreno donde estarán las instalaciones de Pemex, los derrames y explosiones de pozos petroleros del Campo Sen de Pemex han dejado a su paso no solo pérdidas ambientales, también enfermedades en la gente del lugar.

Las y los afectados denuncian al Gobierno estatal y federal la falta de servicios como la falta de medicamentos en los centros de salud, carencias en agua potable y la poca capacitación e integración para que personas nativas se empleen en la misma empresa productiva del Estado.

En las zonas petroleras de Tabasco las explosiones y derrames han dejado a su paso devastación ambiental como daños a la salud de los habitantes, una deuda que tiene el actual gobierno con sus pobladores y que deberá resarcir con urgencia, más no con leyes impositoras.

No tengo la menor duda que este tipo de leyes son experimentos dentro de un laboratorio de su política, podría asegurar que en un futuro intenten hacer este tipo de modificaciones a nivel república.

Definitivamente no permitiremos que esta ley transite, porque a todas luces violenta el derecho a la libre manifestación, y por ello el grupo parlamentario de Acción Nacional en el Senado de la República acudirá a las instancias correspondientes y, por supuesto, se tiene que presentar una controversia y serán los tribunales los que decidan si es o no procedente esta ley de la época de la prehistoria.

Estoy seguro que la justicia nos dará la razón, sin duda alguna esta iniciativa lleva dedicatoria, la intolerancia de quien coincide contigo estás de su lado y si no eres un corrupto.

México es y seguirá siendo un país libre, un país con libertad de expresión, siempre y cuando no afecten los intereses de las y los mexicanos, no podemos cambiar de la noche a la mañana las ideologías y mucho menos con las decisiones trogloditas de la “Cuarta Transformación”.

Twitter: @TMartinDelCampo