/ lunes 13 de septiembre de 2021

A propósito de las Fiestas Patrias

En un mundo globalizado en donde los medios digitales se han vuelto parte de la vida cotidiana y en donde todos los días llegan a nosotros imágenes, sabores y sonidos de otras culturas, vale la pena hacer un alto para preguntarnos ¿qué nos identifica como mexicanos en la actualidad?

Nuestro país tiene una composición pluricultural que no se puede conceptualizar de manera aislada, el profesor Víctor Manuel García, de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM define la identidad como “estar orgulloso de la herencia de su tierra, sus tradiciones, su comida y elementos del territorio, y así dejar un beneficio cultural”.

Se han realizado múltiples estudios que pretenden definir a los mexicanos; entre ellos, hay una investigación realizada por la UNAM a través de la cual se aplicaron 32 mil cuestionarios en viviendas de todo el país. Su resultado es muy interesante pues contiene la visión de personas mayores de 15 años en torno a distintos tópicos como son religión, tradiciones y estilo de vida.

El escritor Héctor Aguilar Camín ha comentado que dicho estudio es una especie de "autorretrato" hecho por los mismos mexicanos al inicio del siglo XXI. Llaman la atención las opiniones con respecto a los retos que tiene el país, en donde el 77% de los encuestados creen que las dificultades económicas del país son culpa de la corrupción. En ese sentido, las tres cuartas partes de los mexicanos se califican a sí mismos como personas honestas.

En otro aspecto, al ser cuestionados la mayoría de los habitantes de este país considera a la familia como un valor central en su vida, y ahora son pocos quienes consideran que la mujer debe llegar virgen al matrimonio, pero al mismo tiempo el 90% acepta que la violencia forma parte de su entorno familiar.

Lleno de contrastes y perspectivas el país evoluciona y nos transforma cada día. Aunque cada cabeza es un mundo las raíces se mantienen intactas: nuestra historia, los Símbolos Patrios, la gastronomía, la arquitectura y todos los elementos que conforman la Identidad Nacional permanecen y se transmiten de generación en generación.

Ese conjunto de rasgos que nos identifican, nos dan unidad y fortalecen el sentido de pertenencia; por eso, más allá del bombardeo de información que llega hasta nosotros desde otras culturas, seguimos adaptando las circunstancias actuales como parte de nuestra identidad.

Por eso, más allá de las fiestas patrias en donde el nacionalismo se encuentra a flor de piel, es importante valorar la grandeza de nuestro origen, fortalecer la belleza de nuestras tradiciones y reconocer las virtudes de nuestra gente. Más allá de preferencias políticas, de características físicas o cualquier otro rasgo, la identidad que nos une debe imponerse y difundirse. En la diversidad también radica la grandeza. Por ello, hoy y siempre digamos con orgullo: ¡Viva México!

En un mundo globalizado en donde los medios digitales se han vuelto parte de la vida cotidiana y en donde todos los días llegan a nosotros imágenes, sabores y sonidos de otras culturas, vale la pena hacer un alto para preguntarnos ¿qué nos identifica como mexicanos en la actualidad?

Nuestro país tiene una composición pluricultural que no se puede conceptualizar de manera aislada, el profesor Víctor Manuel García, de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM define la identidad como “estar orgulloso de la herencia de su tierra, sus tradiciones, su comida y elementos del territorio, y así dejar un beneficio cultural”.

Se han realizado múltiples estudios que pretenden definir a los mexicanos; entre ellos, hay una investigación realizada por la UNAM a través de la cual se aplicaron 32 mil cuestionarios en viviendas de todo el país. Su resultado es muy interesante pues contiene la visión de personas mayores de 15 años en torno a distintos tópicos como son religión, tradiciones y estilo de vida.

El escritor Héctor Aguilar Camín ha comentado que dicho estudio es una especie de "autorretrato" hecho por los mismos mexicanos al inicio del siglo XXI. Llaman la atención las opiniones con respecto a los retos que tiene el país, en donde el 77% de los encuestados creen que las dificultades económicas del país son culpa de la corrupción. En ese sentido, las tres cuartas partes de los mexicanos se califican a sí mismos como personas honestas.

En otro aspecto, al ser cuestionados la mayoría de los habitantes de este país considera a la familia como un valor central en su vida, y ahora son pocos quienes consideran que la mujer debe llegar virgen al matrimonio, pero al mismo tiempo el 90% acepta que la violencia forma parte de su entorno familiar.

Lleno de contrastes y perspectivas el país evoluciona y nos transforma cada día. Aunque cada cabeza es un mundo las raíces se mantienen intactas: nuestra historia, los Símbolos Patrios, la gastronomía, la arquitectura y todos los elementos que conforman la Identidad Nacional permanecen y se transmiten de generación en generación.

Ese conjunto de rasgos que nos identifican, nos dan unidad y fortalecen el sentido de pertenencia; por eso, más allá del bombardeo de información que llega hasta nosotros desde otras culturas, seguimos adaptando las circunstancias actuales como parte de nuestra identidad.

Por eso, más allá de las fiestas patrias en donde el nacionalismo se encuentra a flor de piel, es importante valorar la grandeza de nuestro origen, fortalecer la belleza de nuestras tradiciones y reconocer las virtudes de nuestra gente. Más allá de preferencias políticas, de características físicas o cualquier otro rasgo, la identidad que nos une debe imponerse y difundirse. En la diversidad también radica la grandeza. Por ello, hoy y siempre digamos con orgullo: ¡Viva México!